Objetivo de la pastoral presbiteral
Que el presbítero fortalezca su identidad
sacerdotal creciendo integralmente para que
configurándose con Cristo, el Buen Pastor, viva
la caridad pastoral.
Programa de pastoral presbiteral
El Papa Juan Pablo II habla de una relación vital,
específica e íntima de las cuatro dimensión de la
formación sacerdotal, por ello aunque en cada
dimensión se enuncie temáticas aparentemente
independientes que corresponden a una de las
dimensiones, se trata más bien de aspectos de una
realidad única e indivisible
La Formación Humana Sacerdotal
La formación humana es el fundamento de toda la formación
sacerdotal, pues como menciona la Pastores Dabo Vobis: “sin
una adecuada formación humana toda la formación sacerdotal
estaría privada de su fundamento necesario”.Ella busca
favorecer “el crecimiento como persona de los presbíteros para
que sirvan como pastores, asemejándose a Jesucristo, Verbo
encarnado, y así, ser como Él, puente entre Dios y los hombres,
al cultivar el desarrollo humano”
La Formación Humana Sacerdotal
Continúe su proceso de
formación humana.
Que el Sacerdote
Crezca en la consolidación de su
personalidad presbiteral iniciada
en el Seminario.
Incremente su salud mental.
Para que viva y proyecte su ministerio sacerdotal de manera
significativa, creativa y positiva, basados en el espíritu y
según el estilo de vida de Jesús el Buen Pastor.
La Formación Espiritual Sacerdotal
Objetivo:
Que el sacerdote incremente la íntima unión con
Dios en una auténtica espiritualidad (mística)
diocesana por medio de la oración, la fructuosa
participación en los sacramentos y la vivencia de
la caridad pastoral identificado con el Buen
Pastor.
Para cumplir este objetivo los documentos proponen:
•Atención personal a los sacerdotes para ayudarlos a crecer en
santidad como cristianos (Gracia bautismal), como discípulos de
Cristo y como pastores.
•Que su vida se vaya configurando con el misterio de la Cruz del
Señor.
•Crecer en su vida espiritual para hacer más pleno su ser
personal mediante la potenciación de su vida de creyente.
•Ayudar al presbítero a conseguir, bajo la guía del Espíritu, la
santidad en ejercicio de su ministerio. Se trata de descubrir su
específica espiritualidad presbiteral en ejercicio de su caridad
pastoral.
Para cumplir este objetivo los documentos proponen:
•Ayudar al sacerdote a reavivar continuamente el carisma de
Dios que está en él. 2Tm 1,6
•Ayudarlo a crecer en la intima unión con Cristo (comunión de
vida y amor) por quien es llamado para hacerlo presente medio
de sus hermanos “in persona Christi Capitis”
•Ayudarlo a crecer en los mismos sentimientos de amor de Cristo
por su Iglesia y por el mundo.(su caridad pastoral)
Proyecto de Pastoral Presbiteral
Arquidiócesis de Monterrey
Objetivo de la dimensión intelectual
Desarrollar el gusto del presbítero por el
estudio y la actualización para responder
adecuadamente a los problemas
contemporáneos.
La Formación Intelectual
Objetivo:
Que el presbítero …Incentivar la actualización y
adhesión a la verdad fundamental revelada por Dios en
Jesucristo, sobre el sentido del ser, de la vida y de la
historia humana, específicamente del sacerdote para
adiestrarse en el adecuado discernimiento de los signos
de los tiempos, de los problemas teológicos y pastorales,
logrando incluso una sabia reflexión de los aspectos
sociales, culturales y científicos de su tiempo.
La Formación Intelectual
Contenidos:
Los contenidos de la Formación Intelectual deben ser
humanos, espirituales, pastorales, teológicos, morales,
litúrgicos, del Magisterio de la Iglesia, especialmente
del Concilio Vaticano II y de la doctrina social de la
Iglesia, filosóficos, psicológicos, sociológicos y
científicos, especialmente en este tiempo sobre la
Bioética.
