Lectio divina del Salmo dominical
Domingo XVIII
AñoTiempo
B: Somos saciados
con el Pan
del
Ordinario
que Dios nos da.
Ex 16,2-4.12-15: Yo haré llover pan del cielo.
Sal 77,3.4bc.23-24.25.54: El Señor les dio un trigo celeste.
Ef 4,17.20-24: Vestíos de la nueva condición humana, creada a
imagen de Dios.
Jn 6,24-35: El que viene a mí no pasará hambre, y el que cree
en mí no pasará sed.
El Señor
les dio
un trigo
celeste.
Flor del tamarisco de la que se extrae el “maná”
Lo que oímos y aprendimos,
lo que nuestros padres nos contaron,
lo contaremos a la futura generación:
las alabanzas del Señor, su poder.
El Señor
les dio
un trigo
celeste.
Dio orden a las
altas nubes,
abrió las
compuertas del
cielo:
hizo llover sobre
ellos maná,
les dio un trigo
celeste.
El Señor
les dio
un trigo
celeste.
Y el hombre comió
pan de ángeles,
les mandó
provisiones hasta la
hartura.
Los hizo entrar por
las santas fronteras,
hasta el monte que
su diestra había
adquirido.
El Señor
les dio
un trigo
celeste.
Lectio
Ahora leemos el
salmo entero, despacio…
Esta semana el salmo 77 es
demasiado extenso para ponerlo
aquí.
Lo puedes encontrar en tu Biblia:
busca el libro de los Salmos. Y una
vez en él, busca el salmo 78 (77).
Si no la tienes pincha en el
siguiente enlace:
Salmo 77
Si lo quieres escuchar
en hebreo, pincha aquí.
Lectio
¿Qué lugar ocupa este salmo en el
salterio?
Según el P. Ramón Ribera, monje de
Montserrat, y otros estudiosos, el orden de
los salmos no se debe al azar sino que hay
toda una estructura interna.
Lectio
¿Qué lugar ocupa este salmo en el
salterio?
Nuestro salmo se encuentra en la primera
parte del salterio, dedicado a las súplicas
a Dios, formada por los libros:
1º: salmos 1-40
2º: salmos 41-71
Y 3º: salmos 72-88
Dentro del tercer libro, Salmo
este salmo
a la
77: pertenece
exposición
Colección de los Hijos desapiencial
Assaf (salmos
72-82).
sobre
la Un
conjunto de salmos que probablemente fueron
historia de Israel.
escritos durante la Deportación a Babilonia o un poco
después.
Lectio
: ¿Qué dice el texto?
 Esta larga meditación de estilo sapiencial (es el salmo más
extenso del salterio después del salmo 118) evoca la historia de
Israel, desde el Éxodo hasta la institución de la monarquía
davídica.
 El relato histórico sirve de soporte a una enseñanza para el
presente: en el recuerdo de su propio pasado, Israel debe
encontrar un motivo de gratitud y fidelidad al Dios de la Alianza.
 Esta preocupación didáctica se manifiesta, sobre todo, en la
presentación de la historia como una permanente contraposición
entre la misericordia del Señor y las rebeldías de su Pueblo.
 Podemos estructurar el salmo de la siguiente forma:
-Introducción (vv. 1-8)
-Primera serie de acontecimientos: Éxodo y desierto (vv. 9-33)
-Recapitulación (vv.34-39)
-Segunda serie de acontecimientos: de Egipto a Canaán (vv. 4064)
-Desenlace: elección de Judá y rechazo de Israel (vv. 65-72)
Me ditatio
c
Lo propio de este paso es meditar qué me dice a mi el texto. Esto es algo muy personal por ello
aquí para ayudar a esta meditación relacionamos el salmo con las lecturas del domingo.
¡Qué bella resonancia
de la 1ª lectura la
proclamación del salmo
de hoy!
Dios les dio pan del
cielo a nuestros padres
en el mana pero esto no
les fue una realidad
fácilmente reconocible
(de hecho según una
etimología popular la
palabra “maná”
provendría de la
expresión hebrea “man
hu” que significa “¿Qué
es esto?”).
Los dones de Dios nos
cuestionan y nos
obligan a buscarle con
mayor ardor.
El Señor les dio pan del cielo
El Señor les dio pan del cielo
Jesucristo en el Evangelio, retoma el pasaje de la 1ª lectura. Él es
el verdadero pan del cielo. La fe en Jesucristo es el alimento
que perdura y da la vida eterna.
El Señor les dio pan del cielo
El Señor nos da pan para que sepamos que Él es el Señor.
No de trata de buscar los dones del Señor sino de creer en el Dios de los
dones...
Oratio
¿Qué me hace decirle a Dios este salmo, la
liturgia de este domingo?
Te damos gracias, Señor,
porque nunca te cansas de perdonar,
porque gracias a nuestros padres
hemos conocido que Tú eres nuestro Dios y Señor,
el que nos da el verdadero pan del cielo:
Cristo Jesús.
¡Creemos y esperamos en Ti, Señor,
y contaremos tus alabanzas a la próxima generación!
Amén.
Contemplatio
Miro y me dejo mirar… En esto los Padres de la Iglesia son maestros…
“Él es el pan que ha bajado del cielo, pero un pan que
repara sin menguar él; un pan que se puede
consumir sin que pueda consumirse.
Este pan estaba figurado también en el maná. Por eso
se dijo: Les dio pan del cielo; el hombre comió el
pan de los ángeles. ¿Quién es el pan del cielo sino
Cristo? Mas para que el hombre comiera el pan de
los ángeles se hizo hombre el Señor de los
ángeles, pues si no se hubiera hecho esto, no
tendríamos su carne; y, si no tuviéramos su carne,
no comeríamos el pan del altar.
Apresurémonos por llegar a la herencia, dado que
hemos recibido tan gran prenda de ella. Hermanos
míos, deseemos la vida de Cristo puesto que
tenemos su muerte como prenda. ”
(SAN AGUSTÍN, Sermón 130, 2)
Actio
¿Qué me hace vivir el Señor a partir de esta Palabra?
Es el momento de la “obediencia de la Fe”…
Lo que oímos y
aprendimos,
lo que nuestros padres
nos contaron,
lo contaremos a la
futura generación:
las alabanzas del Señor,
su poder.
Descargar

Diapositiva 1