 Medina fue la ciudad comercial más importante en España y casi en Europa durante los
siglos XV y XVI gracias a sus ferias y negocios financieros (se decía que cuando temblaba la
banca de Medina temblaba la banca de Europa)
 Hacia 1404 se fundaron las ferias y en 1421 se dictaron las Ordenanzas para el
asentamiento de los feriantes: Cada gremio se instalaba en una plaza o calle de Medina
(Silleros y freneros, joyeros, especieros, armeros, calceteros y jubeteros, buhoneros y
barberos en la Plaza Mayor, y en otras calles, cambistas y paños mayores, comerciantes de
sebo, aceite, pez esparto y cera, peleteros y paños menores, plateros, herreros y
caldereros, zapateros, comerciantes de cuero y cordobanes, albarderos, lenceros y
sederos). En 1491, los Reyes Católicos les dieron la consideración de ferias generales del
Reino.
 En un principio eran mercados de transacción de productos pero con el tiempo se
convirtieron en ferias eminentemente financieras. El protagonismo de feriantes y
mercaderes pasó a los cambistas y banqueros (los había de Amberes, Lyon, Génova,
Florencia o Lisboa) que endosaban créditos, enviaban cartas de aviso, contrataban grandes
partidas, ordenaban pagos y fundamentalmente giraban letras de cambio (las letras de
cambio, que ya existían en otros lugares, adquirieron en Medina su forma de
funcionamiento definitiva)
 Las crisis financieras de la Corona en el siglo XVI, la ruptura comercial con Flandes y, sobre
todo, el traslado de la Corte de Valladolid a Madrid acabaron por arruinar el sistema
financiero y las ferias de Medina.
Isabel la Católica dictando su testamento (Eduardo Rosales)
El descanso del
guerrero
Posando para la Historia
Excursión a Medina del Campo con la
Asociación de Jubilados ICAI (SEJU)
Fotos y composición: Esteban Matía ([email protected])
(algunas imágenes obtenidas de Wilkipedia e Internet)
Música: “Caminante, no hay camino” (J.M. Serrat)
10 de Mayo de 2001
Descargar

Medina del Campo