Las Bienaventuranzas
1
El sentido de las
Bienaventuranzas
Con base en el libro
del Dr. Antonio Cruz
Conferencias Pastorales LOGOI 2009
La palabra
“Bienaventurado”
• La palabra griega que usa el Nuevo Testamento
es la palabra makários que significa feliz.
• Por eso algunas versiones de la Biblia en Español
la traducen como felices, dichosos en vez de
bienaventurados.
Reina Valera 60
Reina Valera 97/98
NVI
Bienaventurados
Felices
Dichosos
“Bienaventuranzas”
¿Qué son?
• No son una simple expresión de bendición.
Es decir, un buen deseo que se espera que
algún día ocurra.
• La felicidad que describen no se basa en la
ausencia de problemas o sufrimiento. Al
contrario, es una realidad a pesar de éstos.
• No describen premios logrados por medio
del esfuerzo o mérito personal.
“Bienaventuranzas”
¿Qué son?
• Reconocen o describen una realidad ya
existente, aunque ni siquiera uno sea
consciente de ello.
• Son declaraciones de que ya es una
realidad presente el gozo sublime esperado
en la consumación de los tiempos.
• Anuncian que la alegría del reino de Dios
se ha acercado a la tierra.
“Bienaventuranzas”
¿Qué son?
• La bienaventuranza es la satisfacción, el
bienestar, el estado de felicidad suprema
o de salvación de aquellos que pertenecen
al reino que trae Jesús.
• Jesús afirma por medio de las
bienaventuranzas que sus discípulos ya
son personas dichosas y que pueden
experimentar en el presente, el gozo de
su salvación, a pesar de situaciones
problemáticas o de sufrimiento.
Por gracia,
no por mérito
A pesar del
sufrimiento
Condición
presente
Realidad para
los ciudadanos
del reino de Dios
La felicidad descrita en las
bienaventuranzas
• No es una felicidad basada en las cosas que
se poseen o en las buenas circunstancias.
• No es una especie de conformismo apático,
en el que no se aspira a nada más.
• Esta felicidad no es incompatible con los
problemas o el sufrimiento. No es la felicidad
del que no sufre, sino del que reconoce su
dependencia en Dios.
• Se trata de personas felices a pesar de las
dificultades reales que deben soportar.
La felicidad descrita en las
bienaventuranzas
• La felicidad a que se refiere Jesús es ante
todo, su propia felicidad. Él mismo fue un
bienaventurado pobre, manso, que tuvo
hambre y sed de justicia, pero siempre fue
misericordioso, limpio de corazón,
pacificador y perseguido por la justicia.
• La felicidad de Cristo mismo estuvo siempre
acompañada por la sombra oscura de la
Cruz.
• ¿Por qué nuestra felicidad sería diferente?
La felicidad descrita en las
bienaventuranzas
• El gozo del discípulo cristiano no es un gozo
exento de adversidad, lo que ocurre es que
ésta, al contemplarse desde la perspectiva
de la salvación, queda liberada de su
dimensión trágica definitiva.
Bienaventuranzas: El orden
Altísimo
Semejantes
Hambre y sed de justicia
Misericordiosos
Los mansos
Limpio corazón
Los que lloran
Los que hacen la paz
Pobres en espíritu
Perseguidos
“Bienaventurados
los que son pobres en
espíritu, porque de ellos es
el reino de los cielos”
Mateo 5:3
Pobres en Espíritu ¿Quiénes?
•Son personas que no se consideran
autosuficientes, sino saben reconocer su
necesidad de los demás para vivir.
•Están conscientes de su total indefensión.
•Reconocen su dependencia absoluta de Dios y
descansan totalmente en él.
Pobres en Espíritu ¿Quiénes?
•Se doblegan con humildad, con sinceridad y
por completo a Dios, sacando de él las fuerzas
para vivir cada día.
•Personas sin orgullo ni pretensiones, sino que
se humillan interiormente.
•Saben ser pacientes porque lo esperan todo de
Dios y confían.
Actitud
completamente
opuesta a la que
tenían la mayoría de
los escribas y fariseos.
Que sentían una orgullosa suficiencia y
superioridad sobre los demás, porque estaban
convencidos de no necesitar a nadie para
alcanzar su salvación, ya que creían observar
todas las exigencias de la Ley.
Practicas peligrosas
relacionadas con esta
bienaventuranza
Idealización de
la pobreza
Teología de la
prosperidad
Idealización de la Pobreza
•Algunos han concebido la pobreza como una
virtud cristiana.
•Pero aunque Jesús reconoce la felicidad de los
pobres en espíritu, no propone la pobreza como
si se tratase de un ideal cristiano.
•La pobreza sigue siendo un mal contra el que
hay que enfrentarse y procurar erradicar.
Idealización de la Pobreza
•En la iglesia primitiva (Hechos 4:32) ponían
todos los bienes materiales en común para
solucionar la situación precaria que existía entre
los primeros cristianos.
•La idea no era hacerse pobre intencionalmente
o buscar la pobreza como un ideal recomendado
por Cristo; sino todo lo contrario, se deseaba
que mediante esta generosidad ya no hubiera
pobres.
Idealización de la Pobreza
•El ideal cristiano que se persigue es el amor a
los pobres no a la pobreza.
•La pobreza material del ser humano es una
situación injusta que indigna y ofende a Dios.
•No debemos usar esta bienaventuranza para
perpetuar la pobreza en el mundo.
•El cristiano no debe olvidar su responsabilidad
social en el mundo.
Teología de la prosperidad
•Es una nueva tendencia dentro del
protestantismo que vuelve a contemplar la
riqueza material y la prosperidad económica
como una consecuencia más de la auténtica
fidelidad cristiana.
•Estas herejías llevan a la conclusión de que
la pobreza es un pecado, puesto que sería
consecuencia del fracaso espiritual, en tanto
que la prosperidad material sería el reflejo de
una vida espiritual abundante.
Teología de la prosperidad
Pablo enseña lo contrario:
Porque nada hemos traído a este mundo, y sin duda
nada podremos sacar. Así que, teniendo sustento y
abrigo, estemos contentos con esto. Porque los que
quieren enriquecerse caen en tentación y lazo, y en
muchas codicias necias y dañosas, que hunden a
los hombres en destrucción y perdición; porque raíz de
todos los males es el amor al dinero, el cual codiciando
algunos, se extraviaron de la fe, y fueron traspasados
de muchos dolores (1 Ti 6:7-10).
¿Por qué son bienaventurados
los pobres en espíritu?
Porque tienen un
Rey especial:
Un rey que garantiza la
libertad de su pueblo
(Ex 15:18)
Un rey que garantiza la
justicia en su pueblo
(Salmo 72:1-4)
¿Por qué son bienaventurados
los pobres en espíritu?
La esperanza gloriosa de los pobres en espíritu
es la de tener a Dios como un rey bondadoso
que será su defensor y les hará justicia.
Aplicaciones
“… de ellos es el reino de los cielos”
•No nos consideremos nunca autosuficientes
delante de Dios.
•Dependamos completamente de Dios a pesar
de lo que poseamos.
•Dobleguemos nuestro orgullo personal y
humillémonos ante el Señor.
•Compartamos con los necesitados.
Aplicaciones
“… de ellos es el reino de los cielos”
•Dejemos de confiar tanto en nosotros mismos
y nuestras “seguridades” materiales.
•Tengámosle a Él como único rey y Señor.
Descargar

Diapositiva 1