Mi carrera paso a paso
Reclutamiento: de la rigidez
endogámica a la diversidad
más enriquecedora
"La mejor manera de hacer carrera es transmitir a los
demás la impresión de que ayudarte sería para ellos de
gran provecho."
Jean de la Bruyere (1645-1696)
INTRODUCCION
Es un hecho que los tiempos están cambiando en cuanto
a la forma de reclutar y seleccionar talento, aunque no
del mismo modo en todos los sectores. La globalización,
las multinacionales, la propia experiencia nos está
haciendo progresar aunque aún no madurar, no, no
hemos llegado a un estado maduro, desafortunadamente
aún nos queda mucho camino por recorrer.
“La mejor manera de hacer carrera es transmitir a los
demás la impresión de que ayudarte sería para ellos de
gran provecho”. escribía Jean de la Bruyere (1645-1696)
un escritor francés.
Uno de los principales errores de las empresas
españolas, está en reclutar a las personas por lo que
“han acumulado" en su currículum y no tanto por lo que
son capaces de hacer en el momento en cuestión y aún
mucho menos por lo que quieren hacer en su futuro.
La mera reposición de plazas con el mismo perfil,
reclutado de la competencia, realizando lo mismo bajo
otras siglas, o proveniente de las mismas universidades,
no nos hace más que hundirnos más y más a empleados
y empresas en un bucle endogámico, muy lejos de la
excelencia y de la mano de la mediocridad.
Volver a pagina principal
Reclutamiento:
de la rigidez endogámica a la diversidad
más enriquecedora
Si preguntas un europeo del norte qué le ha llamado la atención de la sociedad
española, tras una estancia de vacaciones, o estudios, más allá de decirnos un sinfín de
halagos como lo encantadores, hospitalarios, agradables, espontáneos y demás
cortesías, si conseguimos ahondar un poco más, nos confesará la uniformidad con la
que vestimos, nos divertimos, nos relacionamos, etc curioso, ¿no?
Al menos para mí como madrileña, esta visión desde un principio siempre me dejó
perpleja, y cuando la constatas con más de una persona, o decenas de diferentes
nacionalidades y edades, entonces es cuando empiezas a concederle una cierta
autoridad. Podría buscar y entonces encontrar un sinfín de justificaciones, desde que
somos una sociedad mucho menos individualista y más colectivista según los
parámetros de Geert Hofstede, y que por tanto si, es lógico que para estar más en
sociedad necesitamos amoldarnos más los unos a los otros, como también es cierto que
establecemos una relación emocional mayor que en otros países comparando
situaciones similares, y donde entablamos relaciones de amistad independientemente
de las profesionales con mayor facilidad. Toda esta última parte la escribo para digerir
mejor ese concepto de “uniformidad”.
Volviendo a nuestro tema, al mundo laboral, y en especial al mundo de la contratación,
España es un país por excelencia tradicional, endogámico y muy poco eficaz.
A pesar de nuestras grandes dotes sociales, no confiamos en nuestras habilidades más
intrínsecas, de empatía, de entender al otro y saber dónde tiene los pies plantados y
hacia donde se quiere ir.
En vez de aprovechar nuestra cordialidad profesional e indagar en los porqués del
candidato, nos limitamos a establecer unos criterios de experiencia previa y estudios
muy limitados al perfil estándar, prefiriendo los candidatos con experiencia previa a los
que no la tienen, y dando apenas valor a las habilidades reales, las que se tienen para
actuar en el momento preciso, con las ganas de mantenerlas al corriente de todas las
novedades y perfeccionarlas.
Este es el escenario que ha de cambiar, y cambiará, estoy segura con los años, por
”ensayo y error“, y donde aconsejo ir empezando a cambiar el “chip” . Como se refería
Jean de la Bruyere, hay que empezar a ser más estratégicos, tanto en la venta o
posicionamiento de nuestras candidaturas como por supuesto a la hora de reclutar a o
los candidatos. Pensando de forma más " exótica" en lo que la persona puede aportar
al puesto, sus compañeros, a los procesos, al negocio, a la cultura de la organización en
el corto, pero sobretodo medio y largo plazo. Y es que de la estrategia sacaremos el
punto de encuentro de una necesidad la de cubrir una vacante de un puesto con otra,
la de poder contribuir al mismo.
Volver a pagina principal
Reclutamiento: de la rigidez
endogámica a la diversidad más
enriquecedora
Y ¿qué es lo que se hace en otros países?
Lo cierto es que no hay un modelo 100% ideal, de hecho la forma de hacer
reclutamiento está estrechamente ligada a la cultura del país, a la situación
económica que tenga, y sobre todo en el sector en el que se esté trabajando. Dicho
esto, sí que es verdad que los americanos suelen tener una perspectiva mucho más
útil y funcional, si bien no están en general tan interesados en el futuro de la
persona, sí que al menos no se quedan anclados en el pasado y buscan más en las
habilidades reales. Valorando experiencias no profesionales, como los deportes,
los hobbies y las situaciones a las que el candidato se ha tenido que enfrentar, con
igual de importancia al último cargo obtenido.
Esa máscara del puesto, de la universidad de prestigio, del expediente académico,
no deberían ser más que referencias, sobre las que ahondar más sobre los
proyectos realizados, éxitos y fracasos conseguidos, dificultades encontradas, en
definitiva la realidad del candidato. Por poner un ejemplo, una titulación superior
en una universidad de prestigio, que el candidato no ha elegido y que simplemente
ha realizado por contentar a sus padres, nos dice bien poco de un candidato, frente
a un estudiante que trabajó mientras estudió la carrera en una universidad de
menor reputación.
En definitiva, queda mucho por hacer, mucho por cuestionarnos, pero es cuestión
solo de empezar a cambiar. A dejar de seguir el acercamiento tradicional , donde
como candidatos estudiamos la carrera X en X institución, seguida del master X,
frente a recorrer el mundo antes de comenzar mi carrera profesional, (eso si
ahorrando y trabajando lo que corresponde para conseguirlo) como hacen muchos
de nuestros vecinos europeos, norteamericanos o canadienses. Y donde como
empresas solo reclutamos como borregos un perfil igual que otro, y donde la
diversidad brilla por su ausencia. Sin llegar a plantearnos, lo que puede aportarme
un candidato diferente, en cuanto a perspectivas, creatividad y valor añadido, en
el corto, pero aún más medio y largo plazo.
“El cambio es ley de vida. Cualquiera que sólo mire al pasado o al presente, se
perderá el futuro.” John Fitzgerald Kennedy.
Volver a pagina principal
Descargar

Document