Saludos cordiales.
No a la manipulación de
las personas.
No al funcionalismo.
No a la indiferencia.
¿Qué podemos hacer?
Ven, Señor,
no tardes más.
Ven, Señor,
el mundo te
espera.
Ven, Señor,
no tardes más,
que sin ti
no hay salvación.
Sobre la tierra se oyó
una voz de promesa:
Un nuevo tallo dará la
raíz de Jesé.
Sobre la tierra se oyó
una voz de esperanza:
El «hágase» de la
Virgen, milagro de fe.
Ven, Señor, no tardes más.
Ven, Señor, el mundo te espera.
Ven, Señor, no tardes más,
que sin ti no hay salvación.
Hacia tu encuentro vendrán
los humildes y pobres.
Hacia tu encuentro vendrán
los que anhelan la paz.
Hacia tu encuentro vendrán
los que buscan tu reino.
Los que han sabido sufrir
por lograr libertad.
Ven, Señor, no tardes más.
Ven, Señor, el mundo te espera.
Ven, Señor, no tardes más, que
sin ti no hay salvación.
Hoy más que nunca,
Señor, necesito consuelo.
Hoy más que nunca,
Señor, necesito perdón.
Hoy más que nunca, Señor,
necesito alegría.
Hoy más que nunca, Señor,
necesito tu amor.
Ven, Señor, no tardes más.
Ven, Señor, el mundo te espera.
Ven, Señor, no tardes más,
que sin ti no hay salvación.
Canción: Gregorio Fernández
Descargar

Diapositiva 1 - Por un Mundo Mejor