DOCUMENTO 146
LA PRIMERA GIRA DE
PREDICACIÓN EN GALILEA
DOCUMENTO 146
LA PRIMERA GIRA DE PREDICACIÓN EN GALILEA




La primera gira de predicación pública de
Jesús empezó el domingo, 18 de enero del
año 28. Duró como unos dos meses,
finalizando en Cafarnaum el 17 de marzo.
Esta fue la 1ª vez que Jesús dejó predicar
libremente a los apóstoles, ayudados
también por los seguidores de Juan.
Predicaron y bautizaron a los creyentes.
En Galilea, Jesús recorrió en
esta 1ª gira los pueblos
cercanos al Mar de Galilea.
Rimón
Jotapata
Ramá
Zabulon
Iron
Giscala
Corazin
Madón
Caná
Naim
Endor
En este mapa pueden verse
alguno de ellos.
Vista de Galilea desde el Monte Tabor
La predicación en
Rimón.
En esta pequeña
ciudad, los
habitantes eran
adoradores de la
naturaleza, según
las enseñanzas de
Ramán y Zoroastro.
Por eso fue difícil la
conversión de estas
gentes.
Aquí fue donde
Todán escuchó por
primera vez el
evangelio del Reino
y mas tarde predicó
la buena nueva en
Mesopotamia y mas
allá del Eufrates
Aquí, en JOTAPATA, las gentes escucharon con gusto las enseñanzas de Jesús y
muchos aceptaron el evangelio del reino.
Pero lo mas interesante de este lugar fue las enseñanzas que dió Jesús a los
veinticuatro aclarando sus dudas sobre la oración, la acción de gracias y la adoración.
1. Cuando el corazón del hombre alberga una tendencia consciente hacia la iniquidad,
se destruye gradualmente la conexión que se haya podido obtener por medio de la
oración, con los medios espirituales entre el hombre y su Hacedor.
2. Una oración que es incompatible con las leyes de Dios, es una abominación para las
Deidades del Paraíso. “Si alguien desvía su oído para no escuchar la ley divina,
incluso su oración será una abominación”
3. Cuando el hombre
escucha hablar al espíritu
de Dios dentro de su
corazón, en esa
experiencia se encuentra
inherente el hecho de que
Dios escucha la oración
de ese hombre.
El Padre perdona nuestros
pecados incluso antes de
pedírselo, pero ese perdón
no estará disponible hasta
que no hayamos
perdonado a nuestros
semejantes.
4. Hay una ley
fundamental de justicia en
el universo.
Las glorias desinteresadas del Paraíso no pueden ser recibidas por una criatura
egoísta. Ni siquiera el amor infinito de Dios puede imponer la salvación de la
supervivencia a una criatura que no escoge sobrevivir.
5. Los que quieran recibir
misericordia, deberán mostrar
misericordia; no juzguéis para no
ser juzgados.
“Cualquiera que cierre sus oídos
al lamento del pobre, también
pedirá ayuda algún día y nadie lo
escuchará”.
La sinceridad de cualquier
oración es la garantía de que
será escuchada.
6. Cuando estéis totalmente
consagrados a hacer la voluntad
del Padre, todas vuestras
súplicas serán contestadas.
Aquello que un verdadero hijo
desea y el Padre infinito lo quiere, EXISTE.
7. El grito del justo es el acto de fe del hijo de Dios para abrir la puerta de la bondad,
verdad y misericordia del Padre. La oración no cambia la actitud divina hacia el
hombre, pero sí cambia la actitud del hombre hacia el Padre. La oración es el móvil
para tener acceso al oído divino y no el estado social, económico o religioso del que
ora.
8. La oración no se puede
emplear para evitar las
demoras del tiempo ni para
trascender los obstáculos
del espacio. Una oración
no es para conseguir
ventajas sobre los
semejantes. Un alma
totalmente egoísta es
incapaz de orar.
“Encomendad vuestro
camino al Señor, confiad
en Él, y Él actuará”
9. “Yo he salido del Padre,
por tanto, si alguna vez
tenéis dudas sobre lo que
debéis pedirle, pedidlo en
mi nombre y yo presentaré vuestra petición de acuerdo a vuestras necesidades y
deseos reales y en conformidad con la voluntad de mi Padre”. Evitad orar por vosotros
mismos, orad mas por el progreso espiritual de vuestros hermanos. Orad en espíritu y
por la abundancia de los dones del espíritu.
10. Cuando oréis por los enfermos y afligidos, vuestras súplicas no van a reemplazar
los cuidados que ellos necesitan. Orad también por el bienestar de vuestras familias y
•
•
•
•
•
•
•
•
amigos y especialmente por aquellos que os maldicen y persiguen.
En cuanto al momento en que debéis orar no os lo diré, pues es el espíritu que
reside en vosotros el que marcará el mejor momento para poneros en
comunicación con el Padre.
11. Mucha gente solo recurre a la oración cuando tiene dificultades. Esta bien
pedir ayuda cuando estáis agobiados, pero también deberíais acordaros de orar
cuando todo va bien para vuestra alma.
Que vuestras súplicas reales sean siempre en secreto. Las oraciones de acción
de gracias están bien para los grupos, pero la oración del alma es un asunto
personal. La única forma de oración apropiada para todos los hijos de Dios es:
“Sin embargo, que se haga tu voluntad”
12. Todos los que creen en este evangelio deberían orar sinceramente por la
expansión del reino de los cielos. Jesús hizo un comentario favorable sobre este
salmista: “Crea en mi un corazón limpio, Oh Dios y renueva un espíritu recto
dentro de mi. Purifícame de los pecados secretos y presérvame de las
transgresiones presuntuosas”.
La lengua humana es un órgano que pocos hombres saben domar, pero el
espíritu interior puede hacer de ella una suave voz de tolerancia y misericordia.
13. Jesús enseñó que la oración para recibir la guía divina es el sendero para
conocer la voluntad del Padre. Es decir, orar para obtener la sabiduría divina y
reconocer la presencia del espíritu, siempre con las luces que posea cada cual.
•
•
•
•
•
•
•
14. Jesús previno a sus discípulos sobre las oraciones adornadas, elocuentes,
acompañadas de sacrificios, ayuno o penitencia, no por eso son mas efectivas.
La oración debe ser un medio de elevarse a la verdadera adoración a través de
la acción de gracias.
15. Jesús dijo a continuación: “No os preocupéis constantemente por vuestras
necesidades ordinarias. Mediante la oración y la súplica exponed vuestras
necesidades ante vuestro Padre que está en los cielos”
16. Jesús enseñó a sus seguidores que después de orar debían permanecer un
tiempo en recogimiento para percibirlos beneficios de un alma atenta
Jesús enseñó que la adoración hace al adorador cada vez mas semejante al ser
que adora
LA PARADA EN RAMÁ
En Ramá Jesús tuvo un interesante debate con un anciano filósofo griego. Éste
enseñaba que la ciencia y la filosofía eran suficientes para satisfacer las
necesidades de la experiencia humana. Jesús después de escucharle le
dijo:”Allí donde tu terminas, empezamos nosotros”. Los esfuerzos intelectuales
pueden rebelar los hechos de la vida, pero el evangelio del reino descubre las
verdades de la existencia. Durante mas de una hora, Jesús enseño a este
griego las verdades salvadoras del evangelio del reino y como era sinceramente
honrado de corazón, creyó en este evangelio de salvación.
Descargar

DOCUMENTO 146