Si desea una copia de la presentación en
PowerPoint visite:
www.escuelasabatica2000.org
El día de reposo fue hecho por causa del hombre, y no el hombre
por causa del día de reposo. Por tanto, el Hijo del Hombre es
Señor aun del día de reposo.
Vino a Nazaret, donde se había criado; y en el día de reposo entró
en la sinagoga, conforme a su costumbre, y se levantó a leer.
Vino a Nazaret, donde se había criado; y en el día de reposo entró
en la sinagoga, conforme a su costumbre, y se levantó a leer.
Después volvió a Nazaret, el
Fue a Nazaret, donde se
pueblo donde había crecido.
había criado, y un sábado
Un sábado, como era su
entró en la sinagoga, como
costumbre, fue a la sinagoga.
era su costumbre. Se levantó
Cuando se levantó a leer
para hacer la lectura (NVI)
(TLA)
Entonces Jesús regresó a Nazaret, el pueblo donde había
crecido. Como de costumbre, fue a la sinagoga en el día de
descanso y se puso de pie para leer las Escrituras (PDT).
Cristo el Señor del Sábado
Vino a Nazaret, donde se había criado; y en el día de reposo entró
en la sinagoga, conforme a su costumbre, y se levantó a leer.
Después volvió a Nazaret, el
Fue a Nazaret, donde se
pueblo donde había crecido.
había criado, y un sábado
Un sábado, como era su
entró en la sinagoga, como
costumbre, fue a la sinagoga.
era su costumbre. Se levantó
Cuando se levantó a leer
para hacer la lectura (NVI)
(TLA)
Entonces Jesús regresó a Nazaret, el pueblo donde había
crecido. Como de costumbre, fue a la sinagoga en el día de
descanso y se puso de pie para leer las Escrituras (PDT).
Cristo el Señor del Sábado
Vino a Nazaret, donde se había criado; y en el día de reposo entró
en la sinagoga, conforme a su costumbre, y se levantó a leer.
Después volvió a Nazaret, el
Fue a Nazaret, donde se
pueblo donde había crecido.
había criado, y un sábado
Un sábado, como era su
entró en la sinagoga, como
costumbre, fue a la sinagoga.
era su costumbre. Se levantó
Cuando se levantó a leer
para hacer la lectura (NVI)
(TLA)
Entonces Jesús regresó a Nazaret, el pueblo donde había
crecido. Como de costumbre, fue a la sinagoga en el día de
descanso y se puso de pie para leer las Escrituras (PDT).
Cristo el Señor del Sábado
Vino a Nazaret, donde se había criado; y en el día de reposo entró
en la sinagoga, conforme a su costumbre, y se levantó a leer.
Y entraron en Capernaum;
y los días de reposo,
entrando en la sinagoga,
enseñaba.
Enseñaba Jesús en una sinagoga en
el día de reposo.
Aconteció también en otro
día de reposo, que él
entró en la sinagoga y
enseñaba; y estaba allí un
hombre que tenía seca la
mano derecha.
Cristo el Señor del Sábado
Y llegado el día de reposo, comenzó a enseñar en la sinagoga; y
muchos, oyéndole, se admiraban, y decían: ¿De dónde tiene éste
estas cosas? ¿Y qué sabiduría es esta que le es dada, y estos
milagros que por sus manos son hechos?
Vino a Nazaret, donde se había criado; y en el día de reposo entró
en la sinagoga, conforme a su costumbre, y se levantó a leer.
Y entraron en Capernaum;
y los días de reposo,
entrando en la sinagoga,
enseñaba.
Enseñaba Jesús en una sinagoga en
el día de reposo.
Aconteció también en otro
día de reposo, que él
entró en la sinagoga y
enseñaba; y estaba allí un
hombre que tenía seca la
mano derecha.
Cristo guardo el sábado
Cristo el Señor del Sábado
Y llegado el día de reposo, comenzó a enseñar en la sinagoga; y
muchos, oyéndole, se admiraban, y decían: ¿De dónde tiene éste
estas cosas? ¿Y qué sabiduría es esta que le es dada, y estos
milagros que por sus manos son hechos?
Vino a Nazaret, donde se había criado; y en el día de reposo entró
en la sinagoga, conforme a su costumbre, y se levantó a leer.
Y entraron en Capernaum;
y los días de reposo,
entrando en la sinagoga,
enseñaba.
Enseñaba Jesús en una sinagoga en
el día de reposo.
Aconteció también en otro
día de reposo, que él
entró en la sinagoga y
enseñaba; y estaba allí un
hombre que tenía seca la
mano derecha.
Cristo guardo el sábado
Cristo el Señor del Sábado
Y llegado el día de reposo, comenzó a enseñar en la sinagoga; y
muchos, oyéndole, se admiraban, y decían: ¿De dónde tiene éste
estas cosas? ¿Y qué sabiduría es esta que le es dada, y estos
milagros que por sus manos son hechos?
Vino a Nazaret, donde se había criado; y en el día de reposo entró
en la sinagoga, conforme a su costumbre, y se levantó a leer.
Y entraron en Capernaum;
y los días de reposo,
entrando en la sinagoga,
enseñaba.
