La relación de pareja: estructura y funcionamiento
Objetivos
•
vínculos y funcionamiento psíquico: generalidades. Repetición y creación de lo
nuevo. Potencialidad amorosa y destructividad
•
tendencias narcisística o de amor objetal: predominio y combinaciones
•
relación entre resolución edípica y elección de objeto de amor. Lo avuncular
•
elección del objeto de amor
La relación de pareja
•
enamoramiento: ilusión de completud, de ser una unidad entre los dos
•
el límite a la ilusión: el problema de los límites en la relación de pareja
•
conflictos y distancias con el objeto. Lo compartible y lo incompartible
•
pactos y acuerdos
•
transferencia vincular: problemas en la práctica médica
Funcionamiento psíquico: individual y vincular
•
psiquismo individual y vínculos: combinan funcionamientos más maduros con otros más
inmaduros, funcionamientos constructivos con otros destructivos. Lo que varía en cada caso
son las proporciones, y sobre todo, qué tipo de funcionamiento predomina
•
frustración y dolor: se pueden elaborar, llevando a un crecimiento psíquico. O bien
derivarse en enfermedades corporales, o intentar expulsarlos a través de impulsos
violentos , o dar lugar a síntomas patológicos
•
cuando prevalecen los impulsos amorosos, un vínculo es un terreno privilegiado para el
crecimiento psíquico, el desarrollo y despliegue de la identidad, al enriquecimiento de la
vida mental, es vital y vitalizante
•
un vínculo es siempre mucho más que la suma de las partes, implica una creación de algo que
no existía previamente, una relación que modifica a los sujetos vinculados
•
aún cuando todo vínculo es conflictivo y aún si es frustrante, estimula aprendizajes y
favorece la elaboración de los propios conflictos
•
hay que diferenciar los vínculos francamente destructivos, de todos los anteriores
•
en el seno de los vínculos se repite lo mejor y lo peor del propio inconciente, pero se tiene
la posibilidad de aprendizajes, de creación, de dar lugar a lo nuevo
•
es común escuchar que algunos vínculos “sacan lo mejor de uno mismo”, y también, lo
contrario
El terreno previo al vínculo de pareja
•
vínculo de pareja: alternativa vital central en la vida de un ser humano. Búsqueda
pulsional: realización de deseos sexuales, necesidad de amar y ser amado.
•
otras cosas que se buscan al vincularse: combatir el sentimiento de soledad, de
miedo, de desprotección y desvalimiento
•
adolescencia: la salida de la familia, duelo por la relación infantil con los padres
(dependencia). Eficacia de la prohibición edípica/funcionamiento avuncular
•
corte con la familia de origen: elaboración o persistencia de impulsos edípicos:
medida de la influencia avuncular
•
“hambre” de objeto, impulso de la libido sexual, búsqueda de consolidación de la
identidad en el marco de la experiencia (erótica) con un objeto de amor por fuera
de la familia de origen
•
elección de objeto: según la propia constitución edípica, remodelada por la
maduración (lo nuevo), heterosexual u homosexual, con características parecidas
en parte a los padres, y en parte diferentes
- predominio narcisista: a) lo que se es (a sí mismo); b) lo que se ha sido; c) a lo
que se quisiera ser; d) a la persona que ha sido una parte de la propia persona
- predominio del amor objetal: objeto de apoyo, se busca y se ofrece algo del
amor y la protección parental, para cuidar y ser cuidado
El vínculo de pareja
•
enamoramiento: estado de intensa ilusión de ser uno entre los dos. Ilusión de
fusión, de completud como para el bebé (la unión con la madre es el “todo”).
Ejemplos de la cultura (la media naranja, etc.)
•
el cuerpo compartido: reviviscencia de algo del vínculo temprano en la pareja,
experiencia fusional del orgasmo
•
ilusión de que el vínculo protegerá contra el dolor mental, reflejo de la ilusión
omnipotente de la infancia
•
enamoramiento: se mejoran los rasgos del objeto, se disminuye la importancia o
aún la presencia de lo frustrante
•
junto con la disminución del juicio crítico, se puede creer (ilusoriamente) que el
otro, por amor, cambiará en el sentido deseado
•
ése, justamente, es a la vez la ilusión y el deseo central del enamoramiento: que el
objeto complete todo, que pueda satisfacer todos los deseos
•
nivel metabólico: se observa una actividad particular en 12 zonas del cerebro, así
como secreción de neuro hormonas y neurotransmisores
•
aumenta la feniletilamina, que a su vez, lleva a un incremento de dopamina, uno de
los neurotransmisores encargados de transmitir los impulsos nerviosos
relacionados al deseo y al placer
Los límites, los conflictos
•
los límites de la relación: en la fantasía inconciente más preciada, en el
enamoramiento la unión implica el “todo”. Pero lo imposible del deseo y la realidad del
objeto, pondrán límite a la ilusión
•
el deseo inconciente es por definición, un imposible. El Yo, en contacto con la
realidad, es el encargado de modular la frustración. En qué medida lo logra? En qué
medida se acepta y se tolera la desilusión?
