AGENTES DE LA
CATEQUESIS
FAMILIAR
1.Agentes de pastoral en su conjunto:
•Qué se hace para su promoción y formación;
•Con qué participación y eficacia;
•Quién lo hace y con qué organización;
•Problemas presentes en este nivel;
El Asesor
el Asesor surge después de la experiencia como
Guía o Animador y luego de un tiempo de
formación.
Para ser Asesor, es necesario haber participado en
la formación para conocer su metodología, sus
objetivos, contenidos y metas.
Opta por una catequesis
pedagógica,
lo
que
significa
dedicarle
el
tiempo necesario para ir
generando
una
espiritualidad de vida
cristiana.
PERFIL DESDE SU ESPIRITUALIDAD
- Considera a Cristo como eje y centro de toda la
vida cristiana.
- La formación debe ser
constante.
Su
misión
se
fundamenta
en
la
experiencia de Dios como
Padre
misericordioso
anunciado por Jesús.
-A ejemplo del Maestro, comunica el espíritu del
programa en cada reunión y contribuye a la futura
formación de las Comunidades Cristianas.
-Tiene clara idea que “Somos el Pueblo de Dios” y
que su labor principal es formar y acompañar (Os
2, 25).
-Tiene conciencia de la importancia de su
testimonio de fe, por lo tanto, es un agente de
oración.
- Está convencido, que la opción de La Catequesis
Familiar está dentro de una visión pastoral de
conjunto
.- Siente pasión por la vida, lucha por ella, confía
fuertemente en el Señor que hace posible lo
imposible.
-Tiene una visión universal del pensamiento de la
Iglesia.
- Sabe que está llamado a
formar líderes que vivan y
transmitan la espiritualidad
eucarística del método de La
Catequesis
Familiar
para
asegurar la Comunidad de
Base.
SU MISIÓN
Organiza, anima y forma
permanentemente a todos
los Agentes Pastorales
como son las Parejas
Guías
y
Animadores,
propiciando la formación
de comunidades cristianas.
SUS FUNCIONES GENERALES
De organización
-Inicia el programa en la Parroquia con las Parejas
Guías y los Animadores como también con los
respectivos grupos de padres de familia, niños y
niñas.
-Propicia encuentros de Parejas Guías
Animadores, por lo menos, una vez al mes.
y
-Procura que todos los grupos de Parejas Guías
con los padres de familia, Animadores o
Animadoras y niños desarrollen los temas al
mismo ritmo.
-Estimula prudentemente la participación de todos
los integrantes del grupo.
-En lo posible,
audiovisuales.
hace
uso
de
los
medios
-Visita los grupos de Parejas Guías con sus padres
de familia; los Animadores con sus niños y niñas
en sus respectivos lugares de reunión y
Celebración.
-Busca el apoyo de una Pareja Coordinadora,
especialmente para la organización.
- Esta presente en las Celebraciones de Padres,
desde su organización; en actividades de
formación (jornadas, retiros etc.); actividades profondos para la compra de materiales, como de
Carpetas, o para otros gastos.
-Apoya a las Parejas Guías y Animadores que
puedan participar en capacitaciones del programa.
-Participa también, en la organización
encuentros de la Arquidiócesis.
de
- Mantiene el contacto con la Oficina Nacional de
La Catequesis Familiar para conocer los avances,
el plan de formación y las actividades varias del
programa a nivel nacional.
De animación
-Ayuda a lograr la unidad entre fe y vida entre las
Parejas Guías y Animadores.
-Brinda amistad: ingrediente importante para forjar
el nacimiento de una Comunidad Cristiana Estable.
-Cree en la capacidad de cambio de los Padres,
por la semilla del Reino que hay en cada uno como
Don de Dios (Mt 13, 33).
-Está dispuesto siempre a escuchar, sobre todo,
las dificultades, para lo cual alienta, aconseja,
tratando de buscar juntos la solución al problema,
sintiéndose parte de su comunidad.