Enseñaba Jesús en una sinagoga en
el día de reposo.
Aconteció también en otro
día de reposo, que él
entró en la sinagoga y
enseñaba; y estaba allí un
hombre que tenía seca la
mano derecha.
Cristo enseño la Biblia
Cristo guardo el sábado
Cristo el Señor del Sábado
Y llegado el día de reposo, comenzó a enseñar en la sinagoga; y
muchos, oyéndole, se admiraban, y decían: ¿De dónde tiene éste
estas cosas? ¿Y qué sabiduría es esta que le es dada, y estos
milagros que por sus manos son hechos?
Vino a Nazaret, donde se había criado; y en el día de reposo entró
en la sinagoga, conforme a su costumbre, y se levantó a leer.
Y comenzó a decirles: Hoy
se ha cumplido esta
Escritura delante de
vosotros.
Cristo enseño la Biblia
Cristo guardo el sábado
Cristo el Señor del Sábado
Vino a Nazaret, donde se había criado; y en el día de reposo entró
en la sinagoga, conforme a su costumbre, y se levantó a leer.
Y comenzó a decirles: Hoy
se ha cumplido esta
Escritura delante de
vosotros.
Cristo enseño la Biblia
Cristo guardo el sábado
Cristo el Señor del Sábado
Vino a Nazaret, donde se había criado; y en el día de reposo entró
en la sinagoga, conforme a su costumbre, y se levantó a leer.
Y comenzó a decirles: Hoy
se ha cumplido esta
Escritura delante de
vosotros.
Cristo enseño la Biblia
Cristo guardo el sábado
Cristo el Señor del Sábado
Vino a Nazaret, donde se había criado; y en el día de reposo entró
en la sinagoga, conforme a su costumbre, y se levantó a leer.
Y comenzó a decirles: Hoy
se ha cumplido esta
Escritura delante de
vosotros.
Cristo enseño la Biblia
Cristo guardo el sábado
Cristo el Señor del Sábado
El Espíritu del Señor está sobre mí, por cuanto me ha ungido para
dar buenas nuevas a los pobres; Me ha enviado a sanar a los
quebrantados de corazón; A pregonar libertad a los cautivos, y
vista a los ciegos; A poner en libertad a los oprimidos; A predicar
el año agradable del Señor.
Vino a Nazaret, donde se había criado; y en el día de reposo entró
en la sinagoga, conforme a su costumbre, y se levantó a leer.
Y comenzó a decirles: Hoy
se ha cumplido esta
Escritura delante de
vosotros.
Cristo enseño la Biblia
Cristo guardo el sábado
Cristo el Señor del Sábado
El Espíritu del Señor está sobre mí, por cuanto me ha ungido para
dar buenas nuevas a los pobres; Me ha enviado a sanar a los
quebrantados de corazón; A pregonar libertad a los cautivos, y
vista a los ciegos; A poner en libertad a los oprimidos; A predicar
el año agradable del Señor.
Vino a Nazaret, donde se había criado; y en el día de reposo entró
en la sinagoga, conforme a su costumbre, y se levantó a leer.
Y comenzó a decirles: Hoy
se ha cumplido esta
Escritura delante de
vosotros.
Descendió Jesús a
Capernaum, ciudad de
Galilea; y les enseñaba en
los días de reposo. Y se
admiraban de su doctrina,
porque su palabra era con
autoridad.
Cristo enseño la Biblia
Cristo guardo el sábado
Cristo el Señor del Sábado
El Espíritu del Señor está sobre mí, por cuanto me ha ungido para
dar buenas nuevas a los pobres; Me ha enviado a sanar a los
quebrantados de corazón; A pregonar libertad a los cautivos, y
vista a los ciegos; A poner en libertad a los oprimidos; A predicar
el año agradable del Señor.
Vino a Nazaret, donde se había criado; y en el día de reposo entró
en la sinagoga, conforme a su costumbre, y se levantó a leer.
Y comenzó a decirles: Hoy
se ha cumplido esta
Escritura delante de
vosotros.
Descendió Jesús a
Capernaum, ciudad de
Galilea; y les enseñaba en
los días de reposo. Y se
admiraban de su doctrina,
porque su palabra era con
autoridad.
Cristo enseño la Biblia
Cristo guardo el sábado
Cristo el Señor del Sábado
El Espíritu del Señor está sobre mí, por cuanto me ha ungido para
dar buenas nuevas a los pobres; Me ha enviado a sanar a los
quebrantados de corazón; A pregonar libertad a los cautivos, y
vista a los ciegos; A poner en libertad a los oprimidos; A predicar
el año agradable del Señor.
Vino a Nazaret, donde se había criado; y en el día de reposo entró
en la sinagoga, conforme a su costumbre, y se levantó a leer.
Y comenzó a decirles: Hoy
se ha cumplido esta
Escritura delante de
vosotros.
Descendió Jesús a
Capernaum, ciudad de
Galilea; y les enseñaba en
los días de reposo. Y se
admiraban de su doctrina,
porque su palabra era con
autoridad.
