HAZ CLIC PARA CONTINUAR
CAMBIOS DE VOLUMEN
Los cambios de volumen se
refieren a los cambios que
sufre la materia en relación al
espacio que ocupan.
Los cambios de volumen son
dos: contracción y dilatación.
Por
ejemplo,
un
cuerpo
aumenta su volumen si aumenta
el espacio que ocupa y, por el
contrario, si reduce su volumen
significa que disminuye el
espacio que ocupa.
HAZ CLIC PARA CONTINUAR
Contracción.
Es la disminución de volumen que sufre
un cuerpo al enfriarse.
Por ejemplo, los zapatos te quedan más
"sueltos " en invierno; al poner un globo
inflado en un tiesto con agua fría
disminuye su tamaño.
La contracción se entiende porque al
enfriarse los cuerpos, las partículas
están más cercanas unas de otras,
disminuye su movimiento y como
consecuencia disminuye su volumen.
HAZ CLIC PARA CONTINUAR
Dilatación.
Es el aumento de volumen
que
experimentan
los
cuerpos al contacto con la
temperatura.
Por ejemplo, el Mercurio
del termómetro se dilata
con facilidad y por eso es
capaz subir por un capilar
pequeño e indicar el alza
de temperatura.
HAZ CLIC PARA CONTINUAR
Este fenómeno no afecta sólo a
los líquidos o sólidos también a
los gases. Al recibir un
aumento
de
calor,
las
partículas se separan entre sí,
permitiendo que el gas se torne
más liviano y se eleve. Ejemplo
de esto es lo que hace posible
que los "globos aerostáticos"
se puedan elevar y desplazar.
HAZ CLIC PARA CONTINUAR
Pero toda regla tiene su
excepción y es el agua en
este caso quién confirma la
regla, porque al calentarse
entre los 0ºC y los 4ºC, se
contrae y al enfriarse se
dilata. Se conoce este
fenómeno como la dilatación
anómala del agua.
HAZ CLIC PARA CONTINUAR
Piensa y responde:
1. ¿Por qué los rieles de la línea
de tren tienen una pequeña separación?
2. ¿Por qué los cubos de hielo suenan al
echarlos en un vaso con jugo o agua
tibia?
3. ¿Qué
ocurre
cuando
pones
termómetro en agua con hielo?
un
4. ¿Cómo podrías inflar un globo sin
echarle más aire?
FIN
Descargar

Diapositiva 1