En la colonia doctores de la ciudad de México, vive una familia controversial,
donde la señora Prudencia, una mujer frívola, la cual siempre estaba fuera de casa, en
compras, juegos de canasta, y obras de caridad (patita de perro), no tenía el tiempo
para dedicarle a sus hijas ya que eran dos jóvenes con necesidades de cariño,
comprensión, compañía, de amor y de afecto. Don Herculito gran hombre trabajador,
que siempre estaba en viajes de negocios, esposo de Prudencia y papá de Bartola y
Pancracia (bueno eso decía ella).
Pancracia es una estudiante de secundaria, la cual es solitaria, con baja
autoestima, pero responsable en el cumplimiento de sus trabajos y colaborativa en
casa, su hermana mayor Bartola estudiante de preparatoria quien es muy sociable, con
una baja autoestima, tendiente a la drogadicción y al alcohol, gusta de antros y
reventones que organizan sus amigos, teniendo uno en particular llamado Anacleto,
aleas pelusa, un amigo con derechos, pero muchos, muchos derechos, el cual
manipula a su antojo a Bartola.
Cierta mañana llega Prudencia a su casa, y la mayor de sus sorpresas fue ver
a Bartola en el sofá en pleno acto sexual con el pelusas y le empieza a gritar.
No puede ser!, esa es la
educación que te hemos dado,
tú padre y yo.
(Esta drogada) Hay
mamá no seas
anticuada, ponte a la
moda, estoy en un free.
Calma
señora, no
se
azoté…..yo
quiero a su
hija bien.
Pero cómo
es posible
no lo
puedo
creer
Esto es tú culpa, en
qué condiciones la
encontré con ese
sujeto.
(En ese momento
llega el padre y pone
el grito en el cielo)
¿Qué pasa aquí?
¿Qué pasa aquí? ¿Por
qué son tantos
gritos?
Y ahora cual es el problema, de
que me acusan, tú papá siempre
fuera, no sabes ni lo que vivimos
y tú mamá con tus juegos de
canasta nunca estas en casa.
Déjenme vivir mi vida, voy hacer
lo que se me pegue la gana, así
como ustedes. (Se viste y se va
con el pelusas)
(A un costado de la sala, sin hablar, espantada y
sorprendida por los gritos)
¿Qué pasa, por qué se fue mi hermana? ¡No llores mamita
ella tienen que regresar!, yo te tengo una buena noticia
saque buenas calificaciones, ya termine mi tercer año, y
voy a ir a la prepa, con esto (y al verlos juntos) creo
necesario decirles que si mi hermana esta así, es porque
nos ha faltado atención, amor, comprensión, cariño, y el
dinero no lo es todo para nosotros.
Mujer de hoy en adelante le
debemos de dar mayor tiempo,
escucharlas, dialogar con
ellas, para no tener ese
tiempo perdido que les hemos
hecho mucha falta.
Tienes mucha razón,
de hoy en adelante
trataremos de dialogar
con ellas, escucharlas
con todo la atención,
lucharemos por sacar a
nuestra hija de los
vicios…
FIN
Descargar

Diapositiva 1