Cristo enseño la Biblia
Cristo guardo el sábado
Cristo el Señor del Sábado
El Espíritu del Señor está sobre mí, por cuanto me ha ungido para
dar buenas nuevas a los pobres; Me ha enviado a sanar a los
quebrantados de corazón; A pregonar libertad a los cautivos, y
vista a los ciegos; A poner en libertad a los oprimidos; A predicar
el año agradable del Señor.
Vino a Nazaret, donde se había criado; y en el día de reposo entró
en la sinagoga, conforme a su costumbre, y se levantó a leer.
Y comenzó a decirles: Hoy
se ha cumplido esta
Escritura delante de
vosotros.
Descendió Jesús a
Capernaum, ciudad de
Galilea; y les enseñaba en
los días de reposo. Y se
admiraban de su doctrina,
porque su palabra era con
autoridad.
Cristo enseño la Biblia
Cristo guardo el sábado
Cristo el Señor del Sábado
El Espíritu del Señor está sobre mí, por cuanto me ha ungido para
dar buenas nuevas a los pobres; Me ha enviado a sanar a los
quebrantados de corazón; A pregonar libertad a los cautivos, y
vista a los ciegos; A poner en libertad a los oprimidos; A predicar
el año agradable del Señor.
Vino a Nazaret, donde se había criado; y en el día de reposo entró
en la sinagoga, conforme a su costumbre, y se levantó a leer.
Y ni mi palabra ni mi
predicación fue con
palabras persuasivas de
humana sabiduría, sino con
demostración del Espíritu y
de poder, para que vuestra
fe no esté fundada en la
sabiduría de los hombres,
sino en el poder de Dios.
Descendió Jesús a
Capernaum, ciudad de
Galilea; y les enseñaba en
los días de reposo. Y se
admiraban de su doctrina,
porque su palabra era con
autoridad.
Cristo enseño la Biblia
Cristo guardo el sábado
Cristo el Señor del Sábado
El Espíritu del Señor está sobre mí, por cuanto me ha ungido para
dar buenas nuevas a los pobres; Me ha enviado a sanar a los
quebrantados de corazón; A pregonar libertad a los cautivos, y
vista a los ciegos; A poner en libertad a los oprimidos; A predicar
el año agradable del Señor.
Vino a Nazaret, donde se había criado; y en el día de reposo entró
en la sinagoga, conforme a su costumbre, y se levantó a leer.
Y ni mi palabra ni mi
predicación fue con
palabras persuasivas de
humana sabiduría, sino con
demostración del Espíritu y
de poder, para que vuestra
fe no esté fundada en la
sabiduría de los hombres,
sino en el poder de Dios.
Descendió Jesús a
Capernaum, ciudad de
Galilea; y les enseñaba en
los días de reposo. Y se
admiraban de su doctrina,
porque su palabra era con
autoridad.
Cristo enseño la Biblia
Cristo guardo el sábado
Cristo el Señor del Sábado
El Espíritu del Señor está sobre mí, por cuanto me ha ungido para
dar buenas nuevas a los pobres; Me ha enviado a sanar a los
quebrantados de corazón; A pregonar libertad a los cautivos, y
vista a los ciegos; A poner en libertad a los oprimidos; A predicar
el año agradable del Señor.
Vino a Nazaret, donde se había criado; y en el día de reposo entró
en la sinagoga, conforme a su costumbre, y se levantó a leer.
Y ni mi palabra ni mi
predicación fue con
palabras persuasivas de
humana sabiduría, sino con
demostración del Espíritu y
de poder, para que vuestra
fe no esté fundada en la
sabiduría de los hombres,
sino en el poder de Dios.
Descendió Jesús a
Capernaum, ciudad de
Galilea; y les enseñaba en
los días de reposo. Y se
admiraban de su doctrina,
porque su palabra era con
autoridad.
Cristo enseño la Biblia
Cristo guardo el sábado
Cristo el Señor del Sábado
El Espíritu del Señor está sobre mí, por cuanto me ha ungido para
dar buenas nuevas a los pobres; Me ha enviado a sanar a los
quebrantados de corazón; A pregonar libertad a los cautivos, y
vista a los ciegos; A poner en libertad a los oprimidos; A predicar
el año agradable del Señor.
Vino a Nazaret, donde se había criado; y en el día de reposo entró
en la sinagoga, conforme a su costumbre, y se levantó a leer.
Y ni mi palabra ni mi
predicación fue con
palabras persuasivas de
humana sabiduría, sino con
demostración del Espíritu y
de poder, para que vuestra
fe no esté fundada en la
sabiduría de los hombres,
sino en el poder de Dios.
Descendió Jesús a
Capernaum, ciudad de
Galilea; y les enseñaba en
los días de reposo. Y se
admiraban de su doctrina,
porque su palabra era con
autoridad.
Cristo enseño la Biblia
Cristo guardo el sábado
Cristo el Señor del Sábado
El Espíritu del Señor está sobre mí, por cuanto me ha ungido para
dar buenas nuevas a los pobres; Me ha enviado a sanar a los
quebrantados de corazón; A pregonar libertad a los cautivos, y
vista a los ciegos; A poner en libertad a los oprimidos; A predicar
el año agradable del Señor.
Vino a Nazaret, donde se había criado; y en el día de reposo entró
en la sinagoga, conforme a su costumbre, y se levantó a leer.
