¡Un portal para ayudarte con el desarrollo de tu personalidad!
El prejuicio
Una debilidad común
©2007Miguel Ángel Ruiz Orbegoso
Del archivo: “Cómo explicárselo a mis hijos”
CLIC PARA AVANZAR
.
¿Qué imaginas?
Detente.
No te apresures a hacer clic.
Primero imagina todas las
posibilidades, a ver si logras
adivinar la imagen final que
hemos preparado, luego haz clic
para ver lo que sigue.
¿Qué imaginas?
El prejuicio es parecido.
La realidad rara vez coincide con
lo que imaginaste primero.
Para llegar a una buena
interpretación respecto de
cualquier asunto necesitas datos
suficientes. Si te precipitas,
seguramente estás cometiendo
un error.
¿Qué imaginas?
Y aunque pienses que tienes los
datos suficientes, a veces es mejor
esperar hasta realmente tener todos
los datos. Porque si te precipitas,
podrías estar cometiendo el mismo
error nuevamente.
¿Qué imaginas?
Sin embargo, no debes confundir el
prejuicio con el instinto, que es una
cualidad basada en la experiencia y
el conocimiento acumulados, muy
útil para discernir, por ejemplo, cómo
solucionar un problema difícil o para
descubrir procedimientos más
eficaces.
La persona realmente hábil con el
instinto no se precipita ni alardea,
sino que sabe esperar
pacientemente hasta comprobar sus
teorías e hipótesis, porque reconoce
que de lo contrario estaría
prejuzgando.
www.oratorianet.com
Descargar

Diapositiva 1