TRATAMIENTO DE
RESIDUOS
INFORMÁTICOS
Normativa sobre la gestión de
residuos informáticos
La legislación que se hace cargo de los Residuos de Aparatos Eléctricos y
Electrónicos (RAEE), el Real Decreto 208/2005 sobre aparatos eléctricos y
electrónicos y la gestión de sus residuos, establece una serie de normas aplicables a
la fabricación del producto y otras relativas a su correcta gestión ambiental cuando
se acabe convirtiendo en residuo.
Este RD obliga a los productores a adoptar las medidas necesarias para que dichos
residuos puedan ser recogidos de forma selectiva y minimizar así el impacto
ambiental.
El productor puede utilizar sus propios medios o puede agruparse en Sistemas
Integrados de Gestión (SIG), lo que permite recoger y reciclar al mínimo coste,
garantizando siempre el mejor servicio
Obligaciones de los productores
 Financiar los costes de la gestión de sus productor cuando se conviertan en residuos.
Lo pueden hacer de manera individual o a través del SIG.
 Inscribirse en el registro de establecimientos industriales como productores de RAEE.
 Diseñar los aparatos de forma que no contengan plomo, mercurio, cadmio ni otras
sustancias muy contaminantes, salvo las excepciones que se hayan fijado.
 Marcar los aparatos para identificar al productor y dejar constancia de que se han
puesto en el mercado.
 Marcar los aparatos destinados a los hogares mediante el símbolo de un cubo
tachado. Cuando su tamaño o función no permita el etiquetado se estamparán en el
envase, las instrucciones y la garantía.
 Informar sobre el significado del símbolo que tenga en las instrucciones, garantía o
documentación que acompaña al aparato, así como de los posibles efectos sobre el
medio ambiente o la salud.
Obligaciones de distribuidores y
usuarios
El artículo 4 de este RD también asigna obligaciones a los distribuidores (o
vendedores) y a los usuarios.
En concreto, este artículo detalla que :
 El usuario de aparatos eléctricos y electrónicos en los hogares deberá entregarlos
cuando se deshaga de ellos para que sean gestionado adecuadamente. Dicha entrega
será gratuita.
 El usuario que adquiera un nuevo producto, que sea del tipo equivalente o realice las
mismas funciones que el aparato que se desecha, podrá entregarlo en el acto de la
compra al distribuidor o vendedor.
Entrega de RAEE
 Los productores establecerán sistemas para la selectiva de los RAEE que no procedan
de hogares particulares, para que sean transportados a los centros de tratamiento
autorizados.
 En municipios de más de 5.000 habitantes serán las entidades locales las encargadas
de la recogida de RAEE procedentes de los hogares.
 En municipios de 5.000 habitantes o menos, las entidades locales solo están obligadas
a ofrecer instalaciones para la recogida de RAEE, salvo que la normativa de su
comunidad dicte otra cosa.
 Cuando la recogida implique riesgo sanitario o de seguridad para la salud, por estor
contaminado podrá rechazarse y será responsabilidad del usuario la correcta gestión
del residuo.
 Los productores, los distribuidores o las entidades locales, según corresponda,
tendrán la obligación de recoger con la periodicidad necesaria y trasladar los residuos.
El ciclo del reciclado
El proceso de reciclado de RAEE consta de una serie de pasos, tal y como vemos en la
siguiente imagen:
Elementos para el reciclado
USUARIO
Inicia el proceso de reciclado del residuo entregándolo en la tienda, en un punto limpio o en
los puntos de recogida selectiva que habiliten en su ciudad.
COMERCIO
Recibe los residuos. Puede optar por trasladarlos por su cuenta al punto limpio o esperar la
recogida selectiva del SIG que esté habilitado.
PUNTO LIMPIO
Recoge los residuos y de forma más habitual, concierta traslados de estos a los centros de
tratamiento de residuos.
USUARIOS PROFESIONALES
Generan residuos en más cantidad y suelen tener zonas habilitadas de puntos limpios que
actúan como tal.
RECOGIDAS SELECTIVAS
Todos los residuos recogidos los trasladan a centros de tratamiento.
CENTRO DE TRATAMIENTO DE RESIDUOS
Se aplican las técnicas de reciclaje pertinentes para recuperar los materiales reciclables y
tratar los residuos peligrosos.
Tecnologías de reciclaje
Al final de su vida útil, los aparatos eléctricos y electrónicos se han de tratar
mediante un proceso que ofrezca garantías para recuperar los materiales
aprovechables y, a la vez, tratar adecuadamente los materiales que sean peligrosos.