Y ni mi palabra ni mi
predicación fue con
palabras persuasivas de
humana sabiduría, sino con
demostración del Espíritu y
de poder, para que vuestra
fe no esté fundada en la
sabiduría de los hombres,
sino en el poder de Dios.
Descendió Jesús a
Capernaum, ciudad de
Galilea; y les enseñaba en
los días de reposo. Y se
admiraban de su doctrina,
porque su palabra era con
autoridad.
Cristo enseño la Biblia
Cristo guardo el sábado
Cristo el Señor del Sábado
El Espíritu del Señor está sobre mí, por cuanto me ha ungido para
dar buenas nuevas a los pobres; Me ha enviado a sanar a los
quebrantados de corazón; A pregonar libertad a los cautivos, y
vista a los ciegos; A poner en libertad a los oprimidos; A predicar
el año agradable del Señor.
Vino a Nazaret, donde se había criado; y en el día de reposo entró
en la sinagoga, conforme a su costumbre, y se levantó a leer.
Y ni mi palabra ni mi
predicación fue con
palabras persuasivas de
humana sabiduría, sino con
demostración del Espíritu y
de poder, para que vuestra
fe no esté fundada en la
sabiduría de los hombres,
sino en el poder de Dios.
Descendió Jesús a
Capernaum, ciudad de
Galilea; y les enseñaba en
los días de reposo. Y se
admiraban de su doctrina,
porque su palabra era con
Enseño laautoridad.
Biblia con autoridad
Cristo enseño la Biblia
Cristo guardo el sábado
Cristo el Señor del Sábado
El Espíritu del Señor está sobre mí, por cuanto me ha ungido para
dar buenas nuevas a los pobres; Me ha enviado a sanar a los
quebrantados de corazón; A pregonar libertad a los cautivos, y
vista a los ciegos; A poner en libertad a los oprimidos; A predicar
el año agradable del Señor.
Vino a Nazaret, donde se había criado; y en el día de reposo entró
en la sinagoga, conforme a su costumbre, y se levantó a leer.
Estaba en la sinagoga un
hombre que tenía un
espíritu de demonio
inmundo, el cual exclamó a
gran voz, diciendo: Déjanos;
¿qué tienes con nosotros,
Jesús nazareno? ¿Has
venido para destruirnos? Yo
te conozco quién eres, el
Santo de Dios.
Enseño la Biblia con autoridad
Cristo enseño la Biblia
Cristo guardo el sábado
Cristo el Señor del Sábado
El Espíritu del Señor está sobre mí, por cuanto me ha ungido para
dar buenas nuevas a los pobres; Me ha enviado a sanar a los
quebrantados de corazón; A pregonar libertad a los cautivos, y
vista a los ciegos; A poner en libertad a los oprimidos; A predicar
el año agradable del Señor.
Vino a Nazaret, donde se había criado; y en el día de reposo entró
en la sinagoga, conforme a su costumbre, y se levantó a leer.
Estaba en la sinagoga un
hombre que tenía un
espíritu de demonio
inmundo, el cual exclamó a
gran voz, diciendo: Déjanos;
¿qué tienes con nosotros,
Jesús nazareno? ¿Has
venido para destruirnos? Yo
te conozco quién eres, el
Santo de Dios.
Enseño la Biblia con autoridad
Cristo enseño la Biblia
Cristo guardo el sábado
Cristo el Señor del Sábado
El Espíritu del Señor está sobre mí, por cuanto me ha ungido para
dar buenas nuevas a los pobres; Me ha enviado a sanar a los
quebrantados de corazón; A pregonar libertad a los cautivos, y
vista a los ciegos; A poner en libertad a los oprimidos; A predicar
el año agradable del Señor.
Vino a Nazaret, donde se había criado; y en el día de reposo entró
en la sinagoga, conforme a su costumbre, y se levantó a leer.
Estaba en la sinagoga un
hombre que tenía un
espíritu de demonio
inmundo, el cual exclamó a
gran voz, diciendo: Déjanos;
¿qué tienes con nosotros,
Jesús nazareno? ¿Has
venido para destruirnos? Yo
te conozco quién eres, el
Santo de Dios.
Enseño la Biblia con autoridad
Cristo enseño la Biblia
Cristo guardo el sábado
Cristo el Señor del Sábado
El Espíritu del Señor está sobre mí, por cuanto me ha ungido para
dar buenas nuevas a los pobres; Me ha enviado a sanar a los
quebrantados de corazón; A pregonar libertad a los cautivos, y
vista a los ciegos; A poner en libertad a los oprimidos; A predicar
el año agradable del Señor.
Vino a Nazaret, donde se había criado; y en el día de reposo entró
en la sinagoga, conforme a su costumbre, y se levantó a leer.
Estaba en la sinagoga un
hombre que tenía un
espíritu de demonio
inmundo, el cual exclamó a
gran voz, diciendo: Déjanos;
¿qué tienes con nosotros,
Jesús nazareno? ¿Has
venido para destruirnos? Yo
te conozco quién eres, el
Santo de Dios.
El ladrón no viene sino
para hurtar y matar y
destruir; yo he venido para
que tengan vida, y para
que la tengan en
abundancia.