•
los conflictos de pareja: la realidad del objeto desmiente la ilusión del
enamoramiento, se lo puede llegar a odiar y desear destruirlo, simplemente por lo
que es
•
lo compartible y lo incompartible, que enfrenta con el dolor de soportar la exclusión,
que frustra y expone a la soledad
•
se puede hablar de las sensaciones corporales, sentimientos, del pasado de cada uno,
de los otros vínculos, pero solo se puede compartir todo eso en ese plano
•
del mismo modo, no se puede sentir lo que siente el otro, solo se lo puede describir
con palabras, como los colores, olores y sonidos
•
en la Argentina, cada tres días muere una mujer a manos de su pareja o ex pareja.
En la Prov. de Bs. As. se denuncian 166 casos de violencia diarias
Distancia entre el Yo y el objeto
Fusión versus autonomía
•
el anhelo de fusión (formar un todo con el objeto) puede ser deseado, por el
temor a la autonomía sentida como amenaza de soledad y abandono
•
pero puede ser conflictivo, por temor a la pérdida de la propia identidad,
desdiferenciada en la fusión
•
normalmente, se tienen las dos tendencias, a la fusión y a la diferenciación, ambas
tendencias: pueden hallarse en relativo equilibrio, de modo de dar lugar a una rica
variedad de experiencias,
•
lo anterior se logra cuando el Yo tolera la realidad: aunque sea frustrante o aún
dolorosa, la puede aceptar. Se dice de un Yo con esas capacidades, que es fuerte
y flexible
•
es una experiencia vital y valiosa el poder fusionarse en el enamoramiento (ej.:
orgasmo), y poder salir de esa vivencia sin dificultad, aún aceptando la
frustración de que se termine
•
la capacidad de tolerancia a la desilusión, la frustración y la incertidumbre de la
vida son reflejo de la fortaleza del Yo
•
la estabilidad de la elación de pareja refleja la existencia de pactos y acuerdos
inconcientes. Mientras una relación se mantiene, es que estos acuerdos existen,
aún si desde el exterior, pareciera que la relación es frustrante
Del enamoramiento al amor
•
relaciones de pareja: algunas terminan al enfrentar la desilusión que implica la
salida del estado de enamoramiento, que es necesariamente pasajero
•
otras en cambio, pueden pasar del enamoramiento al amor, sentimiento en el que
la ilusión aún está presente, pero ya no en la forma exaltada del enamoramiento
•
el sentimiento de amor es más profundo y estable, aparece cuando se han podido
aceptarle al objeto, aunque sea en parte, sus límites reales
•
esto sucede cuando el Yo de cada miembro de la pareja tiene posibilidades de
soportar y elaborar la desilusión, y aún así reconocer lo bueno del vínculo
•
requiere de aceptar al objeto, viéndolo imperfecto y con limitaciones, y aún así
reconocerle y valorar lo que puede dar. Aceptar que en parte frustre, y solo en
parte pueda satisfacer
Transferencia vincular en la práctica médica
•
el médico se encuentra en muchos casos con su paciente y la pareja del mismo;
debe tenerse en cuenta que los vínculos hacen transferencia de modo análogo a
los individuos
•
las parejas cuya relación es patológica plantean problemas al médico, que pueden
quedar envuelto en la trama de la relación
•
según sea la estructura de la pareja, el médico puede ser visto como lo es el lugar
del padre: respetado y valorado, desvalorizado o no confiable, como alguien muy
distante o muy cercano, etc.
•
si la pareja tiene una relación marcada por los celos intensos, el médico puede ser
excluido, o solicitado en complicidad por alguno de los miembros de la pareja,
para excluir al otro
•
puede ser receptor de los excesos pulsionales: exigencia desmedida, idealización,
violencia, solicitación erótica, etc.
Descargar

Diapositiva 1