Erosión sobre terrenos poco
consolidados, constituidos por
materiales blandos, arcillosos, y
desprovistos de vegetación.
Terrenos acarcavados
constituidos por materiales blandos,
arcillosos, poco consolidados y
desprovistos de vegetación. La rápida
erosión en este tipo de terrenos
impide el asentamiento de la
vegetación, con grave peligro de
desertificación.
La foto está tomada en la proximidad
del ferrocarril Cáceres-Plasencia, a la
altura del cruce de Coria por la antigua
Carretera N-630., en la cola del
embalse de Alcántara.
Gestión Medioambiental. El suelo
1
Riesgo de erosión sobre terrenos poco consolidados y con
fuerte pendiente. Terrenos acarcavados en las proximidades del cruce de
Coria, en la antigua carretera N-630.
Gestión Medioambiental. El suelo
2
Deslizamientos de tierra y desbordamiento de cauces en el
entorno de la ciudad de Cáceres, tras las intensas lluvias de
marzo de 2007.
Reactivación de taludes. Vista parcial del
Camino de la Montaña . La apertura de
taludes sin ningún sistema de fijación acelera
los movimientos de ladera con grave riesgo
de deslizamientos.
Desbordamiento del arroyo del Marco a
su paso por Fuentefría. La profundidad del
caudal es de 2 m (como comparación, la
profundidad del cauce de estiaje en este
punto es inferior a 25 cm).
Deslizamiento en Fuente
Fría (Cáceres), el 11 de
marzo de 2010.
Tras las intensas lluvias caídas los
días anteriores, el rápido
aumento del caudal del
arroyo del Marco al socavar
la base del talud, provocó el
deslizamiento del terreno
constituido por materiales poco
consolidados. Suelen ser
frecuentes los deslizamientos en
esta zona debido a que el colector
de la Avenida de la Hispanidad
vierte sus aguas al arroyo 500 m
aguas arriba, frente al Palacio de
Justicia.
Gestión Medioambiental. El suelo
4
Erosión torrencial
sobre laderas
desprovistas de
vegetación.
El dibujo ilustra la ladera de
solana, orientada al sur, de
la Sierra de la Montaña
en Cáceres. La flecha indica
la ubicación de la
Residencia Sanitaria en la
ciudad.
La ausencia de vegetación
como consecuencia de la
acción humana (incendios,
construcciones, actividades
agroganaderas, etc.), la
fuerte pendiente y la
presencia de materiales
sueltos poco coherentes
favorecen la erosión
del suelo.
Función reguladora de los bosques sobre los efectos de las
precipitaciones. Un paisaje como el nuestro con fuertes pendientes y
acusado relieve (2/3 del territorio superan los 500 m de altura) y con clima
mediterráneo (precipitaciones muy irregulares, en ocasiones torrenciales),
ofrece las condiciones ideales para la erosión y desertificación.
Gestión Medioambiental. El suelo
6
Descargar

Erosión sobre terrenos poco consolidados, constituidos por