Enseño la Biblia con autoridad
Cristo enseño la Biblia
Cristo guardo el sábado
Cristo el Señor del Sábado
El Espíritu del Señor está sobre mí, por cuanto me ha ungido para
dar buenas nuevas a los pobres; Me ha enviado a sanar a los
quebrantados de corazón; A pregonar libertad a los cautivos, y
vista a los ciegos; A poner en libertad a los oprimidos; A predicar
el año agradable del Señor.
Vino a Nazaret, donde se había criado; y en el día de reposo entró
en la sinagoga, conforme a su costumbre, y se levantó a leer.
Estaba en la sinagoga un
hombre que tenía un
espíritu de demonio
inmundo, el cual exclamó a
gran voz, diciendo: Déjanos;
¿qué tienes con nosotros,
Jesús nazareno? ¿Has
venido para destruirnos? Yo
te conozco quién eres, el
Santo de Dios.
El ladrón no viene sino
para hurtar y matar y
destruir; yo he venido para
que tengan vida, y para
que la tengan en
abundancia.
Enseño la Biblia con autoridad
Cristo enseño la Biblia
Cristo guardo el sábado
Cristo el Señor del Sábado
El Espíritu del Señor está sobre mí, por cuanto me ha ungido para
dar buenas nuevas a los pobres; Me ha enviado a sanar a los
quebrantados de corazón; A pregonar libertad a los cautivos, y
vista a los ciegos; A poner en libertad a los oprimidos; A predicar
el año agradable del Señor.
Vino a Nazaret, donde se había criado; y en el día de reposo entró
en la sinagoga, conforme a su costumbre, y se levantó a leer.
Estaba en la sinagoga un
hombre que tenía un
espíritu de demonio
inmundo, el cual exclamó a
gran voz, diciendo: Déjanos;
¿qué tienes con nosotros,
Jesús nazareno? ¿Has
venido para destruirnos? Yo
te conozco quién eres, el
Santo de Dios.
El ladrón no viene sino
para hurtar y matar y
destruir; yo he venido para
que tengan vida, y para
que la tengan en
abundancia.
Enseño la Biblia con autoridad
Cristo enseño la Biblia
Cristo guardo el sábado
Cristo el Señor del Sábado
El Espíritu del Señor está sobre mí, por cuanto me ha ungido para
dar buenas nuevas a los pobres; Me ha enviado a sanar a los
quebrantados de corazón; A pregonar libertad a los cautivos, y
vista a los ciegos; A poner en libertad a los oprimidos; A predicar
el año agradable del Señor.
Vino a Nazaret, donde se había criado; y en el día de reposo entró
en la sinagoga, conforme a su costumbre, y se levantó a leer.
Estaba en la sinagoga un
hombre que tenía un
espíritu de demonio
inmundo, el cual exclamó a
gran voz, diciendo: Déjanos;
¿qué tienes con nosotros,
Jesús nazareno? ¿Has
venido para destruirnos? Yo
te conozco quién eres, el
Santo de Dios.
El ladrón no viene sino
para hurtar y matar y
destruir; yo he venido para
que tengan vida, y para
que la tengan en
abundancia.
Enseño la Biblia con autoridad
Cristo enseño la Biblia
Cristo guardo el sábado
Cristo el Señor del Sábado
El Espíritu del Señor está sobre mí, por cuanto me ha ungido para
dar buenas nuevas a los pobres; Me ha enviado a sanar a los
quebrantados de corazón; A pregonar libertad a los cautivos, y
vista a los ciegos; A poner en libertad a los oprimidos; A predicar
el año agradable del Señor.
Y Jesús le reprendió, diciendo: Cállate, y sal de él. Entonces el
demonio, derribándole en medio de ellos, salió de él, y no le hizo
daño alguno.
Estaba en la sinagoga un
hombre que tenía un
espíritu de demonio
inmundo, el cual exclamó a
gran voz, diciendo: Déjanos;
¿qué tienes con nosotros,
Jesús nazareno? ¿Has
venido para destruirnos? Yo
te conozco quién eres, el
Santo de Dios.
El ladrón no viene sino
para hurtar y matar y
destruir; yo he venido para
que tengan vida, y para
que la tengan en
abundancia.
Enseño la Biblia con autoridad
Cristo enseño la Biblia
Cristo guardo el sábado
Cristo el Señor del Sábado
El Espíritu del Señor está sobre mí, por cuanto me ha ungido para
dar buenas nuevas a los pobres; Me ha enviado a sanar a los
quebrantados de corazón; A pregonar libertad a los cautivos, y
vista a los ciegos; A poner en libertad a los oprimidos; A predicar
el año agradable del Señor.
Y Jesús le reprendió, diciendo: Cállate, y sal de él. Entonces el
demonio, derribándole en medio de ellos, salió de él, y no le hizo
daño alguno.
Estaba en la sinagoga un
hombre que tenía un
espíritu de demonio
inmundo, el cual exclamó a
gran voz, diciendo: Déjanos;
¿qué tienes con nosotros,
Jesús nazareno? ¿Has
venido para destruirnos? Yo
te conozco quién eres, el
Santo de Dios.