De formación
Jesús no delegó a nadie la
tarea de la formación y dedicó a
los apóstoles más tiempo.
Jesús se mantuvo fiel a la
misión, nunca la perdió de vista.
-El Asesor refleja la imagen del Buen Pastor
respetando el sentir y la capacidad del Pueblo. Sal
23 (22).
-La formación permanente de Parejas Guías y
Animadores está bajo su responsabilidad.
-Se esfuerza para que cada reunión de
preparación sea una verdadera experiencia de
Dios.
-Durante las dos etapas acompaña el proceso de
conversión que nos hace discípulos y testigos del
Reino.
- Cuida la formación bíblica y la integridad del
mensaje.
-Explica la Sagrada Escritura.
-Forma líderes con sentido profundo de Iglesia.
-Es consciente, que está llamado a formar
continuadores de la misión.
-Se inspira en los pasos de una Catequesis según
la Nueva Evangelización, para que sea vivencial e
integral, es decir: ver, juzgar, actuar, orar, evaluar y
celebrar.
- Utiliza un lenguaje sencillo, dosificado y claro.
-Verifica constantemente la transmisión del
mensaje de los Padres a los Hijos, el crecimiento
de la familia en la fe y su integración a la
comunidad.
FUNCIONES ESPECIFICAS
El Asesor en la Primera Etapa
-Sostiene el camino de revisión de la vida personal
y familiar.
-Forma al Animador en el sentido de las
celebraciones litúrgicas, en la comprensión de los
pasos de las celebraciones con los niños y niñas.
-Por medio de las celebraciones penitenciales
motiva el acercamiento al sacramento de la
reconciliación.
-Encamina a las Familias hacia la Eucaristía
dominical.
- Cuando cree conveniente elige los Coordinadores
de Parejas Guías y Animadores; pues serán su
brazo derecho en la organización técnica y el
cumplimiento de las responsabilidades de los
diferentes grupos.
El Asesor en la Segunda Etapa
-No descuida la vida sacramental de las Parejas
Guías, de los Animadores y de los Padres de
Familia.
-Motiva a las Parejas Guías y Animadores, para
que animen a las familias a participar de la Misa
Dominical.
-Crea una mentalidad de La Catequesis Familiar
como proceso de formación permanente.
- Se esfuerza en cada reunión por despertar en la
Parejas Guías y en los Animadores, la disposición
hacia la meditación y la contemplación de la
Palabra de Dios.
-Educa en el arte de la oración personal, familiar y
comunitaria.
-Evalúa constantemente la relación Pareja GuíaPadres; el diálogo Padres e Hijos y Animadores.
-Visita con frecuencia a las Parejas Guías,
Animadores y Niños animándolos y apreciando su
trabajo como testimonio de vida.
-Inicia a su grupo en el conocimiento de los
documentos de la Iglesia Universal.
- En las reuniones de formación, invita a los grupos
de Padres a fomentar un espíritu comunitario.
-Cuida los términos que empleamos:
Eje: a los grupos de Padres se les llamará
comunidades; a la Celebración de Padres se
llamará Celebración comunitaria.
-Está disponible para escuchar y sentirse parte de
la comunidad, con los padres de La Catequesis
Familiar.
- Toda actividad apunta a un solo objetivo: formar
comunidades cristianas.
-Antes de terminar la Segunda Etapa, realiza una
jornada de reflexión con los Padres y con los
jóvenes, a fin de presentarles el
Plan pastoral de la
Parroquia,
con
sus
exigencias
y
necesidades,
invitándolos a participar
en algunas áreas de
servicio pastoral de la
parroquia.
Peligros y consecuencias de la falta del asesor
-Que se distorsione la formación
-Que una Pareja, llegue a ser limitada por él.
- Que prepare los temas sin
profundizarlos.
-Que no le dé importancia a
la
vida
sacramental,
perjudicando el encuentro
con el Señor.
-Que
cambie
la
tarea
evangelizadora
convirtiéndola en competencia y rivalidad por falta
de espíritu de servicio.
