• Estudiaremos una serie de terribles desastres
que Dios permitió debido a sus pecados.
Ambos reinos cayeron, y los cautivos pasaron
muchos años en tierras extranjeras.
• El cautiverio de su pueblo causó gran dolor en
el corazón de Dios. Sin embargo, la Biblia nos
enseña que “el Señor al que ama, disciplina, y
azota a todo el que recibe por hijo” (He 12:6)
• Necesitamos aprender que si Dios nos trata en
forma severa es para que nos alejemos del
pecado, lo hace con un corazón lleno de amor.
En amor, Dios a menudo recibe a aquellos que
vagan en el pecado y que vuelven a la
comunión con Él a través de una prueba
severa.
• Objetivo 1 “Hacer una lista de los sucesos
anteriores a la caída, y durante ésta, de los
reinos del norte y del sur”
¿Qué nos enseña el castigo de Israel y de Judá?
Nos enseña que Dios no pasará por alto los
pecados del hombre. El juicio puede tardar
mucho tiempo en llegar, pero es certero. Nada
escapa de la atención de Dios, ya sea bueno o
malo.
Los profetas predijeron que la infidelidad a
Dios, sólo produciría un resultado: Desastre.
• Dios es paciente y el juicio debía ser
postergado, pero al final, la injusticia sería
juzgada.
• El Señor había tratado de salvar a su pueblo.
Ellos no escucharon.
• A veces ellos respondieron con obediencia
exterior, pero no con un cambio en su vida
interior.
• El juzgó y purificó a su pueblo, pero no los
destruyó.
• Cuando Jehú se convirtió en rey de Israel en
841 a.C. él comenzó la cuarta dinastía, y estos
cambios habían ocurrido en menos de 100
años de la existencia del reino del norte.
• Jehú comenzó a pagar tributo al rey asirio
Salmanasar III, lo cual enojó a los sirios que
ocupaban Galaad y Basán (2 R. 10:32-33)
• Los sirios más tarde controlaron parte de
Efraín, yendo hacia el sur hasta Gat (2 R.
12:17) El linaje de Jehú ocupó el trono por
casi un siglo (841-753)
• Bajo el cuarto rey de esta dinastía (Jeroboam
II) Israel alcanzó su cumbre y volvió a ganar
algunos de sus territorios perdidos, como fue
profetizado por Jonás (2 R. 14:23-25)
• Los libros de Amós y Oseas reflejan el estilo
de vida lujosa y la decadencia moral y
religiosa de Israel durante este tiempo.
• En 30 años después de la muerte de Jeroboam
II, Israel fue debilitada por los asirios bajo
Tiglat-Pileser III y luego destruida por los
reyes Salmanasar V y Sargón II (2 R. 17)
• Los únicos que sobrevivieron fueron aquellos
que escaparon al sur. Aunque los profetas
advirtieron fielmente al pueblo que se
arrepintiera, ellos estaban determinados a
seguir su propio camino.
• Sabemos donde fueron llevadas las 10 tribus,
pero ningún relato nos dice qué les sucedió
después. Sencillamente desaparecieron de la
historia, nunca volvieron a su tierra natal.
• Comenzando con la sumisión de Acaz a TiglatPileser III (2 Cr 28:16-27), Judá se convirtió
en un vasallo bajo cinco reyes asirios. Sin
embargo Dios no permitió a Asiria conquistar
Judá. (2 R 19:32-36 – Is 36-37)
• Con la destrucción de Nínive en el año 612
a.C. por los medos y los caldeos, Judá fue libre
de la opresión asiria.
• Durante su reinado, Josías (640-609) terminó
muchas prácticas paganas, e incluso destruyó
el altar de Bet-el construido por Jeroboam I.
• Volvió a establecer la observación de la
Pascua (2 Cr 35:18) El profeta Jeremías (626585) comenzó su ministerio durante este
tiempo y se lamentó de la muerte de Josías (2
Cr 35:20-25)
• Josías fue seguido por tres de sus hijos y un
nieto que gobernó hasta que los babilónicos
se convirtieron en el poder dominante de la
región después de derrotar a los egipcios en
Carquemis en el año 605 a.C.
• Muchos exiliados judíos, incluyendo a Daniel,
fueron llevados a Babilonia durante este
tiempo.
• En el año 597 a.C. más exiliados judíos,
incluyendo Ezequiel, fueron llevados a
Babilonia.
• Finalmente, el reino del sur cayó en 586 a.C. y
fue tomado por los edomitas al sur y la
provincia babilónica de Samaria en el norte.
