Condiciones carcelarias de
Transexuales y Mujeres
Daniela Ortega
Abogada
OBSERVACIONES FINALES COMITÉ CEDAW, 2012
“El Comité exhorta al Estado parte a que vele por que la reforma del sistema
penitenciario incluya una perspectiva de género y prevea instalaciones y
servicios de salud adecuados para todas las mujeres privadas de libertad del
país”
Estudio sobre condiciones carcelarias sobre la base de
plan de visitas a cárceles
Antecedentes Generales del Estudio
• Estudio adjudicado a Fundación Paz Ciudadana
• Fuentes de Información:
• Visitas a 44 penales a lo largo del país, por un equipo
interdisciplinario, durante los meses de septiembre y octubre de
2012, aplicándose un instrumento estructurado en base a estándares
internacionales. Se visitaron todas las cárceles concesionadas del
país y todos los Centros Penitenciarios Femeninos.
• Encuestas realizadas a 274 internos/as.
• Entrevistas semiestructuradas realizadas a un(a) interno(a) por
unidad penal que haya permanecido en celda solitaria en los últimos
tres meses.
• Grupos focales, a personas pertenecientes a pueblos indígenas,
personas migrantes y personas LGTBI
• Entrevistas a instituciones públicas y no gubernamentales
relacionadas con el sistema carcelario.
• Información estadística proporcionada por Gendarmería.
Aspectos abordados por el estudio
A. Informe Final
•
Derecho a la vida
•
Derecho a la integridad personal
•
Atención médica
•
Programas de reinserción y rehabilitación
•
Contacto con el mundo exterior
•
Derecho a la libertad de conciencia y religión
•
Derecho de petición, reclamo y acceso a información
•
La situación de los grupos vulnerados (Migrantes, Indígenas y
Grupos de Diversidad Sexual)
B. Informes por Unidad
1. Ficha Técnica
2. Población y Capacidad
3. Personal
4. Infraestructura y equipamiento
5. Seguridad
6. Programas de reinserción
7. Régimen interno
8. Disciplina y Sanciones
9. Relación con el mundo exterior
10. Protección de Derechos Fundamentales
11. Recomendaciones
Condiciones carcelarias de personas transexuales
Restricciones del Estudio
• Los grupos focales solo pudieron llevarse a cabo en 12 unidades
penitenciarias.
• Los grupos focales incluyeron a distintos grupos de diversidad sexual.
Aspectos abordados por el Estudio
A. No discriminación
• Se recibieron múltiples relatos de discriminación por parte de funcionarios,
donde las internas/os manifestaron recibir insultos y malos tratos.
“Hasta en los allanamientos es denigrante para nosotros los homosexuales,
sobre todo las personas que tenemos VIH, nos desnudan delante de todo el
resto, nos sacan la ropa a la hora que ellos llegan, desnuda, a pata pelada.
Estamos propensas que nos resfriemos, a todo eso”.
“Por ejemplo, que yo personalmente, hablo de lo personal, de repente, hay
malas palabras por mi condición de transgénero, de maricón o caballo…”.
• Se alega desconocimiento por parte de los funcionarios/as sobre temas de
identidad de género.
“Yo, más que nada, la mayoría todo bien. Pero no falta sí, yo creo que son
ignorantes en el tema, es que sí, a mí me marca, es que yo a mí, yo sé que soy
mujer, pero yo soy declarada por psicólogo y psiquiatra con papel médico que soy
transgénero.”
• Situación particular de las transexuales que ingresan a cárceles de hombres y
son tratadas como hombres pese a sentirse mujeres. Se les dificulta el acceso a
sus ropas, maquillaje, medicina de hormonas y se les nombra como hombres.
“Nos tratan como hombre y, nosotras viniendo de mujer, nos tratan de hombre y
quedamos para la risa de los demás. Entonces, como las mismas personas nos
discriminan, y nos ponen letreros con el nombre de hombre…”.
“Pero, ahí entra lo justo y necesario. Pero el Mayor hizo una orden, dijo que ya una
vez, como entre paréntesis, que ustedes son homosexuales, nosotros le alegamos
como travestis, necesitamos nuestro maquillaje, nuestro peinado, como cola, él dijo,
ya una vez al mes sus pinturas”
• Buenas prácticas en Santiago I y CPF de Santiago.
“No, por mi parte no, nunca me han tratado mal, ni me han dicho sobrenombres
no. Por mi nombre de pila me tratan, pero que me traten mal no…”.
“Es que ellos vienen, como yo y Ángel, los conocimos en San Miguel, siempre la
jefatura nunca está en el piso, no vive con nosotros, como los funcionarios que
están. Ellos son un plato, tienen buen trato con nosotros, no tengo queja, pero yo
soy de las antiguas, no como los jineteados que vienen a lo lejos, y vienen puro a
discriminarnos y a retarnos, nunca vienen a dar un aporte más que nada”.
• Discriminación por parte de los internos quienes se rehúsan a compartir
espacios comunes.
“Hacen los talleres con grupos de la población penal, cosa que la población penal
a veces no está de acuerdo a compartir estas reuniones con homosexuales y
empiezan al tiro con las indirectas, con las faltas de respeto, con las insolencias y
a discriminar, y así nos hunden a nosotras. Nosotras no podemos ni hablar”.
B. Agresiones Físicas.
• Se recibieron múltiples testimonios de agresiones severas.
“Sí, hace como dos meses por un funcionario que llegaba en estado de
ebriedad y venía a agredirnos a todos”.
