VIVIR TRANQUILO
No me lleves a las cumbres
azotadas por los vientos
donde la copa del árbol
vive en constante lamento.
Quiero vivir en el valle
rodeado de silencio,
contemplando los colores
que aparecen en mi huerto.
No me cuentes al oído
tus penas y desconsuelos,
sin detenerte a mirar
lo que en mi corazón llevo.
Quiero vivir alejado
del dolor y el sufrimiento,
insensible como el astro
que gira en el firmamento.
No me lleves a otros mundos,
infatigable viajero,
tú que vives, sin vivir,
en constante movimiento.
Déjame pasar mis horas
rodeado de recuerdos,
y vivir con la quietud
con que vive el árbol muerto.
RAMÓN
Descargar

VIVIR TRANQUILO