CARTA DE UN AMIGO…
¿Como estás? Te escribo
para decirte que te quiero y que
me interesas mucho.
Te vi ayer cuando estábas
platicando con tus amigos y
aguardé todo el día con la
esperanza de que quisieras
platicar conmigo también.
Entrega inmediata
Al caer la tarde, envié para tí un
crepúsculo de lo más hermoso y una
brisa fresca para que descansaras.
Esperé y esperé más nunca
llegaste…
Eso me dolió mucho, pero te
sigo amando porque soy tu amigo
incondicional.
Anoche al verte dormir, tenia
tantos deseos de acariciar tu frente,
que derramé rayos de luna sobre tu
almohada y sobre tu rostro.
Una vez mas esperé, deseando
estar junto a tí para que pudieramos
platicar.
Si tan solo supieras cuantos
regalos tengo para darte…
Por la mañana despertaste tarde y te
fuiste apresuradamente sin acordarte
nuevamente de mí, tu amigo.
Si quisieras y pusieras atención,
podrias oirme cuando te digo: ¡TE AMO!.
Trato de decírtelo en el azul del cielo
y en el suave susurro del viento, en las
hojas de los árboles y en los colores de las
flores. En las brillantes estrellas y en las
nubes de algodón:
¡ TE AMO!
Te lo grito en las cascadas de agua
que bajan de las montañas, y en los
truenos y relámpagos de las tempestades,
le doy canciones de amor a los pájaros
para que te canten.
Te envuelvo en el calor del
sol y perfumo el aire con los
aromas de la naturaleza.
Mi amor es lo más grande
que existe!
Deseo compartir contigo cada
instante de tu vida, las pequeñas cosas,
tus logros, tus fracasos y tus penas.
QUIERO VIVIR EN TI Y QUE
TU VIVAS EN MI!
Si tu quisieras podríamos pasarnos
una eternidad juntos desde ahora y para
siempre en el Cielo.
Te invito a un encuentro conmigo.
La decisión es tuya. TE ESPERO.
Tu Amigo Jesús
Jesús te ama tanto que
dió Su vida por ti.
Él quiere ser parte de tu
vida… Tu mejor amigo, tu
guía y tu confidente.
¿Te gustaria abrir la
puerta de tu corazón y
dejarlo entrar?
Todo lo que tienes que
hacer es decir la siguiente
oración con sinceridad:
“Querido Jesús,
Gracias por tu Amor
incondicional y por todas
tus bendiciones,
perdóname por ignorarte
tantas veces.
Yo sé que eres el Hijo de
Dios y te pido que entres
en mi corazón y perdones
todos mis pecados. Guía
mis pasos y ayúdame a
incluirte en mi vida
cotidiana y a compartir tu
amor con otros. Amén.”
ATENCIÓN
NECESITO MENSAJEROS PARA
ENTREGAR ESTA MISIVA.
POR FAVOR REMITELA A TODOS
TUS AMIGOS, A CONOCIDOS Y
HASTA A DESCONOCIDOS.
¡GRACIAS!
Jesús
Si te ha gustado…
Envía este PowerPoint a un amigo
CLICK AQUÍ para enviar
Muchas más Presentaciones PPS en www.powerpoints.org
Si quieres suscribirte y recibir powerpoints gratis en tu email pulsa aquí
Descargar

Slide 1