Prescripciones para continuar en la lucha
Haz click para continuar…..
La próxima vez que sientas como que Dios no
puede ayudarte, recuerda:
Noé se emborrachó,
Abraham era muy viejo,
Isaac era un soñador,
Jacob mintió,...
Leah era fea,
José fue esclavizado,
Moisés era tartamudo,
Gedeón era miedoso,...
Sansón tenía el pelo largo y era mujeriego,
Jeremías y Timoteo eran muy jóvenes,
David fue adúltero y asesino,
Elías tenía un temperamento suicida,...
Isaías predicó desnudo,
Jonás huyó de Dios,
Nohemí era viuda,
Job estaba en bancarrota,...
Pedro negó a Cristo,
los discípulos abandonaron a Cristo,
Marta se preocupaba por todo,
la mujer samaritana era divorciada,
más de una vez,...
Zaqueo era muy pequeño,
Pablo era muy religioso,
Timoteo tenía úlcera...
¡Y Lázaro estaba muerto!
Aún así,
¡¡¡Jesús los ayudó a todos!!!
Así que,
¡No más excusas!
Dios puede usarte a tu
máximo potencial.
Además, tú no eres el mensaje, solo el mensajero...
En el Círculo del Amor de Dios, Él quiere utilizar todas tus
capacidades...
Pero, hay 10 cosas que necesitas entender:
1. Dios espera frutos espirituales, no obras religiosas. Éstas darán
a aquellos o quedarán estériles.
2. No hay una llave para la felicidad. La puerta siempre está abierta.
3. El silencio muchas veces es malinterpretado, pero nunca
inoportuno.
4. Haz los cálculos... cuenta tus bendiciones.
5. Fe es la habilidad de no entrar en pánico.
6. Si te preocupas, es que no oraste.
Y si oraste, entonces no te preocupes.
7. Para un hijo de Dios, la oración es como llamar a casa
todos los días
8. Lo más importante en tu casa son las personas.
9. Cuando te enredes en tus problemas, quédate quieto.
Dios quiere que nos quedemos quietos, así Él puede
deshacer el nudo.
10. El rencor y la amargura son como las granadas de
mano. Debes soltarlas antes de que te destruyan.
¡¡¡Que tengas un gran
día!!!
El Hijo está iluminando
tu vida y todavía puede
usarte...
Se más amable de lo necesario, porque cada persona que
conozcas está luchando sus propias batallas.
Vive con sencillez, ama
generosamente,
preocupate sinceramente,
habla con amabilidad...
El resto, déjaselo a Dios.
¡Dios te bendiga!...
Descargar

Diapositive 1