El ladrón no viene sino
para hurtar y matar y
destruir; yo he venido para
que tengan vida, y para
que la tengan en
abundancia.
Enseño la Biblia con autoridad
Cristo enseño la Biblia
Cristo guardo el sábado
Cristo el Señor del Sábado
El Espíritu del Señor está sobre mí, por cuanto me ha ungido para
dar buenas nuevas a los pobres; Me ha enviado a sanar a los
quebrantados de corazón; A pregonar libertad a los cautivos, y
vista a los ciegos; A poner en libertad a los oprimidos; A predicar
el año agradable del Señor.
Y Jesús le reprendió, diciendo: Cállate, y sal de él. Entonces el
demonio, derribándole en medio de ellos, salió de él, y no le hizo
daño alguno.
Estaba en la sinagoga un
hombre que tenía un
espíritu de demonio
inmundo, el cual exclamó a
gran voz, diciendo: Déjanos;
¿qué tienes con nosotros,
Jesús nazareno? ¿Has
venido para destruirnos? Yo
te conozco quién eres, el
Santo de Dios.
El ladrón no viene sino
para hurtar y matar y
destruir; yo he venido para
que tengan vida, y para
que la tengan en
abundancia.
Enseño la Biblia con autoridad
Cristo enseño la Biblia
Cristo guardo el sábado
Cristo el Señor del Sábado
El Espíritu del Señor está sobre mí, por cuanto me ha ungido para
dar buenas nuevas a los pobres; Me ha enviado a sanar a los
quebrantados de corazón; A pregonar libertad a los cautivos, y
vista a los ciegos; A poner en libertad a los oprimidos; A predicar
el año agradable del Señor.
Y Jesús le reprendió, diciendo: Cállate, y sal de él. Entonces el
demonio, derribándole en medio de ellos, salió de él, y no le hizo
daño alguno.
Estaba en la sinagoga un
hombre que tenía un
espíritu de demonio
inmundo, el cual exclamó a
gran voz, diciendo: Déjanos;
¿qué tienes con nosotros,
Jesús nazareno? ¿Has
venido para destruirnos? Yo
te conozco quién eres, el
Santo de Dios.
El ladrón no viene sino
para hurtar y matar y
destruir; yo he venido para
que tengan vida, y para
que la tengan en
abundancia.
Enseño la Biblia con autoridad
Cristo enseño la Biblia
Cristo guardo el sábado
Cristo el Señor del Sábado
El Espíritu del Señor está sobre mí, por cuanto me ha ungido para
dar buenas nuevas a los pobres; Me ha enviado a sanar a los
quebrantados de corazón; A pregonar libertad a los cautivos, y
vista a los ciegos; A poner en libertad a los oprimidos; A predicar
el año agradable del Señor.
Y Jesús le reprendió, diciendo: Cállate, y sal de él. Entonces el
demonio, derribándole en medio de ellos, salió de él, y no le hizo
daño alguno.
Estaba en la sinagoga un
hombre que tenía un
espíritu de demonio
inmundo, el cual exclamó a
gran voz, diciendo: Déjanos;
¿qué tienes con nosotros,
Jesús nazareno? ¿Has
venido para destruirnos? Yo
te conozco quién eres, el
Santo de Dios.
El ladrón no viene sino
para hurtar y matar y
destruir; yo he venido para
que tengan vida, y para
que la tengan en
abundancia.
Libero a los cautivos del diablo
Enseño la Biblia con autoridad
Cristo enseño la Biblia
Cristo guardo el sábado
Cristo el Señor del Sábado
El Espíritu del Señor está sobre mí, por cuanto me ha ungido para
dar buenas nuevas a los pobres; Me ha enviado a sanar a los
quebrantados de corazón; A pregonar libertad a los cautivos, y
vista a los ciegos; A poner en libertad a los oprimidos; A predicar
el año agradable del Señor.
Vino a Nazaret, donde se había criado; y en el día de reposo entró
en la sinagoga, conforme a su costumbre, y se levantó a leer.
Aconteció también en otro
día de reposo, que él entró
en la sinagoga y enseñaba;
y estaba allí un hombre que
tenía seca la mano
derecha.
Libero a los cautivos del diablo
Enseño la Biblia con autoridad
Cristo enseño la Biblia
Cristo guardo el sábado
Cristo el Señor del Sábado
Vino a Nazaret, donde se había criado; y en el día de reposo entró
en la sinagoga, conforme a su costumbre, y se levantó a leer.
Aconteció también en otro
día de reposo, que él entró
en la sinagoga y enseñaba;
y estaba allí un hombre que
tenía seca la mano
derecha.
Libero a los cautivos del diablo
Enseño la Biblia con autoridad
Cristo enseño la Biblia
Cristo guardo el sábado
Cristo el Señor del Sábado
Vino a Nazaret, donde se había criado; y en el día de reposo entró
en la sinagoga, conforme a su costumbre, y se levantó a leer.
Y le acechaban los escribas
y los fariseos, para ver si en
el día de reposo lo sanaría,
a fin de hallar de qué
acusarle. Mas él conocía los
pensamientos de ellos; y dijo
al hombre que tenía la mano
seca: Levántate, y ponte en
medio. Y él, levantándose,
se puso en pie.
