HIPERPLASIA Y POLIPOS
ENDOMETRIALES.
DR FRANCISCO DEL PALACIO PINEDA.
JEFE DEL DEPARTAMENTO
GINECO OBSTETRICIA.
HISTOLOGIA.
El endometrio se divide en endometrio basal y
endometrio funcional. El basal no responde a
la progesterona y no se descama. A partir de él
se regenera la mucosa.
El funcional responde a la progesterona y se
descama en la menstruación. La mitad superior
del funcional forma la capa compacta en la
fase secretora y la inferior, la capa esponjosa.
HIPERPLASIA DEL
ENDOMETRIO.
Pólipo endometrial (hiperplasia focal)
Los pólipos endometriales son frecuentes;
generalmente, sésiles. En el 20% de los casos
son múltiples. Se producen alrededor de la
menopausia.
Por lo común son asintomáticos, pero pueden
sangrar. Se desarrollan por estimulación
estrogénica prolongada en áreas de endometrio
refractarias a la progesterona.
De regla el resto del endometrio es
proliferativo.
Hiperplasia (difusa).
Corresponde a un aumento de volumen del
endometrio por aumento tanto del componente
glandular como del estroma.
Las glándulas son de tipo proliferativo, pero
con mayor estratificación nuclear y más
mitosis. El endometrio puede ser normal
macroscópicamente o estar engrosado y ser
irregular.
Se presenta generalmente alrededor de la
menopausia y se produce por niveles
prolongadamente altos de estrógenos con
ausencia o disminución de la actividad
progestativa. Da origen a metrorragia.
Básicamente existen dos formas de hiperplasia
del endometrio:
- Normo típica
- Atípica.
Hiperplasia atípica.
Es una respuesta anormal del endometrio a la
estimulación estrogénica elevada y mantenida.
Las glándulas son irregulares; el estroma,
escaso.
La atipia nuclear está dada por núcleos
redondeados, grandes, con cromatina clara y
nucléolos prominentes.
A diferencia del endometrio proliferativo, que
tiene núcleos, hipercromáticos, alargados, en
cigarrillo .
La hiperplasia atípica es una lesión precancerosa.
El riesgo de que se desarrolle un carcinoma es
mayor en las hiperplasias con atipias nucleares.
Hiperplasia normo típica.
Puede interpretarse como la respuesta normal
del endometrio a la estimulación estrogénica
elevada y mantenida.
Esta forma puede ser simple o quística, esta
última tiene dilataciones glandulares a veces tan
acentuadas que dan aspecto de queso suizo.
Pólipos cervicales y endometriales
Tanto los pólipos cervicales como
endometriales son prolongaciones sesiles o
pedunculadas que surgen como tumores
blandos, solitarios o múltiples, generalmente
corresponde en cérvix a hiperplasia de epitelio
endocervical y en endometrio a hiperplasia del
tejido endometrial, tienen la característica de
ser muy vascularizados.
Estos pólipos en ocasiones producen
hemorragias.
Todo pólipo debe ser extirpado y remitido a
patología ya que en menopáusicas tienen
connotación maligna, además exige en este
grupo de pacientes practicar un legrado
completo de la cavidad endometrial ya que
acompañan al carcinoma endometrial en un
10%.
Hiperplasias endometriales.
El sangrado endometrial en pacientes postmenopáusicas originadas de hiperplasias sólo
representa un 5%. Una vez confirmado el
diagnóstico habrá que descartar una
tumoración ovárica productora de estrógenos.
La hiperplasia endometrial y la neoplasia
endometrial son dos enfermedades
biológicamente diferentes.
El único rasgo distintivo importante es la
presencia o ausencia de atipias celulares.
La hiperplasia adenomatosa atípica o
carcinoma in situ, es considerado el precursor
del carcinoma endometrial.
HIPERPLASIA ADENOMATOSA
SIN ATIPIAS:







Manejo:
Depoprovera 150 mg/mes 3 dosis.
Biopsia fraccionada.
Histeroscopia.
Resectoscopia.
Ablación endometrial.
Ecografía.
Biopsia por congelación de útero y anexos.
HIPERPLASIA ENDOMETRIAL
ATIPICA:





Manejo:
Legrado completo.
Deseo conservar útero:
Provera 10 mg/día por 14 días/mes.
Repetir biopsia 3- 6 meses.
Administrar provera 200 mg/día por 3 meses.
MUCHAS GRACIAS
Descargar

HIPERPLASIA Y POLIPOS ENDOMETRIALES