-En una sola etapa no se logran los objetivos y las
metas del programa. La segunda etapa refuerza lo
ya iniciado.
La Catequesis
Familiar:
La Comunidad
Cristiana.
FORMACIÓN CONSTANTE
Además de las reuniones semanales, que son el
elemento principal de la formación el Asesor y las
Parejas Guías animadas, deben participar en un
curso de formación, que les dé conocimiento de los
objetivos, contenidos y meta del programa de La
Catequesis Familiar.
Objetivos de los cursos:
Afianzar su personalidad.
La Pareja Guía vence sus temores, aprende a
relacionarse con los demás.
Fortalecer su fe.
Llevar a un encuentro con el Señor de la Vida, a
través de la reflexión de su Palabra, la oración
meditada y contemplativa.
Conocer la metodología.
La pedagogía de los cursos es activa, fomentando
la participación de todos, tanto en los temas
doctrinales como en la parte metodológica. Ello se
logra a través de exposiciones y prácticas
dirigidas, cada participante va descubriendo su
papel de Guía, con los contenidos de las etapas.
Jornadas a nivel parroquial
Programar algunos encuentros generales de
Padres e Hijos con los Guías y Animadores de una
misma etapa. Recomendamos para la Primera
Etapa una jornada a partir del tema 9 ó 10 (Biblia)
y otra, del tema 19 ó 20 (Cristo).
Los objetivos de la jornada son:
- Profundizar los temas que se vienen tratando
semanalmente.
- Fomentar el espíritu de comunidad mediante la
convivencia.
Una jornada evaluativa clausurando el año.
Encuentros Vicariales y Diocesanos
-Son espacios tanto para Parejas Guías como
Animadores.
objetivos:
Intercambiar experiencias a nivel arquidiocesano.
Profundizar un tema de interés común.
La animación y formación, va reforzando la
dimensión comunitaria y el testimonio inyectando
de este modo un espíritu entusiasta y de paz.
- Asimismo, se pueden organizar actividades
como: retiros, curso bíblico, semana de reflexión,
para reforzar las metas del programa de
Catequesis Familiar y así lograr el objetivo.
Encuentro Especial para Animadores
-Con los mismos criterios, realizar un encuentro de
Animadores, por Vicarías o Arquidiócesis cada año
para que además de vivir los objetivos señalados,
les ayude a revisar e impulsar su labor pastoral
con los Niños, a sentirse miembros activos y
entregados desinteresadamente en el programa de
La Catequesis Familiar de la Arquidiócesis.
-Constatar los logros y reforzar los puntos a crecer;
además, ser estimulados por el testimonio de los
mismos compañeros.
Convivencias
Se prepara antes de finalizar la primera Etapa y se
desarrolla entre la Primera y Segunda Etapa.
El Asesor, apoyado por su coordinador, organiza
buscando la participación, integración, y formación
de todos los grupos:
Parejas Guías, Padres
de Familia, Animadores
y los Niños, quienes
deben
conocer
las
actividades y fechas de
las convivencias.
-objetivo de esta actividad es mantener el contacto
con los diferentes grupos y fortalecer la unidad.
-Son importantes cursos Bíblicos, doctrinales,
talleres de medios de comunicación, mensajes,
temas culturales, testimonios, talleres para
Catequesis de confirmación, talleres para
Animadores, cursos de metodología del programa.
-También pueden organizarse jornadas, retiros,
actividades misionales en (distintos) lugares
alejados y pobres (coordinando con el Arzobispo o
Párroco).
f. Vacaciones Útiles
Los Animadores pueden dirigir la clase de música,
teatro, danza, canto, artesanía; ayudar a niños con
problemas en el colegio, enseñándoles Lenguaje,
Matemática y otros.
Pueden realizar
manuales.
exposiciones
de
trabajos
Campeonatos de fútbol, concursos, juegos
dirigidos, campañas de aseo, alimentación, salud,
etc.
Las Parejas Guías pueden dirigir cursos de
repostería,
artesanía,
modistería,
cocina,
manualidades, tejido, concursos de platos típicos,
danzas de la región, etc.