En la ubicación siguiente vemos que Israel y
Judá quedaron en medio del triángulo. Cuando
el pueblo de Dios caminó por fe, Él los protegió
de estas presiones políticas. Pero cuando lo
abandonaron, Dios usó estas naciones, primero
para advertirles y finalmente para traer juicio
sobre ellos.
El reino del sur tuvo mejor ventura que el del
norte. Fue castigado con problemas y el exilio,
pero más tarde volvió un remanente y Jerusalén
fue reedificada.
ISRAEL
• Objetivo 2 “Identificar descripciones del
cautiverio, los líderes que Dios levantó durante
el mismo y las lecciones que aprendió el pueblo
de Dios”
La destrucción de Jerusalén y del templo
debieron de haber parecido el fin del mundo
para los judíos devotos. Era la pérdida de
todas sus esperanzas y la victoria de los
impíos.
• Quizás sintieron que Dios se había olvidado
de su pueblo. ¡Pero Él no lo había olvidado!
• Cuatro libros del A.T. se relacionan
estrechamente con el cautiverio de Babilonia:
Ester, Jeremías, Ezequiel y Daniel.
• Los cautivos fueron establecidos en colonias
en varios puntos del imperio de Babilonia.
• El grupo con el que vivió Ezequiel se
estableció por el río Quebar (Ez 1:1)
• Otros grupos formaron sectores especiales en
las ciudades grandes, aún en la misma
Babilonia.
• Los judíos cautivos se casaron, cultivaron la
tierra, y se convirtieron en personas de
negocios. Con el tiempo obtuvieron casas y
parecía que disfrutaban de tanta libertad
como los demás habitantes del país.
• De hecho en las historias de Daniel y Ester
descubrimos que algunos cautivos llegaron a
posiciones de gran autoridad en ambos
imperios, el babilónico y el medo-persa. Pero
estaban cautivos y aún infelices. El salmo 137
es una descripción de sus sentimientos en ese
tiempo.
Líderes durante el cautiverio
• Levantó líderes fuertes entre ellos como
Daniel y Ezequiel. Ambos eran de Judá. Daniel
fue llevado en el primer grupo y Ezequiel en el
segundo.
• Daniel prosperó rápidamente ante el rey
Nabucodonosor. Su libro contiene historia,
profecías sobre los reinos futuros de la tierra
y la venida del Mesías tanto en su sufrimiento
como en su reinado.
Ezequiel fue un joven sacerdote. Dios lo levantó
para testificar a los cautivos que más juicio
estaba por venir. Cuando comenzó su
ministerio, el templo y Jerusalén todavía no
habían sido totalmente destruidos.
Durante cuatro años y medio predicó el mensaje
de juicio venidero. Luego descansó por dos
años hasta la destrucción de Jerusalén.
Este cumplimiento de la profecía demostró que
era un hombre de Dios. Después tuvo
múltiples visiones del reino del Mesías y del
futuro glorioso para todo el pueblo.
• Jeremías (626-585) comenzó su ministerio
en Jerusalén en el año en que Nabopolasar
fundó el imperio caldeo o neo-babilónico.
Ministró en un tiempo en que Judá estaba en
medio de una lucha por el poder entre Egipto,
Asiria y Babilonia.
• Babilonia conquistó Asiria, desterró a los
egipcios, y luego tomó cautiva a Judá. El libro
de Jeremías es el más largo y difícil de seguir
por su falta de cronología.
• Jeremías es conocido como el profeta llorón a
causa de su tristeza por el rechazo de Judá.
• Exhibió una conducta simbólica en muchas
ocasiones, como la visita a casa del alfarero
(18:1-11), el haber llevado un yugo (27:1-12),
y la compra de un pedazo de tierra (32:26-44)
• Sufrió severa persecución especialmente
después de la muerte del rey Josías.
a. 11:21-23 La gente en su pueblo natal
conspiró contra él.
b. 19:1-20:2 Fue arrestado, golpeado y puesto
en grillos.
c. 26:1-8, 20:24 Amenazado de muerte.
d. 28:10-11 Opuesto por el profeta Hananías.
e. 29:24-27 Halló oposición de Semaías, por
otro falso profeta.
f. 36:15-26 El rey quemó el rollo de profecía de
Jeremías.
g. 37:6-16 Jeremías fue arrestado, golpeado y
puesto en una cárcel.
h. 38:1-13 Fue echado a una cisterna y fue
mantenido cautivo.
i. 42:19-43:7 El pueblo lo llamó mentiroso y
menospreció sus palabras.
• Profetizó sobre la futura restauración de Judá
(30-33) que él simbolizó al comprar un
campo.
