24 de Julio 2007
LAS COSAS CLARAS…..(PERO TODAS)
UGT está haciendo circular, en algunas provincias(aquí en Valencia, no….de momento),
informaciones sesgadas respecto a las posibilidades de defenderse contra la agresión que supone el
traslado forzoso de nuestros compañeros desde sus localidades a la capital de esas provincias.
Sesgadas porque si nos atenemos a lo que manifiestan, parece evidente que Telefónica estaría
vulnerando nuestro derecho a la ocupación efectiva al pretender “desalojar” determinados pueblos en
beneficio del nuevo contrato global con las empresas colaboradoras (eufemismo de contratas y
subcontratas).
Además, si los índices de productividad de los trabajadores afectados no desmerecen ni de los de
otros compañeros o grupos estables (Plan Óptima) ni de los objetivos de la Gerencia de turno,
¿cómo, entonces, se justifican las razones que avalarían esa grave medida?.
No saben ni contestan. Eso sí, más allá de subrayar en letras de molde y en negrita que se oponen a
esos traslados dado que existe actividad suficiente para mantener esos puestos de trabajo, se
dedican a culpar al empedrado aunque no lo identifiquen (quizás por vergüenza, quizás por algún
estúpido temor) asegurando que el Tribunal Supremo (TS) dificulta la solución de ese problema
cuando estimó, parcialmente, el recurso de casación de CGT declarando que era nula la composición
de la Comisión de Empleo puesto que al atribuirle competencias negociadoras no cabe excluir de
dicha comisión a los sindicatos presentes en el CI, aunque no hubiesen suscrito el vigente Convenio
Colectivo.
No existe vacío legal alguno. Si la composición de esa Comisión de Empleo es nula, fácil,
convóquese a TODOS los sindicatos del Comité Intercentros, y a funcionar. Si algún iluminado lee
más allá de lo dicho en el fallo judicial, fácil, recobra vigencia no sólo el artículo 79 bis de la NL (nunca
la ha perdido en realidad) sino también aquellas cláusulas del convenio anterior relativas a esa
Comisión de Empleo.
El problema es que UGT se resiste a reconocer,
1º) Que su convenio es el que facilita los traslados forzosos provinciales.
2º) Que la capacidad de la comisión de empleo de abortar esos traslados ante el
desacuerdo con los
Comités de Empresa es relativo como demuestra la experiencia más
reciente de compañeros que, a pesar de
esa
discrepancia,
fueron
obligados
a
trasladarse
3º) Que, por ello, reabrir la comisión convocando a todos los que tienen derecho a
participar en ella, les
pone ante la evidencia y el sonrojo de su incapacidad para evitar
realmente esos traslados.
CGT impugnó
parcial, de su
resquicio para
de convenios
el convenio, aunque sólo parcialmente, y obtuvo, en el TS, una estimación, aunque
demanda. Nos alegramos de ello; si acaso, lamentamos no haber encontrado algún
impugnar en bloque la cláusula 4 del CC 2003-2005 (Empleo) prácticamente un calco
anteriores como el de 1999-2000 (muleta del I ERE) y durante cuya vigencia se
Descargar

Diapositiva 1