Llevar a cabo actividades pro-fondos de La
Catequesis Familiar; como paseos, campamentos,
peregrinaciones, excursiones, Interparroquiales o
arquidiocesanos.
Aprovecharla estas actividades para una
integración, que vaya generando una espiritualidad
comunitaria que haga visible el Reino.
La Pareja Guía
- La Pareja Guía no son profesores (aunque lo
fueran por profesión); son guías de un grupo de
padres de familia, con quienes comparten su
experiencia de fe y lo que han aprendido con el
Asesor.
-Sería mejor que
tuvieran un niño en
edad de Primera
Comunión (no es
requisito
indispensable).
REQUISITOS
Conseguiremos parejas entre
los mismos Padres de Familia
que se inscriben en La
Catequesis Familiar. Pueden
ser parejas con experiencia
pastoral que aceptan entrar en
este proyecto de formación y
servicio. O también que se
haya visitado, encontrado y
conocido, que forman un hogar
unido y abierto a los demás.
PERFIL DESDE LA ESPIRITUALIDAD
La Pareja sabe que Jesucristo no falla, que cambió
su vida y seguirá guiando su camino.
- Tiene fe: por su fe sabe que Dios va delante
de ella, la ama, acompaña y bendice la misión.
Conoce y recuerda la Palabra de Dios: “...Yo estaré
contigo... Estaré en medio de ustedes...”
(Ex3,12).“EL que cree en mí hará las mismas
cosas que yo hago, y aún mayores” (Jn 14,12)
-Confía, en el Espíritu Santo.
-Alimenta su Fe en la Eucaristía.
-Se capacita fortaleciendo su fe.
Se siente enviada por Dios (Mt 28,18-20)
“Ustedes son mis amigos... Les digo amigos por
que les he dado a conocer lo que aprendí de mi
Padre” (Jn15,14-15).
Servidora de sus hermanos, como María. (Lc 1,3943)
SU MISIÓN
La pareja Guía toma a su cargo a un grupo de
padres de familia; para acompañarlos en su tarea
de educadores de los hijos.
Con su Asesor y el grupo de Parejas Guías,
mediante una reunión semanal, preparan el tema
correspondiente y evaluan la reunión anterior.
Esta misión le exige participar de un curso de
capacitación.
EN LA PRIMERA ETAPA
La Pareja Guía, asume que cada persona viene
con una experiencia de vida muy distinta a los
demás.
Asimismo, velarán por la asistencia de los padres
en pareja, para ello los visitarán y motivarán con
paciencia.
En la tarea de motivación, la Pareja Guía puede
hacerse ayudar por familiares, amigos, allegados a
la familia o algunas parejas de su grupo para
estimularlos a perseverar en sus reuniones
semanales.
Cuando no tengan respuesta a algunas preguntas,
consultan a su Asesor para contestarlas en la
siguiente reunión.
La conversión a Jesucristo es un acto libre. No hay
método infalible para lograr ese resultado.
Al evangelizar, lo que hacemos es anunciar el
amor de Dios.
No se impacienten y no esperen frutos inmediatos.
Al final de la Primera Etapa, considérense felices si
todos los que perseveran han comenzado a tomar
conciencia de quien es en verdad Jesucristo.
Sus roles en relación con los animadores
El vínculo permanente con un Encuentro, por lo
menos una vez al mes.
-Evaluar juntos el camino que se está haciendo;
compartir logros y resolver dificultades; coordinar
acciones y planificar cómo preparar una jornada,
un paseo y otros.
- La pareja Guía y los Animadores deberán exigirse
responsabilidad en la puntualidad, preparación de
los contenidos y testimonios para sus respectivos
grupos
EN LA SEGUNDA ETAPA
Reafirma su perfil espiritual (Jn 16,8-13) y cumple
otros roles con más seguridad y confianza.
