CONTROL DE LAS
INFECCIONES
HOSPITALARIAS
Dr. ALBERTO CESAR MANTEROLA
SACAS. AGOSTO 2004
ENFOQUE DEL CONTROL DE LAS INFECCIONES
HOSPITALARIAS A LA LUZ DE:
Derecho a la Salud
Calidad
Equidad en la Atención
Tecnología en expansión
Equidad en los riesgos, la información
y la comprensión.
Alma Ata: Costo que los países puedan
afrontar
Participación del personal
Participación de pacientes y familiares
Elaboración
Control
PROGRAMA DE CONTROL DE LAS
INFECCIONES HOSPITALARIAS
VIGILANCIA
NORMATIZACION
EDUCACION
VIGILANCIA DE LAS INFECCIONES
HOSPITALARIAS
CONOCIMIENTO DE LA REALIDAD
EVALUACION
EJECUCION DE
LAS MEDIDAS
ELABORACION DE INDICADORES
DIFUSION DE LOS RESULTADOS
PARTICIPACION DEL PERSONAL EN LA MEDIDAS
A TOMAR, GUIAS, DECISIONES
ESTUDIOS PARA CONOCIMIENTO DE LA
REALIDAD DE LAS I.H. HOSPITAL GARRAHAN
ESTUDIOS DE PREVALENCIA
Generales: útiles sólo para motivación del personal
Específicos: lavado de manos, uso de catéteres,
Cumplimiento de recomendaciones
TASAS DE INCIDENCIA
Utiles para sectores del Hospital con alta probabilidad
De I.H. Terapia Intensiva. Neonatología
TASAS DE INCIDENCIA ACUMULADA
Utiles para control de las infecciones de sitio quirúrgico
ESTRATEGIAS PARA MEJORAR EL CUMPLIMIENTO
POR EL PERSONAL DE LAS RECOMENDACIONES PARA
CONTROLAR LAS INFECCIONES HOSPITALARIAS.
1 ) Participar en el diseño de los programas y en la elaboración
de las recomendaciones.
2) Participar en la realización de los estudios y recibir información
actualizada sobre los resultados que permitan al personal
involucrarse en el análisis de los problemas y las soluciones.
3) Recibir en forma individual o grupal los resultados de los
estudios de cumplimiento de las recomendaciones.
ESTRATEGIAS PARA MEJORAR EL CUMPLIMIENTO
POR EL PERSONAL DE LAS RECOMENDACIONES PARA
CONTROLAR LAS INFECCIONES HOSPITALARIAS.
4) Participar en forma frecuente en cursos, talleres, conferencias
5) Lograr que la estructura del hospital acompañe a las
recomendaciones.
6) Disponer en forma permanente de los insumos necesarios
para el control de la I.H.
Honang y Hurley, en Londres, 1997, después de la difusión de
recomendaciones para Control de I.H., estudiaron mediante un
cuestionario, el conocimiento de médicos y enfermeros de las
políticas y procedimientos para el control. Encontraron bajo
porcentaje de conocimiento, algo mejor entre los enfermeros.
Coopermth y col , en San Luis. EEUU, en 1999, elaboraron un
programa de control de infecciones por catéteres en UCI. El
cumplimiento de las recomendaciones fue alto en los
primeros meses y se correlacionó con las tasas de infección
asociada a catéteres. A los 18 meses no se encontraron
diferencia con lo que sucedía antes del comienzo del
programa.
Cohen y col. En New York. EEUU, evaluaron el lavado de manos
del personal de una unidad de terapia intensiva
neonatológica.
Clasificaron al riesgo en
1) Tocar por fuera de la incubadora.
2) Tocar dentro de la incubadora pero no al niño.
3) Tocar al niño.
Evaluaron 1438 toques en 38 sesiones. Sólo el 22,8 de los
niños o su ambiente eran tocados con manos lavadas y
guantes nuevos . Los resultados fueron algo mejores
en el nivel de riesgo 3 .
También había mejoría del cumplimiento significativa
cuando se utilizaba alcohol con glicerina.
WENT ,en Alemania en una revisión publicada este año, considera
que el personal de salud adhiere a las recomendaciones o guías
por 3 razones.
a) Porque creen que las medidas son efectivas.
b) Porque reciben retroalimentación .
c) Porque siguen modelos de su rol.
Agrega también que es importante que la institución tenga
objetivos muy bien definidos y con una fuerte tendencia para
cumplirlos.
Rosenthal y col. Llevaron a cabo varios estudios para evaluar
el efecto de la educación del personal y la devolución de las
observaciones realizadas de las conductas preventivas ,
sobre diferentes tasas de infección.