“Sí, por eso llegó otro después, porque una vez yo me cobré con una
costura, llegó a tratarme mal, que ‘Maricón sapo, maricón culiao’(sic), de
todo me dijo y el mismo me fue a pegarme a mí. Me pegó un sablazo en el
hombro y yo me defendí y lo pesqué a combos”.
• Los allanamientos como espacios de vulneración de derechos.
“Ese día estábamos acá gente que no hace nada ¿me entiende? Y... yo soy
transgénero, yo tengo mi cuerpo con metacril. Yo ese día les dije, ‘No me
golpee, si ya estoy en el suelo, no me golpee, porque yo tengo silicona y
me puede dejar marcada’, disculpe las palabra, ‘Qué, maricones, caballos’,
y nos pegaban así, ‘¡Oiga, me duele!’, le decía yo”.
C. Ubicación y acceso a servicios.
Las medidas para resguardar la integridad física de las internas/os no deben
traducirse en restricciones en el acceso a beneficios y actividades.
• Existen unidades penitenciarias en las que no hay espacios segregados y otras
en que sí existen módulos especiales.
• Escaso acceso al área técnica, a la escuela y a los talleres de capacitación y
laborales.
“Nosotros igual tenemos discriminación en el sentido del colegio, porque a nosotros
no nos dan colegio”
“Lo otro sería que nos integraran a talleres, porque aparte el espacio como es
chiquitito es aburrido, andamos chocando unos con otros, sin mala onda sin nada”.
Algunos datos del Informe Anual 2012.
• Se solicitó información sobre número de población LGTBI privada de libertad al
mes de Agosto 2012. Gendarmería entregó información por orientación sexual y
no por identidad de género: Población Bisexual: 206. Población Homosexual:
360.
• Se planteó la necesidad de construir un diagnóstico sobre las vulneraciones de
derechos que viven las personas LGTBI.
• Necesidad de mantener un diálogo participativo para resguardar la integridad
física y el ejercicio de derechos.
Recomendaciones:
1. Necesidad de establecer la discriminación como una falta al orden interno,
sancionándola tanto cuando es cometida por los/las funcionarios/as de
Gendarmería como por los otros internos/as.
2. Capacitar a los funcionarios/as y fomentar un clima de no discriminación dentro
de las unidades penales.
3. En los casos de segregación física debe asegurarse las mismas condiciones de
habitabilidad y acceso a servicios que para el resto de la población penal.
4. No excluir de escuelas, talleres y trabajo por factores de espacio o
discriminación. Si es necesario, deben establecer programas especiales de
estudios y trabajo según sus necesidades.
5. Crear instancias donde se sancionen las agresiones y malos tratos, en especial
durante allanamientos.
Condiciones carcelarias de mujeres
La situación de las mujeres es dispar.
A. Integridad personal.
En la mayoría de las unidades penales en las que existen secciones de mujeres y
hombres, las secciones femeninas no cuentan con separación total entre
imputadas y condenadas.
En los allanamientos en algunos centros no se respeta el principio de
proporcionalidad utilizando medios intrusivos.
Condiciones de reclusión. Hacinamiento.
B. Acceso a la salud.
• Existe una alta demanda de atención médica, sobre todo ginecológica,
insatisfecha. Suele ser una reclamo común de las internas la falta de acceso a
la salud.
• En las unidades penales con secciones masculinas y femeninas, la enfermería
no contaba con una sección de hospitalización para mujeres.
C. Acceso a la Educación, Rehabilitación y Trabajo.
• El acceso a programas de educación, rehabilitación y trabajo es escaso, sobre
todo si se compara la situación de las mujeres y la de los hombres en la misma
unidad penitenciaria.
• Los talleres para las mujeres son principalmente recreativos y no permiten adquirir
competencias laborales.
• Los programas educacionales son restringidos y en varias ocasiones se limitan a
un programa de exámenes libres.
• Centros de Educación y Trabajo: Hasta Agosto de 2012, solo 8,3% de participación
femenina. (En general los CET cubren a solo el 1,37% de la población en sistema
cerrado)
D. Contacto con el mundo exterior.
• Revisiones intrusivas de visitas: niños y niñas.
• Visitas íntimas, sanción al embarazo. Obligación de usar métodos anticonceptivos,
bajo sanción de perder el derecho al venusterio.
• Al haber pocas unidades femeninas, muchas veces las mujeres quedan alejadas
de sus hogares.
• Buenas prácticas: CPF Santiago valida el trabajo en el hogar como antecedente
para otorgar beneficios penitenciarios pese a que actualmente no está
explícitamente contemplado en el REP.
Recomendaciones
1. Adoptar las medidas para que imputadas se encuentren separadas de las
condenadas.
2. Si bien los procesos de allanamientos ayudan a detectar armas blancas u otros
instrumentos que pueden ser usados para atentar contra la vida de alguna interna,
estos deben selectivos y el uso de la fuerza debe ser excepcional y proporcional.
3. En relación con las condiciones carcelarias, se sugiere invertir en mejorar las
condiciones de habitabilidad de aquellos recintos penales que presentaron
condiciones lesivas del derecho a la integridad, considerando los niveles de
hacinamientos, acceso a servicios higiénicos y la provisión de útiles de aseo.
4. Mejorar la calidad de la atención de la salud
5. Incrementar el acceso a programas de rehabilitación, trabajo y educación.
6. En relación al contacto con el mundo exterior, privilegiar la cercanía de las
privadas de libertad con sus hogares.
GRACIAS
Descargar

Diapositiva 1