FRENTE AL MÉTODO
La Pareja Guía tiene mayor seguridad:
-Ver, es más creativa y busca hechos de vida
según su realidad y de acuerdo al tema.
- Juzgar – Iluminar, en la distribución del tiempo,
da mayor espacio a la profundización y meditación
de la Palabra de Dios.
-Actuar, actúa con más espontaneidad gracias al
camino ya recorrido en la Primera Etapa.
- Revisar, asegura el camino en su autenticidad y
del cual no debemos prescindir.
-Celebrar, es la expresión del conocimiento de la
Fe.
FRENTE A LOS PADRES DE FAMILIA
- Debe dar confianza al grupo de padres de familia,
para que crezca la fraternidad y el compromiso.
- Agradece a Dios por el cambio.
- En las reuniones presenta la Santísima Trinidad
como familia, modelo de familias.
-Sabe que Dios es nuestro Padre y que las
relaciones con Él son las de un hijo con su Padre.
“ Que todos sean uno como Tú, Padre, estás en mí
y yo en Ti” (Jn 17,21)
-Crece el interés por cada uno de los padres de
familia y el deseo de compartir sus problemas y
alegrías, para buscar en comunidad las posibles
soluciones.
- Incentivan la importancia del sacramento del
Matrimonio.
TALLER
Catequesis parroquial de niños y adolescentes:
- Qué se hace y cómo (contenido, método);
- A cuántos llega y con qué eficacia;
- Organización diocesana y parroquial y su
funcionamiento;
- Materiales que se utilizan (propios, de otras
partes, metodología, contenidos)
- Catequistas:
- quienes son y cuántos
- cuántos pertenecen a grupos apostólicos
- qué formación tienen
- Problemas presentes en este nivel;
-Deben identificar y motivar a nuevas Parejas
Guías dentro de sus grupos de padres.
-La Pareja Guía dedicará tiempo a visitar a los
padres que tienen a su cargo para fortalecer las
relaciones de amistad y confianza.
La pareja coordinadora de las parejas guías
Es recomendable que la Pareja Guía de la primera
y segunda etapas tengan una pareja coordinadora.
¿Quién es?
-Es una pareja de esposos con experiencia en La
Catequesis Familiar.
- Es el brazo derecho del Asesor, mas no lo
sustituye.
- Mantiene una relación respetuosa y de
coordinación con el Asesor.
-Es mejor que no sea a la vez guía de un grupo de
Padres.
Requisitos
-La Pareja Coordinadora será elegida por el
Asesor.
-En lo posible debe tener experiencia en
Catequesis Familiar. Se ha formado a través de
cursos, talleres, metodología y en lo doctrinal.
-Es aceptada por los miembros de la comunidad
de Parejas Guías; debe mantenerse en un proceso
de formación permanente.
Perfil
- Ama a la comunidad que acompaña
- Es conciliadora y sencilla.
- Es abierta al diálogo.
- Tiene voluntad de servir.
-Busca permanentemente el conocimiento de Dios.
Misión
- Es técnica y organizativa.
- Participa y orienta las reuniones de P. G.
-Apoya al Asesor en la visita de los grupos de
Padres.
- Coordina el encuentro mensual entre Parejas
Guias y Animadores.
-Asume el grupo de Padres, cuando una Pareja
Guía tuviera que ausentarse.
-Comunica y organiza las diferentes actividades
formativas, de esparcimiento, económicas, etc.
Pero siempre inherentes al Programa.
- Mantiene estrecha relación
con el Coordinador de los
Animadores
Padres de familia
SUS ROLES
-Se reúnen semanalmente, coordinados por una
Pareja Guía (en grupos de 6 ó 7 parejas del mismo
sector), comparten su vida y su fe a partir de la
Palabra de Dios.
-Los Padres buscan el momento más oportuno del
día para dialogar semanalmente con sus Hijos.
- Ayudan a sus Hijos a familiarizarse con la Palabra
de Dios y con Jesucristo.
-El diálogo será
acompañado del
Testimonio de Fe
y amor al prójimo.
-Ayudan al niño a
sentirse miembro
de la comunidad.
