La Liturgia
continúa
el tema de la
LLAMADA.
La RESPUESTA
del hombre pasa
por un camino
de conversión
personal y
de identificación
con Jesús.
La 1ª Lectura
presenta al Profeta
Jonás anunciando
la Palabra del Señor
a los habitantes de
Nínive.
(Jon 3,1-5.10)
Los ninivitas creyeron
en Dios, acogieron
la llamada de
conversión,
y experimentaron
la misericordia de Dios,
que se ofrecía
a todos los pueblos...
El Salmo nos enseña
a caminar guiados
por la bondad y
compasión del Señor.
(S 25)
La 2ª Lectura invita
a poner la esperanza en
los valores eternos,
que nos hacen vivir
como resucitados,
dedicados al servicio
del Reino. (1Co 7,29-31)
En el Evangelio,
Jesús convida a los
primeros discípulos a
integrarse a su
comunidad.
(Mc 1,14-20)
El texto presenta a
Jesús en el inicio
de su vida pública,
en poblados olvidados
y desconocidos
de la Galilea, medio
pagana.
Es el resumen de todo su mensaje:
+ Una Afirmación:
“Se ha cumplido el plazo... está cerca el Reino de Dios…"
El Reino de Dios resume la esperanza de Israel en un mundo
nuevo de Paz y de abundancia, preparado por Dios a su Pueblo.
Era un hecho esperado hacía mucho tiempo por el Pueblo de Dios.
Ahora el tiempo de la espera ha acabado. El Reino de Dios ya ha
llegado, ya está presente, las promesas se están cumpliendo.
+ Dos Condiciones
para participar
de este Reino:
"Convertíos…
y creed la Buena Noticia…"
- Convertirse no quiere
decir cambiar de religión.
Quiere decir mudar la
mentalidad y el corazón,
reformular los valores de la
vida, para que Dios ocupe
en ella siempre el primer
puesto.
-Y revisar y remover en
nosotros todo aquello que
nos aleja de Dios y de los
hermanos…
* ¿Quién necesita
convertirse?
¿Solo los otros?
Creer en el Evangelio
no quiere decir conocer
solo lo que está escrito
en un libro.
Significa aceptar a Cristo
y todos los valores
que Él propone
para nuestra vida.
Es escuchar su palabra
y ajustar nuestra vida a
sus mandamientos,
que se resumen en uno:
El amor a Dios
y al prójimo.
* Y ¿nosotros vivimos
realmente el espíritu del
Evangelio?
+ Una Invitación: Para continuar y completar ese Reino, Cristo
invita a los primeros cuatro apóstoles y... hoy a todos nosotros:
“Venid conmigo… os haré PESCADORES DE HOMBRES".
- Escoge personas pobres,
ignorantes, desconocidas,
vulgares…
Nos parecería más lógico,
que la elección recayese
sobre los sacerdotes de
Jerusalén, sobre los fariseos
y escribas, profundos
conocedores de la Biblia.
Y, sin embargo, no…
¡la elección fue otra!
¿Por qué?
- Dios no aparece
en la grandeza de los
acontecimientos
o de las personas, sino en la
humildad, la sencillez, donde
generalmente hay más fe…
Primeramente ESTAR con Él
y después EVANGELIZAR en
su nombre...
+ La llamada continúa hoy:
Cada uno de nosotros ha recibido
y recibe siempre esa llamada a la
conversión y a seguir a Jesús.
El texto es un Modelo
de toda vocación cristiana:
- Es siempre una iniciativa de Jesús
dirigida a personas "normales".
No aconteció cuando estaban
rezando o haciendo algo de
extraordinario, sino cuando estaban
ejerciendo su profesión.
- Es siempre radical e incondicional:
El "Reino" debe ser un valor
fundamental, la prioridad,
el principal objetivo del discípulo para
seguir a Jesús y para integrarse a la
comunidad del Reino.
- Es una llamada
para unirse a la
persona de Jesús,
para hacer con Él
una experiencia de vida,
para aprender con Él
a ser una persona nueva
que vive en el amor
a Dios y a los hermanos.
- Exige
una respuesta inmediata,
desapego y fidelidad.
Esa llamada
es una misión especial
en el mundo y en la Iglesia,
confiada a todas las
personas.
Todos los bautizados están llamados a ser discípulos de Jesús,
a "convertirse", a "creer en el Evangelio",
a seguir a Jesús en ese camino de amor y de entrga de la vida.
Cristo continúa dirigiendo también HOY la misma llamada:
“Venid conmigo, y os haré pescadores de hombres…"
Se tuviéramos miedo, si nos sentimos incapaces para tanto,
miremos a esos pescadores de Galilea… pobres e ignorantes,
pero con una generosidad sin límites…
Dejaron todo y siguieron a Jesús…
También a nosotros nos
sigue exigiendo las
mismas condiciones
para poder seguirlo:
"Convertíos y creed la
Buena Nueva, el
Evangelio…"
¿Cuándo nos dimos
cuenta de la llamada de
Jesús, de lo que
teníamos que
abandonar,
qué ataduras
teníamos que romper
para seguir Cristo?
P. Antonio Geraldo Dalla Costa CS - 25.01.2015
MI DOMINGO
Con la Palabra de Dios
Meditada por: P. Antonio Geraldo Dalla Costa CS
Ilustración: Nelso Geraldo
Ferronatto
Traducción: P. José Luis Uranga, CMF
Música: HÁ UM BARCO ESQUECIDO NA
PRAIA
Pe. Zezinho
CD Dios me ama - Paulinas COMEP
Busca la dirección: http://www.buscandonovasaguas.com
Descargar

Diapositiva 1