Aconteció también en otro
día de reposo, que él entró
en la sinagoga y enseñaba;
y estaba allí un hombre que
tenía seca la mano
derecha.
Libero a los cautivos del diablo
Enseño la Biblia con autoridad
Cristo enseño la Biblia
Cristo guardo el sábado
Cristo el Señor del Sábado
Vino a Nazaret, donde se había criado; y en el día de reposo entró
en la sinagoga, conforme a su costumbre, y se levantó a leer.
Y le acechaban los escribas
y los fariseos, para ver si en
el día de reposo lo sanaría,
a fin de hallar de qué
acusarle. Mas él conocía los
pensamientos de ellos; y dijo
al hombre que tenía la mano
seca: Levántate, y ponte en
medio. Y él, levantándose,
se puso en pie.
Aconteció también en otro
día de reposo, que él entró
en la sinagoga y enseñaba;
y estaba allí un hombre que
tenía seca la mano
derecha.
Libero a los cautivos del diablo
Enseño la Biblia con autoridad
Cristo enseño la Biblia
Cristo guardo el sábado
Cristo el Señor del Sábado
Vino a Nazaret, donde se había criado; y en el día de reposo entró
en la sinagoga, conforme a su costumbre, y se levantó a leer.
Y le acechaban los escribas
y los fariseos, para ver si en
el día de reposo lo sanaría,
a fin de hallar de qué
acusarle. Mas él conocía los
pensamientos de ellos; y dijo
al hombre que tenía la mano
seca: Levántate, y ponte en
medio. Y él, levantándose,
se puso en pie.
Aconteció también en otro
día de reposo, que él entró
en la sinagoga y enseñaba;
y estaba allí un hombre que
tenía seca la mano
derecha.
Libero a los cautivos del diablo
Enseño la Biblia con autoridad
Cristo enseño la Biblia
Cristo guardo el sábado
Cristo el Señor del Sábado
Vino a Nazaret, donde se había criado; y en el día de reposo entró
en la sinagoga, conforme a su costumbre, y se levantó a leer.
Y le acechaban los escribas
y los fariseos, para ver si en
el día de reposo lo sanaría,
a fin de hallar de qué
acusarle. Mas él conocía los
pensamientos de ellos; y dijo
al hombre que tenía la mano
seca: Levántate, y ponte en
medio. Y él, levantándose,
se puso en pie.
Aconteció también en otro
día de reposo, que él entró
en la sinagoga y enseñaba;
y estaba allí un hombre que
tenía seca la mano
derecha.
Libero a los cautivos del diablo
Enseño la Biblia con autoridad
Cristo enseño la Biblia
Cristo guardo el sábado
Cristo el Señor del Sábado
Vino a Nazaret, donde se había criado; y en el día de reposo entró
en la sinagoga, conforme a su costumbre, y se levantó a leer.
Y le acechaban los escribas
y los fariseos, para ver si en
el día de reposo lo sanaría,
a fin de hallar de qué
acusarle. Mas él conocía los
pensamientos de ellos; y dijo
al hombre que tenía la mano
seca: Levántate, y ponte en
medio. Y él, levantándose,
se puso en pie.
Aconteció también en otro
día de reposo, que él entró
en la sinagoga y enseñaba;
y estaba allí un hombre que
tenía seca la mano
derecha.
Libero a los cautivos del diablo
Enseño la Biblia con autoridad
Cristo enseño la Biblia
Cristo guardo el sábado
Cristo el Señor del Sábado
Vino a Nazaret, donde se había criado; y en el día de reposo entró
en la sinagoga, conforme a su costumbre, y se levantó a leer.
Y le acechaban los escribas
y los fariseos, para ver si en
el día de reposo lo sanaría,
a fin de hallar de qué
acusarle. Mas él conocía los
pensamientos de ellos; y dijo
al hombre que tenía la mano
seca: Levántate, y ponte en
medio. Y él, levantándose,
se puso en pie.
Aconteció también en otro
día de reposo, que él entró
en la sinagoga y enseñaba;
y estaba allí un hombre que
tenía seca la mano
derecha.
Libero a los cautivos del diablo
Enseño la Biblia con autoridad
Cristo enseño la Biblia
Cristo guardo el sábado
Cristo el Señor del Sábado
Entonces Jesús les dijo: Os preguntaré una cosa: ¿Es lícito en día
de reposo hacer bien, o hacer mal? ¿salvar la vida, o quitarla? Y
mirándolos a todos alrededor, dijo al hombre: Extiende tu mano. Y
él lo hizo así, y su mano fue restaurada. Y ellos se llenaron de
furor, y hablaban entre sí qué podrían hacer contra Jesús
Vino a Nazaret, donde se había criado; y en el día de reposo entró
en la sinagoga, conforme a su costumbre, y se levantó a leer.
Y le acechaban los escribas
y los fariseos, para ver si en
el día de reposo lo sanaría,
a fin de hallar de qué
acusarle. Mas él conocía los
pensamientos de ellos; y dijo
al hombre que tenía la mano
seca: Levántate, y ponte en
medio. Y él, levantándose,
se puso en pie.