- Oran juntos las oraciones fundamentales como:
Padre Nuestro, Ave María, Gloria y otros. Aprenden
los Mandamientos, Credo, Sacramentos, Obras de
Misericordia, etc..
MEDIOS QUE EMPLEAN
-La Catequesis Familiar es una verdadera Escuela
de Formación en la que los padres aprenden a
prepararse para ser catequistas de sus propios
hijos.
-Uno de los más beneficiados es siempre el
catequista. Los padres, al dar, reciben; al anunciar
escuchan y al enseñar, aprenden y crecen.
- Complementan su formación con jornadas de
reflexión, fines de semana, formación bíblica. etc.
-Las reuniones semanales con las que se
capacitan para ir profundizando su vida cristiana, y
el crecimiento en la fe, incluye el compromiso entre
esposos y la transmisión del mensaje a sus hijos.
-Utilizan la Biblia, para iluminar y encaminar sus
reflexiones.
- La Carpeta de los Padres y
Niños en la que se plantea
preguntas y actividades que
favorecen el diálogo entre
padres e hijos.
¿QUÉ LOGROS CONSIGUEN?
Valores humanos
- Se sienten “personas”.
- Se tienen respeto recíproco.
- Dialogan entre esposos, entre padres e hijos y
con la comunidad.
-Asumen diferentes responsabilidades.
Valores cristianos
- Oración en familia, reavivan la conciencia de la
presencia de Dios.
- Participan juntos en el culto.
- Viven el encuentro con Cristo a través de los
sacramentos del Bautismo, Matrimonio y
Reconciliación.
- Tienen un mejor trato con los niños, estimulando
un fortalecimiento físico-mental.
Valores comunitarios
- Son solidarios, viven como hermanos
brindándose ayuda mutua.
- Pierden el miedo, se comprometen para la Misión
y se hacen misioneros.
¿CÓMO SE ORGANIZAN?
-Los padres de familia, junto con su Pareja Guía,
determinarán el día, la hora y el lugar para la
reunión semanal.
- Una vez organizado el encuentro semanal no se
cambia ni el día, ni la hora para no confundir a los
papás y que vayan creando el hábito de que hay
un día a la semana para el Señor.
-El lugar puede ser rotativo: a veces resulta útil
esta dinámica porque permite acercarse a aquellos
papás que todavía no se animan a participar,
muchas veces por prejuicios, al pensar que son
cosas de mujeres.
-Desde nuestra fe, sabemos que donde hay dos o
tres reunidos en nombre del Señor, el Hogar queda
visitado por Dios que lleva consigo la paz y la
bendición.
TRASCENDENCIA DEL DIÁLOGO PADRES –
HIJOS
- El diálogo con sus hijos es un derecho y un deber
de los cuales nadie los puede privar. Es hoy una
exigencia. Todos necesitamos dialogar, como
necesitamos de pan y afecto. Nuestro ser persona
necesita amor, amistad, sinceridad, apoyo,
comprensión y cercanía.
-Se ha insistido en diversas oportunidades que,
dentro del método de La Catequesis Familiar, los
padres son los catequistas de sus hijos.
-Nos basamos en la naturaleza misma de su
misión, que los hace responsables de criar y
educar a sus hijos.
-En el hogar, rodeado de los seres que lo quieren,
el niño aprende las cosas fundamentales y vitales
para su vida.
-Depende de sus padres para vivir, y por medio de
su testimonio está llamado a conocer y amar a
Dios.
-La tarea de educar integralmente a un niño, exige
a los padres cristianos educarlos también en la fe.
Para los que hemos comprendido la fe en
Jesucristo, crea un “estilo de ser, de pensar y de
actuar”.
- Por lo mismo, es de suma importancia el diálogo
Padres-Hijos.
Juan Pablo II
Animador
-Debe formarse personalmente y en equipo.
-Se integra a la comunidad cristiana, la misma que
lo ayuda en el proceso hacia la madurez de su fe.