Antes de procesar el residuo, deben extraerse de él todos los componentes y
sustancias que puedan suponer un riesgo para el medio ambiente o la salud.
 Técnicas de reciclaje
 Fases del proceso de reciclaje
Técnicas de reciclaje
Existen 4 técnicas para reciclar:
 Separación manual de los componentes del aparato.
 Extracción y triturado de los materiales.
 Refinado e incineración para la recuperación de ciertos materiales (sobre todo
metales).
 Reacciones químicas para el tratamiento de circuitos, metales preciosos, etc.
Fases del proceso de reciclaje
1. Recogida selectiva y transporte
al centro de tratamiento
2. Recepción y almacenamiento
de los residuos
3. Clasificación de los residuos
6. Separación de materiales
reciclados
5. Tratamiento de materiales
aprovechables
4. Desmontaje manual y
separación de materiales
Residuos informáticos
Cuando trabajamos con equipos informáticos no solo generamos como residuo el
propio equipo, sino que hay una serie de materiales y consumibles que también
tenemos que tener en cuenta a la hora de reciclar.
Los residuos que se obtienen en el entorno de un sistema informático son los
siguientes:
Papel y cartón
Plásticos
Vidrio
Metales y circuitos
Pilas y baterías
Espumas
Tintas y cartuchos
Papel y cartón
El papel es uno de los materiales que más se recicla. Cuando se
ha utilizado por las dos caras y ya no es útil se deposita en el
contenedor
.
En este contenedor también podemos echar cartón, cartulinas o
pasta de papel, ya que el procedimiento de reciclado es
prácticamente el mismo.
Hay que procurar quitar las grapas, precintos plásticos, cintas adhesivas y cualquier
otro elemento que no sea papel o cartón.
Plásticos
Por un lado, tenemos todos los precintos plásticos y las bolsas
en las que se embalan los productos. Estos residuos los
depositamos en el contenedor
.
También van a ese contenedor todas las piezas pequeñas de
plástico que suelen venir como protectores en algunos
componentes (impresoras, cartuchos, discos duros, etc.).
Los componentes informáticos, aunque tienen la carcasa de plástico, no se
depositan en el contenedor amarillo.
Vidrio
Un equipo informático no genera residuos de vidrio que se
puedan reciclar depositándolos en el contenedor
.
A pesar de que podríamos pensar que ciertas partes, como por
ejemplo, la superficie de un escáner rota, o los ya en desuso
filtros de pantalla, podrían reciclarse junto al vidrio que, al igual
que el de los vasos, no se puede tratar junto al de las botellas,
frascos, etc. Y habría que depositarlos en el contenedor de los
orgánicos.
El monitor aunque tenga la pantalla de vidrio, no se deposita en el contenedor
verde. Lo más adecuado es depositarlos en un punto limpio de donde los llevarán al
centro de tratamiento.
Metales y circuitos
Las partes metálicas de los componentes informáticos hay que
derivarlas al punto limpio o a un punto de recogida selectiva.
Lo mismo sucede con los circuitos. Si cabe, con estos hay que
tener aún más cuidado porque contienen sustancias que pueden
ser muy contaminantes y solo pueden separarse por procesos químicos.
Pilas y baterías
Tanto las pilas como las baterías son muy utilizadas en los
equipos informáticos: todos los equipos cuentas con una pila de
botón en la placa base y los portátiles, incluso, con una batería.
Además, están los dispositivos inalámbricos que también
necesitan pilas para su funcionamiento.
Se depositan en puntos de recogida selectiva para su posterior
tratamiento. Hoy por hoy no son reciclables.
Bajo ningún concepto hay que tirar las pilas o baterías a un contenedor de basura,
sea del color que sea.
Espumas
Las espumas proceden sobre todo del embalaje de los
componentes informáticos.
Salvo que el fabricante de la espuma recomiende lo contrario hay
que depositarla en el contenedor
.
No todas las espumas son reciclables pero sí que se pueden
reutilizar para fabricar productos plásticos, para mejoras el drenaje de superficies o
para generar materiales de construcción.
Tintas y cartuchos
Los cartuchos de la impresora y las tintas de estos son reciclables
cien por cien. Hoy en día está muy expandido el uso de cartuchos
reciclables.
Los cartuchos vacíos o con la tinta ya seca se llevan a un punto
de recogida selectiva.
Descargar

TRATAMIENTO DE RESID