Henry Van Dyke
Bety
Padre celestial, nuevamente llega este
día de gozo que corona un año más con
paz y buena voluntad.
Ayúdanos a recordar
como es debido el
nacimiento de Jesús
para que participemos
del canto de los
ángeles, la alegría de
los pastores y la
adoración de los
Magos.
Cierra las puertas del odio
y abre las del amor por todo el mundo.
Envía bondad en cada regalo
y buenos deseos en los saludos navideños.
Líbranos del mal
por medio de la
bendición de
Jesucristo y
enséñanos a ser
alegres y limpios
de corazón.
Que en la mañana de Navidad nos alegremos de
ser Tus hijos, y a la noche nos durmamos
llenos de gratitud, perdonando y perdonados,
por amor a Jesús. Amén.
¡ Feliz de Navidad !
Descargar

Diapositiva 1