A) En 2 unidades de Terapia Intensiva de adultos, estudiaron
la infección urinaria en pacientes con catéter urinario por
mas de 24 hs. (21.3 por 1000 días catéter)
Al mismo tiempo observaron que el cuidado adecuado del
catéter se realizaba en el 83 % de los procedimientos y que
el lavado de manos era de acuerdo a normas en el 23.1 %
A continuación desarrollaron un intenso programa
educativo, que incluía la devolución al personal de las
observaciones de su conducta preventiva.
El cuidado adecuado de los catéteres aumentó al 96%, el
lavado de manos al 65.2% mientras que la infección
descendió a 12.4 por 1000 días catéter
B) Otro estudio tipo antes y después llevado a cabo por
Rosenthal y col, analizó las bacteriemias asociadas a
catéter (BAC) en 2 UCI. Evaluaron las BAC en fase 1 ( sin
educación del personal y sin devolución del cumplimiento
de recomendaciones) ; fase 2 ( con educación pero sin
devolución) y fase 3 ( después de educación y devolución
del cumplimiento)
El cumplimiento mejoró a lo largo del estudio de 11.1% de
los procedimientos al 46.63%.
Las tasas de BAC fueron : entre fase 1 hasta después de
fase 2: RR 0.37 (0.19-0.73) . Y entre fase 2 hasta después
de fase 3: RR 0.58 (0.29-1.18)
C) Un tercer estudio comparó el cumplimiento del lavado de
manos por parte del personal de UCI antes de intervención (17
%), con educación (44% RR 2.65 [2.33-3.02] ) y con
educación y devolución del cumplimiento (58% RR 1.86 [1.382.51 ] )
Interesante es una revisión sistemática de estudios de
densidad de incidencia en UCI, realizada por Gastmeier en
Hannover Alemania. Merecen señalarse la conclusión de
que las infecciones hospitalarias disminuyen cuando se
introducen principios de calidad en las condiciones de
rutina del trabajo hospitalario y también con la difusión de
resultados de estudios con comparación internacional de
tasas
Gastmeier y col. Infection 1999,27 supp 1:S1-S6
Otro trabajo recomendable es el publicado por Zuschneid y
col. en Alemania en el 2003. Presenta los resultados de los
programas de vigilancia de IH en 84 UCI durante 24 meses.
Señala una disminución de BAC de 2.1 por 1000 pacientes día
con catéter a 1.5 a lo largo de los 2 años.
Zuschneid y col. Infection Control Hospital
Epidemiology. 2003 julio, 24 (7) : 501-505
Kurlat y col desarrollaron en el Hospital de Clínicas San Martín
un programa de elaboración de guías de control de IH , con
participación de médicos y enfermeros que después tenían
que aplicarlas . Basaron las guías en las del CDC, con adaptación
a las características del Hospital.
Con la aplicación de esas recomendaciones las BAC, disminuyeron
de 20 por 1000 pacientes días con catéter central a 12.4 y de 7.7
producidas por gérmenes Gram negativos a 2.2. (estos cambios
son altamente significativos)
Kurlat I. y col. J. Hosp. Infect. 1998 oct; 40 (2) : 149-54
Participación de pacientes y familiares
En la revisión de las
recomendaciones
En la evaluación del
cumplimiento
Sugerencias. Encuestas. Buzón de
opiniones.
PROGRAMA
DE
CALIDAD
CONCLUSIONES
EL CUMPLIMIENTO DE GUIAS O RECOMENDACIONES PARA
LAS INFECCIONES HOSPITALARIAS ES LO MAS IMPORTANTE
DE UN PROGRAMA DE CONTROL.
LA PARTICIPACION DEL PERSONAL EN EL DISEÑO ,
EVALUACION, Y REVISION DE LAS MEDIDAS ES
FUNDAMENTAL.
LOS ESTUDIOS DE PREVALENCIA, INCIDENCIA E
INCIDENCIA ACUMULADA DEBEN REALIZARSE SEGÚN LAS
NECESIDADES DE CADA ESTABLECIMIENTO.
DEBERIA PENSARSE EN UNA MAYOR PARTICIPACION DE
PACIENTES Y FAMILIARES.
EVOLUCION DE CONCEPTOS
EDUCATIVOS
LA LETRA CON SANGRE ENTRA
LO QUE SE ESCUCHA SE PIERDE, LO QUE SE LEE SE CONOCE,
LO QUE SE HACE SE APRENDE.
SOLO SE APRENDE LO QUE PASA POR LOS INTERESES DE
CADA UNO.
PAULO FREIRE
LAS RECOMENDACIONES SON MEJOR APLICADAS SI SE
PARTICIPÓ EN SU ELABORACION.
DEMOCRACIA PARTICIPATIVA
Descargar

CONTROL DE LAS INFECIONES HOSPITALARIAS