Tuve hambre
y me disteis de comer
Imagen del banco de imágenes del
Ministerio de Cultura
Mateo 25, 35
Tuve hambre
¿Cómo es posible que, en nuestro tiempo, haya todavía
quien se muere de hambre?
Pontificio Consejo Justicia y Paz,
Compendio de la doctrina social
de la Iglesia, n. 5.
Tuve hambre
Los traficantes cuyas prácticas usurarias y mercantiles
provocan el hambre y la muerte de sus hermanos los
hombres, cometen indirectamente un homicidio. Este les es
imputable.
Catecismo de la Iglesia Católica,
n. 2269.
Imagen del banco de imágenes del
Ministerio de Cultura
Tuve hambre
Por lo que se refiere al derecho a la vida, es preciso
denunciar el estrago que se hace de ella en nuestra sociedad:
además de las víctimas de los conflictos armados, del
terrorismo y de diversas formas de violencia, hay muertes
silenciosas provocadas por el hambre, el aborto, la
experimentación sobre los embriones y la eutanasia.
Imagen del banco de imágenes del
Ministerio de Cultura
Benedicto XVI, Mensaje para la Jornada
Mundial de la Paz 2007, n. 5.
Tuve hambre
Imagen del banco de imágenes del
Ministerio de Cultura
Durante el siglo que dejamos atrás, la
humanidad ha sido duramente probada por
una interminable y horrenda serie de
guerras, conflictos, genocidios, “limpiezas
étnicas”, que han causado indescriptibles
sufrimientos: millones y millones de
víctimas, familias y países desnutridos;
multitudes de prófugos, miseria, hambre,
enfermedades, subdesarrollo y pérdida de
ingentes recursos. En la raíz de tanto
sufrimiento hay una lógica de violencia,
alimentada por el deseo de dominar y de
explotar a los demás, por ideologías de
poder o de totalitarismo utópico, por
nacionalismos exacerbados o antiguos
odios tribales.
Juan Pablo II, Mensaje para la Jornada
Mundial de la Paz 2000, n. 13.
Tuve hambre
Imagen del banco de imágenes
del Ministerio de Cultura
Es preciso, en especial, encontrar
soluciones definitivas al viejo
problema de la deuda internacional
de los países pobres, garantizando
al mismo tiempo la financiación
necesaria también para la lucha
contra el hambre, la desnutrición,
las enfermedades, el analfabetismo
y la degradación del medio
ambiente.
Juan Pablo II, Mensaje para la Jornada
Mundial de la Paz 2000, n. 17.
Tuve hambre
Imagen del banco de imágenes
del Ministerio de Cultura
Optar por la vida comporta el rechazo de
toda forma de violencia. La violencia de la
pobreza y del hambre, que aflige a tantos
seres humanos; la de los conflictos
armados; la de la difusión criminal de las
drogas y el tráfico de armas; la de los daños
insensatos al ambiente natural.
Juan Pablo II, Mensaje para la Jornada
Mundial de la Paz 1999, n. 4.
Tuve hambre
Lamentablemente, el hambre no es un asunto del pasado, una cuestión
que la humanidad haya resuelto. No podemos decir: “tuve hambre”.
Son millones los que en nuestro mundo pueden decir: “tengo hambre”.
Descargar

Tuve hambre