La Formación Intelectual
Contenidos…
Sin embargo, para que la formación permanente sea
completa, es necesario que esté estructurada, no como
algo que sucede de vez en cuando, sino como una
propuesta sistemática de contenidos, que se desarrolla
en etapas y se reviste de modalidades precisas. (PDV.
79)
La Formación Pastoral
Los Sacerdotes como colaboradores de los obispos, se
les encomienda hoy, la misión de animar la nueva
evangelización mediante el ejercicio de la caridad
pastoral.
La formación permanente en esta dimensión, mantiene
al sacerdote en constante “tensión misionera” y a una
apertura al espíritu, guía y conductor de la iglesia.
La Formación Pastoral
Objetivo:
Que el Sacerdote se identifique con Jesús, el Buen
Pastor y, viviendo la unidad y fraternidad sacerdotal,
(dialogando con la realidad) se integre a la Pastoral
Orgánica, para que con su vida y ministerio fortalezca
la comunión y participación eclesial (construyendo el
Reino de Dios)
La Formación Pastoral
Para cumplir este objetivo los documentos proponen:
1. Ayudar a que el Presbítero vaya configurándose
progresivamente como imagen transparente y viva de Jesús
Buen Pastor.
El Sacerdote crece en la sensibilidad pastoral y lo capacita
para responder a las circunstancias históricas y la búsqueda de
métodos más adecuados para ejercer el ministerio.
2. Ayudar a buscar y vivir una Pastoral actual, creíble y eficaz
3. Aprender a crecer como pastores en un nuevo estilo
ministerial de evangelización, buscando los modos de hacer
evidente y atractiva la buena nueva.
Programa de Pastoral Presbiteral
Arquidiócesis de Monterrey
Reto Central
“Fortalecer la identidad sacerdotal”
Se trata de asegurar el cuidado-acompañamiento que la Iglesia de Monterrey debe
ofrecer a su presbiterio, para que todos sus miembros:
 Se sientan tratados como personas y vivan en plenitud su condición humana.
 Conozcan cada vez más a Cristo y asimilen su evangelio.
 Se identifiquen con Él de modo que vivan y actúen según su estilo.
Y así puedan desempeñar de manera más eficaz y creíble la misión que el Señor y
la Iglesia les ha encomendado en servicio a la comunidad.
Programa de Pastoral Presbiteral
Arquidiócesis de Monterrey
Retos fundamentales para cada dimensión
Formación Humana
 Integración y consolidación de la
personalidad del sacerdote.
 Incremento de su salud mental.
Programa de Pastoral Presbiteral
Arquidiócesis de Monterrey
Retos fundamentales para cada dimensión
Formación Espiritual
 Incremento
de la íntima unión con Dios.
Programa de Pastoral Presbiteral
Arquidiócesis de Monterrey
Retos fundamentales para cada dimensión
Formación Intelectual
 Un
divino
profundo conocimiento del misterio
Programa de Pastoral Presbiteral
Arquidiócesis de Monterrey
Retos fundamentales para cada dimensión
Formación Pastoral
Hacer propias de cada sacerdote las
actitudes de Jesús, El Buen Pastor
Programa de Pastoral Presbiteral
Arquidiócesis de Monterrey
Estos retos fundamentales pretenden que nuestro
presbiterio esté formado por hombres del Espíritu,
místicos y encarnados en la realidad, profundamente
humanos y acogedores, atentos para escuchar,
sensibles a las necesidades de los demás,
misericordiosos y compasivos, desprendidos en
actitud de pobreza, disponibles en la obediencia,
limpios en un amor casto. Desgastándose, como el
Buen Pastor, hasta dar la vida por los hermanos.
Objetivo general del Programa de Pastoral Presbiteral
Arquidiócesis de Monterrey
Que el presbítero fortalezca su identidad
sacerdotal creciendo integralmente para que
configurándose con Cristo, el Buen Pastor, viva
la caridad pastoral (dentro del Plan Diocesano
de Pastoral).
Descargar

Document