By Celen Orives
Hoy es sábado, 03 de octubre de 2015
Ahora mismo son las 06:01 horas.
Hambre de prestígio. Hambre de riquezas materiales. Hambre de dinero, de mucho
dinero, de ostentaciones, de vanidades, de lujos deslumbrantes.
El hambre insaciable de los hombres inconcientes, de un mundo vanidoso.
El alma se desvanece en el lecho de la ignorancia...
Hay de todo, menos de los que es elevación, moralidad, espiritualidad,
hermosura y grandeza.
No hay hambre de bondad, de amor, de belleza, ni de pureza de alma.
Hay hambre de egoismo, de intereses, de subir cada uno – aún pasando sobre la moral – a
la cúspide de la fortuna.
Diriase que los hombres - en su hambre de siglos – sólo buscaran las sombras del
ridículo y los abismos de las fáciles orgías, donde irán a encadenar al alma para siempre.
Y, no obstante, los justos y los buenos que aún recorren serenamente, sin
claudicaciones ni desalientos, el camino extenso del mundo, se esfuerzan en
encauzar a los desviados hacia la justícia, el derecho y la comprensión.
Es que, todavia, hay tiempo de salvar el alma de la carne floja que la aprisiona y
ahoga.
Formatación:- CORIVES SLIDES
Texto:- Celen Orives
Imagenes:- Internet y archivo proprio
Música:- Arrevederte Roma
Vea más:www.sergrasan.com/celenorives/
[email protected]
Descargar

Slide 1