• Habló de un nuevo pacto, que involucraba una
relación del corazón con Dios (31:27-40)
• Increíblemente el pueblo desobedeció la
palabra de Dios dada por Jeremías, aún
después de la caída de Jerusalén (42)
• Así como Dios había castigado a los asirios
después de usarlos para juzgar a Israel, Dios
también castigó a Babilonia (50-51) por
capturar a Judá (52)
• Lamentaciones 3 es un lamento de Jeremías y
de toda la nación. Ese amargo sufrimiento es
mitigado por las misericordias de Dios 3:2240)
¿Cuáles fueron los beneficios de la
cautividad y el castigo de Judá?
RESULTADO DEL CAUTIVERIO
- Purificación de la idolatría. Dios había
juzgado a su pueblo por su idolatría, por la
cual fueron llevados al cautiverio. Pero
durante el exilio, ellos experimentaron la
presencia de Dios en una manera nueva. A
diferencia de los dioses de Asiria, Babilonia y
Egipto, los cuales dejaron de existir junto con
sus naciones,
el dios de Israel era tan poderoso como
siempre. El pueblo de Dios vio el
cumplimiento de sus profecías y experimentó
sus distintas bendiciones en sus vidas. Su
juicio llegó a ser una victoria espiritual; nunca
más volvieron a mostrar la tendencia de
adorar ídolos.
- Una nueva forma de adoración. Debido a que
no había templo o tabernáculo en la tierra del
cautiverio, los israelitas comenzaron a
organizar reuniones, a leer y a discutir las
Escrituras que tenían.
Este fue el origen de las sinagogas, un nuevo
lugar de adoración. En la sinagoga, la gente
experimentó un tipo de enseñanza que les
condujo a relacionarse más estrechamente
entre ellos. Esta nueva forma de adoración se
mantuvo aun más tarde cuando el templo había
sido reconstruido. Reforzó la fe del pueblo de
Dios.
- Una mejor idea de Dios. Debido a que habían
estado desterrados de Palestina, los israelitas
ya no pensaban que su tierra y templo eran lo
únicos lugares donde podían encontrar a Dios.
Su concepto de Dios se amplió. Principiaron a
aceptar el mensaje de Dios de un Mesías
venidero. La idea de que Dios gobernaría sobre
la tierra entera llegó a ser más real para ellos.
- Una preservación milagrosa. Dios preservó
sobrenaturalmente un remanente de su pueblo
para que regresara a Jerusalén. Esta
preservación fue un milagro. No fueron
absorbidos por los pueblos que les rodeaban en
la tierra del cautiverio, como otras naciones
conquistadas lo habían sido anteriormente.
-Un esfuerzo para preservar las Escrituras.
Fue otro resultado positivo el que se esforzaran
unidos para permanecer juntos y preservar los
sagrados escritos de los hombres a quienes Dios
había inspirado. ¡Este resultado nos ha
beneficiado a muchos hoy!
• El rechazo es uno de los peores pecados que el
hombre puede cometer. Dios había probado ser
fiel a Israel en toda circunstancia, mas Israel lo
rechazó. Cuando el corazón de las personas se
endurece por la incredulidad, ninguna cantidad
de advertencias puede conmoverlas.
CONCLUSIÓN
El amor es manifestado en la manera más
dramática cuando se aplica el castigo por una
mala acción. Esto es porque demuestra que uno
está lo suficientemente preocupado como para
hacer algo respecto a la mala acción.
•Los padres que enseñan a sus hijos la
diferencia entre lo bueno y lo malo, y luego no
los alaban cuando hacen lo bueno y los castigan
cuando hacen lo malo, no verán resultados
correctos.
Explicar a un niño por qué está siendo castigado
y luego hacer cumplir el castigo hace que el niño
se dé cuenta de que si rompe las reglas de la
familia, debe sufrir las consecuencias.
Ap 3:19 el Señor habla de Laodicea: “Yo
reprendo y castigo a todos los que amo.”
- Los judíos endurecieron su corazón, pero
nosotros a menudo tratamos de justificarnos.
-Ellos rechazaron las palabras de Dios, pero
nosotros transigimos su significado.
-Ellos se alejaron de Dios, pero nosotros
fallamos en comunicarnos con Él.
-Ellos fueron llevados al cautiverio, pero
nosotros no creemos que eso nos puede pasar
también.
Próxima semana:
-Lección 10 Retorno y restauración (Esdras,
Nehemías, Hageo, Zacarías y Malaquías)
-Memorizar Nehemías 4:6
Descargar

Diapositiva 1