14 DURANTE EL AÑO Ciclo B
Regina
Escuchando “Ad Faciem” de Buxtehude, acariciemos
la faz amada de Jesús, que los de Nazaret desprecian
Después de una serie de milagros, Marcos
(dentro de la teología de cruz, no de gloria)
nos dice que Jesús es repudiado en esta
sinagoga de su pueblo
Sinagoga de Nazaret
Nazaret. Jesús se sorprende de la poca FE de los suyo
Mc 6,1-6 En aquel tiempo,
fue Jesús a su pueblo en
compañía
de
sus
discípulos. Cuando llegó
el sábado, empezó a
enseñar en la sinagoga;
http://www.nazarethvillage.com/ Les imágenes son de “Nazaret Village”
una reproducción del pueblo de Nazaret de la época de Jesús (al norte de Nazaret)
Jesús
vuelve a
su pueblo,
donde
había vivido
hasta los
30 años
Los de su pueblo sólo le conocen por fuera, nosotros
no hemos de valorar a nadie según la carne (2 Cor 5:16)
la multitud que lo oía se
preguntaba
asombrada:
"¿De dónde saca todo eso?
¿Qué sabiduría es ésa que
le han enseñado? ¿Y esos
milagros de sus manos?
A veces no creemos que las personas
sencillas pueden ser excepcionales
La
verdadera
Sabiduría
no
depende
de lo
externo,
sino del
corazón
¿No es éste el carpintero, el
hijo de María, hermano de
Santiago y José y Judas y
Simón? Y sus hermanas ¿no
viven con nosotros aquí?" Y
esto
les
resultaba
escandaloso.
Tal vez Jesús
es como uno de
los marginados
de nuestra
sociedad
consumista
¿Nos
escandalizamos
de ellos y no de
los que los
excluyen?
Jesús les decía: "No
desprecian a un profeta
más que en su tierra,
entre sus parientes y en
su casa."
Los profetas hablan
con las obras, no
con la apariencia
Las grandes
lecciones de la
vida se dan en
la actividad
cotidiana,
no en obras
excepcionales
No pudo hacer allí ningún
milagro, sólo curó algunos
enfermos
imponiéndoles
las manos. Y se extrañó de
su falta de fe.
Sin FE, no se ven los milagros
“Enséñame
el hombre
que hay en
ti, y Yo te
haré ver el
Dios que
hay en Mi”
(Teófilo
de Antioquía)
Y recorría los
pueblos de
alrededor
enseñando.
Difundamos el evangelio
con nuestra forma de vivir
Valle de Jezrael
(Galilea)
Es la tarea más
importante que tenemos
en nuestras manos
Jesús de Nazaret,
ayúdanos a dignificar
nuestro obrar cotidiano,
para que descubriendo
los valores humanos,
reencontremos los
ETERNOS.
Monjas de St. Benet de Montserrat
www.benedictinescat.com/montserrat