Es importante que participe en la misa dominical.
-El animador debe sentir la fiesta que celebra con
los niños.
- Cada niño es un reflejo de la vida de su
animador; por eso, al animador se le pide el
esfuerzo de ser coherente.
SU MISIÓN
-Es Celebrar la enseñanza de fe, que los papás
como catequistas le han transmitido a sus hijos a
lo largo de la semana.
-La celebración es una fiesta, fiesta comunitaria de
nuestra fe en Cristo resucitado.
-El corazón de la celebración es la Palabra de
Jesús: El animador es el puente entre Dios y los
niños, es quien pone al niño y a la niña en contacto
vivencial con la persona de Cristo, y lo invita a ser
-solidario con todos los niños del mundo,
especialmente con los de su comunidad, no siendo
simples espectadores.
-Educar en la liturgia dominical en forma activa y
participativa, mediante la proclamación de la
Palabra de Dios, cantos, oración y compromiso;
ayudándose con juegos, escenificaciones, foto
lenguaje, papelógrafos, etc.
Encamina a los niños a celebrar y a vivir cada
domingo el acontecimiento central de la Eucaristía.
-Refuerza la labor de los padres de familia en la
educación de la fe de sus hijos, ayudándoles a
practicar lo que han aprendido:
En relación con Dios, a través de la oración, la
alabanza, la escucha de la Palabra.
En relación a los hermanos: practicando las obras
de misericordia, (Mt. 25,35-36).
SUS ROLES EN LA PRIMERA ETAPA
Con los padres de familia
Conviene que el animador conozca la familia de
cada niño y visite también su casa varias veces en
el curso del año para dialogar con sus padres.
Es necesario que se haga presente en la reunión
de los padres de sus niños. Así, podrá conocer
mejor la realidad en que vive cada niño y
comprender sus actitudes en la Celebración con
ellos. Al mismo tiempo es interesante que los
padres conozcan al joven animador.
La responsabilidad de enseñar a los niños la
doctrina cristiana, es de los padres y no del
animador. Un animador, que se dedica a enseñar
la doctrina cristiana, debilita los lazos que deben
unir a los niños con sus padres.
Es bueno que tenga en sus manos la carpeta de
padres para conocer bien el tema que dialogan los
padres con sus hijos.
El animador debe insistir para que los padres
designen cada semana al Presidente de la
celebración de los niños.
Con los niños
El animador se siente llamado a descubrir la
Semilla del Reino en la vida del niño, ello lo lleva a
darse cuenta del don de Dios que cada niño posee
y lo toma en cuenta haciendo que haga algo
especial en cada Celebración. De este modo,
conoce a cada uno, los llama por su nombre, les
da su amistad, conoce sus alegrías, sus
dificultades, los visita y mantiene con ellos un
diálogo fraterno.
Con el Equipo de Parejas Guías
Es muy importante que exista una estrecha
relación entre el Animador y su Pareja Guía el
equipo de animadores y el equipo de Parejas
Guías. Para esto, es importante:
-Fomentar el apoyo mutuo para verificar la
asistencia de los niños a la celebración
- Comunicarse y visitarse en sus domicilios según
las circunstancias sean necesarias.
-Todo cambio debe comunicarse, oportunamente,
entre ambos grupos.
-Mantener la secuencia correlativa de los temas en
ambos grupos, para no alterar el ritmo del proceso
de ambos grupos.
-El Animador y la Pareja Guía se exigirán mutua
responsabilidad, puntualidad y coherencia en el
compromiso con sus respectivos grupos.
- Realizar por lo menos una vez al mes un
encuentro de Parejas Guías y Animadores.
EN LA SEGUNDA ETAPA
Con la experiencia vivida en la Primera Etapa, el
Animador se identifica mejor con La Catequesis
Familiar. Tiene la certeza de que el trabajo que
realiza vale la pena, pues experimenta el cambio
en él mismo, en los padres, en los niños y en los
demás animadores. Eso afianza su compromiso y,
apoyado por el adulto (Presidente), pone todo el
empeño necesario para que la celebración cumpla
su fin.
