Capítulo Nueve
La Victoria del Jacob
Ilustraciones: Miwako Onishi
Texto: Kaoru Ogasawara
1
Traducción a Español: Yukinobu Horimoto
Jacob siguió su camino a Jarán y
finalmente llegó.
El tío Labán le dió una gran
bienvenido a Jacob.
Jacob contó a Labán todo lo
ocurrido.
Jacob no tenia nada más que
un bastón.
Pero, sus ojos estaban llenos
de brillo.
Entonces Jacob se quedo en
casa de Labán y trabajaron
juntos.
2
Labán tenía dos hijas, la mayor se llamaba Lía y la menor, Raquel.
Jacob se enamoró de Raquel, y pidió a Labán permiso para poder casarse con
ella. Labán le dio un compromiso de 7 años de trabajo y así poder casarse con
Raquel. Jacob amaba a Raquel, por eso, trabajó muy duro.
3
7 años pasaron muy rápido, pero Labán no cumplió su promesa y no le dió
a su hija menor Raquel, sino que le dió a su hija mayor Lía.
“ En este país la mayor tiene que casarse primero, antes que la menor.”
Labán quería que Jacob trabaja más tiempo para él, por que Jacob
trabajaba muy bien y sabía como multiplicar el ganado.
“Te daremos también a Raquel, si es que te comprometes a trabajar
4
conmigo otros 7 años más.”
En la familia de Jacob crecieron 12 hijos.
Entonces Jacob le dijo a Labán, “Déjame regresar a mi propia tierra.”
5
Por el trabajo de Jacob,
Labán pudo obtener muchas
ganancias por eso intentó de
convencer a Jacob para
quedarse más tiempo. “
Antes de volver a su propio
tierra, voy a dar las
ganancias por eso trabajaras
otros 7 años más.”
“ Entre las ovejas y las cabras,
que tienen manchas, esas voy a
dar a ti”
6
Jacob sabía como multiplicar ganado con manchas. Además Dios bendijo a
Jacob por eso su ganado se multiplicaba mucho.
7
Después de 21 años de que Jacob había llegado a Jarán, Jacob salia de allí
con mucho ganado para volver a su propia tierra, Canaán.
Labán sentió que Jacob le había robado su ganado, por eso, salió a
perseguirlo acompañado de sus parientes.
8
Jacob dijo, “Yo trabajé 14 años por tus 2 hijas , luego para multiplicar el
ganado trabajé 7 años más. Pero usted me ha engañado 10 veces.
Dime si yo tengo algo tuyo aquí.”
Labán no pude encontrar nada y deja ir a Jacob.
9
En Canaán, Esaú esperaba a
Jacob, por que quería matarle.
“ Yo no tenia nada más que mi
bastón, y ahora he llegado a tener
dos campamentos. ¡Por favor,
sálvame de las manos de mi
hermano Esaú!”
10
Jacob envió regalos para su hermano Esaú con sus sirvientes.
Los sirvientes dijeron a Esaú, “ Es un regalo para usted, mi señor Esaú, de
parte de Jacob, su servidor. Por cierto que él mismo viene detrás de nosotros.”
11
La noche anterior, antes de encontrarse con Esaú, un ángel visitó a Jacob y
luchó con él. El ángel no pudo vencer a Jacob por eso le dislocó el hueso
de la cadera.
Aún así Jacob no se rendió. “ Si no me bendices, no te soltaré.”
Al final, el ángel se rendió y le bendijo, “Tu nombre será Israel, porque has
luchado con el ángel y con los hombres, y has vencido.”
12
Después de recibir los regalos de Jacob, Esaú salió para recibir a Jacob.
Jacob mandó a sus hijos primero y se inclinaron.
Luego, Lía y Raquel se inclinaron.
Al final, Jacob se inclinó hasta tocar el suelo con la frente siete veces.
Los resentimientos y rencores de
Esaú se derritieron como el hielo.
13
Esaú corrió a Jacob y echándole los brazos al cuello, lo abrazó y lo besó.
Los dos lloraron. Así Jacob se convirtió en un vencedor.
14
Descargar

スライド 1