Vamos a pasear por
Colonia del Sacramento,
al Sudoeste de Uruguay...
El tango reposa sobre las aguas del Río de la Plata, que
aquí envuelven a la pequeña ciudad, llevando en sus
acordes, emoción a los corazones de la gente.
Colonia del Sacramento es una pequeña ciudad de Uruguay,
es la capital del departamento de Colonia.
Fue fundada en 1680 por el portugués Manuel Lobo.
Está localizada a 177 km de Montevideo
y a 45 km de Buenos Aires.
En 1995 fue declarada por la UNESCO patrimonio
histórico y cultural de la humanidad.
Es un lugar frecuentado por artistas, y turistas de
varios países del mundo, atraídos por la belleza del
lugar.
La ciudad cuenta con unos 20 mil habitantes, pero
llegan continuamente visitantes provenientes de
Argentina, Europa, Asia y América en su totalidad.
Cada rincón de la ciudad es digno de ser captado por
el lente de una máquina fotográfica.
Calle de los Suspiros, típica calle portuguesa.
Otras vistas de la calle de los Suspiros.
El Río de la Plata y al fondo la isla San Gabriel.
La ciudad pasó de dominio español a dominio
portugués, sucesivamente, durante casi 100 años. En
sus calles se aprecia la arquitectura tanto de origen
español como lel origen portugués.
Fachada del Museo Portugués
Fachada del Museo Español
El Río de la Plata proporciona paisajes y playas
bellísimas ubicadas en sus márgenes
Vale aclarar que sus aguas son calmas, dulces, tibias y de color
marrón rojizo debido a los sedimentos que llegan arrastrados
por el Paraná y el Uruguay.
Las puestas de sol de Colonia están consideradas entre
las más bellas del mundo.
El área del Puerto de Colonia se aprecia al fondo.
Portón de San Pedro. Antigua entrada a la ciudadela.
Antigua muralla. Al fondo, el Río de la Plata.
Faro de Colonia, aún en funcionamento. Puede ser visitado, y se
aprecia desde su cima una vista espectacular.
Adelante vemos las ruinas de convento San Francisco Xavier.
Otra vista del faro y las ruinas del convento San Francisco.
Vista del casco antiguo, fotografiado desde la cima del faro
Em la zona del Real de San Carlos, se conservan las ruinas de la
antigua plaza de toros, que solo se usó en dos oportunidades, a
principios del S.XX. Luego, el presidente José Batlle y Ordóñez
prohibió las corridas por considerarlas un acto de maltrato
animal.
En Colonia, así como en todo Uruguay, podemos ver muchos
autos antiguos rodando por las calles, verdaderas reliquias.
Colonia nocturna:
lugar de encuentro, diversión y enamoramiento.
Descargar

Punta del Este, Uruguay