El animador debe establecer lazos de amistad,
unidad y respeto con los papás de los niños.
Las visitas a los hogares son más frecuentes. Se
insiste en el compromiso de dialogar con sus hijos
sobre los temas de la reunión de padres, de
participar en pareja, para que el proceso
catequético logre la transformación deseada.
-Asimismo, motiva la participación de los niños con
sus padres en la Eucaristía Dominical.
-Es importante que el Animador participe con
frecuencia en las reuniones de padres, ya que con
su testimonio motiva y anima la confianza entre
ellos.
-El animador está atento a que los niños
descubran que Jesús es su amigo y los ama.
-Las celebraciones son siempre oportunidad para
formar el carácter y la identidad cristiana del Niño,
la capacidad de atención, el respeto mutuo, la
perseverancia, el gusto por las cosas bien hechas
y la generosidad; siempre, en un clima gozoso.
- Asimismo, invita a los niños a sentirse parte de la
iglesia y los inicia vivencialmente en la liturgia
sacramental: Bautismo, Reconciliación, Eucaristía
(Primera Comunión).
-Finalmente, crea entre los niños un ambiente
comunitario y alegre. Fortalece la práctica de la
Oración espontánea, personal y en grupo, la
misma que permite a los niños expresarse con sus
propias palabras.
- El Asesor y el Animador piensan juntos cómo
acompañar a los niños después de La Catequesis
Familiar en un camino de seguimiento hasta
reafirmar su compromiso cristiano en el
sacramento de la Confirmación.
EL COORDINADOR DE ANIMADORES
Es bueno que los Animadores de la Primera Etapa
tengan un Coordinador, esto aliviará mucho al
Asesor, quien se dedica de lleno a la formación
espiritual y doctrinal.
¿Quién es?
- Es un joven, mayor de 20 años, responsable y
con madurez humana y espiritual.
- Es un apoyo para el Asesor, pero de ninguna
manera lo sustituye.
Requisitos
-Tener por lo menos cuatro años de experiencia en
el programa de La Catequesis Familiar.
-Tener formación permanente, a nivel de cursos,
talleres.
- Ser responsable, dar testimonio de vida y clara
identidad católica. Creer en la eficacia del
programa.
- Saber trabajar en equipo, buscar la unidad entre
los Animadores, las Parejas Guías y el Asesor.
- Ser elegido por el Asesor y el grupo de
Animadores.
- Conocer el plan pastoral y buscar criterios de
comunión con las demás áreas de la pastoral.
- Fortalecer su vida espiritual a través de la
participación de los sacramentos y la liturgia.
- Ahondar en el conocimiento de Dios.
- No ejercerá ningún cargo para facilitar el
cumplimiento de su deber, al servicio de la buena
marcha del grupo.
Perfil
- Tiene voluntad de servicio.
-Es capaz de contagiar la alegría y el dinamismo al
grupo.
-Es conciliador, sencillo, está abierto al diálogo y
sabe escuchar.
-Motiva a los Animadores a expresar sus
inquietudes y creatividad.
-Busca novedades para compartirlas con el grupo.
-Es coherente en su grupo, con su comportamiento
como Coordinador y frente a la comunidad.
Misión
- Es más técnica y organizativa.
- Mantiene una estrecha relación con la Pareja
Coordinadora de Guías.
- Coordina el encuentro mensual de Parejas Guías
y Animadores para lograr mayor integración.
- Escucha al grupo de Animadores y propone
actividades al equipo Coordinador.
- Asume al grupo de niños cuando el Animador
tiene que ausentarse.
- Está atento a las necesidades de los Animadores
y de los niños.
-Prepara y coordina los materiales necesarios para
la Celebración.
-Mantiene la unidad entre los
Animadores de la 1ra. y 2da. etapa.
grupos
de
- Visita y se entera de la asistencia de los
animadores y de los respectivos grupos de niños.
Descargar

www.cecamenlinea.com