Aconteció también en otro
día de reposo, que él entró
en la sinagoga y enseñaba;
y estaba allí un hombre que
tenía seca la mano
derecha.
Libero a los cautivos del diablo
Enseño la Biblia con autoridad
Cristo enseño la Biblia
Cristo guardo el sábado
Cristo el Señor del Sábado
Entonces Jesús les dijo: Os preguntaré una cosa: ¿Es lícito en día
de reposo hacer bien, o hacer mal? ¿salvar la vida, o quitarla? Y
mirándolos a todos alrededor, dijo al hombre: Extiende tu mano. Y
él lo hizo así, y su mano fue restaurada. Y ellos se llenaron de
furor, y hablaban entre sí qué podrían hacer contra Jesús
Vino a Nazaret, donde se había criado; y en el día de reposo entró
en la sinagoga, conforme a su costumbre, y se levantó a leer.
Y le acechaban los escribas
y los fariseos, para ver si en
el día de reposo lo sanaría,
a fin de hallar de qué
acusarle. Mas él conocía los
pensamientos de ellos; y dijo
al hombre que tenía la mano
seca: Levántate, y ponte en
medio. Y él, levantándose,
se puso en pie.
Aconteció también en otro
día de reposo, que él entró
en la sinagoga y enseñaba;
y estaba allí un hombre que
tenía seca la mano
derecha.
Libero a los cautivos del diablo
Enseño la Biblia con autoridad
Cristo enseño la Biblia
Cristo guardo el sábado
Cristo el Señor del Sábado
Entonces Jesús les dijo: Os preguntaré una cosa: ¿Es lícito en día
de reposo hacer bien, o hacer mal? ¿salvar la vida, o quitarla? Y
mirándolos a todos alrededor, dijo al hombre: Extiende tu mano. Y
él lo hizo así, y su mano fue restaurada. Y ellos se llenaron de
furor, y hablaban entre sí qué podrían hacer contra Jesús
Vino a Nazaret, donde se había criado; y en el día de reposo entró
en la sinagoga, conforme a su costumbre, y se levantó a leer.
Y le acechaban los escribas
y los fariseos, para ver si en
el día de reposo lo sanaría,
a fin de hallar de qué
acusarle. Mas él conocía los
pensamientos de ellos; y dijo
al hombre que tenía la mano
seca: Levántate, y ponte en
medio. Y él, levantándose,
se puso en pie.
Aconteció también en otro
día de reposo, que él entró
en la sinagoga y enseñaba;
y estaba allí un hombre que
tenía
secaellabien
mano
Enseño
a hacer
y salvar
vidas
derecha.
Libero a los cautivos del diablo
Enseño la Biblia con autoridad
Cristo enseño la Biblia
Cristo guardo el sábado
Cristo el Señor del Sábado
Entonces Jesús les dijo: Os preguntaré una cosa: ¿Es lícito en día
de reposo hacer bien, o hacer mal? ¿salvar la vida, o quitarla? Y
mirándolos a todos alrededor, dijo al hombre: Extiende tu mano. Y
él lo hizo así, y su mano fue restaurada. Y ellos se llenaron de
furor, y hablaban entre sí qué podrían hacer contra Jesús
Vino a Nazaret, donde se había criado; y en el día de reposo entró
en la sinagoga, conforme a su costumbre, y se levantó a leer.
Enseñaba Jesús en una
sinagoga en el día de
reposo; y había allí una
mujer que desde hacía
dieciocho años tenía espíritu
de enfermedad, y andaba
encorvada, y en ninguna
manera se podía enderezar.
Cuando Jesús la vio, la llamó
y le dijo: Mujer, eres libre de
tu enfermedad.
Enseño a hacer el bien y salvar
vidas
Libero a los cautivos del diablo
Enseño la Biblia con autoridad
Cristo enseño la Biblia
Cristo guardo el sábado
Cristo el Señor del Sábado
Vino a Nazaret, donde se había criado; y en el día de reposo entró
en la sinagoga, conforme a su costumbre, y se levantó a leer.
Enseñaba Jesús en una
sinagoga en el día de
reposo; y había allí una
mujer que desde hacía
dieciocho años tenía espíritu
de enfermedad, y andaba
encorvada, y en ninguna
manera se podía enderezar.
Cuando Jesús la vio, la llamó
y le dijo: Mujer, eres libre de
tu enfermedad.
Enseño a hacer el bien y salvar
vidas
Libero a los cautivos del diablo
Enseño la Biblia con autoridad
Cristo enseño la Biblia
Cristo guardo el sábado
Cristo el Señor del Sábado
Vino a Nazaret, donde se había criado; y en el día de reposo entró
en la sinagoga, conforme a su costumbre, y se levantó a leer.
Enseñaba Jesús en una
sinagoga en el día de
reposo; y había allí una
mujer que desde hacía
dieciocho años tenía espíritu
de enfermedad, y andaba
encorvada, y en ninguna
manera se podía enderezar.
Cuando Jesús la vio, la llamó
y le dijo: Mujer, eres libre de
tu enfermedad.
Enseño a hacer el bien y salvar
vidas
Libero a los cautivos del diablo
Enseño la Biblia con autoridad
Cristo enseño la Biblia
Cristo guardo el sábado
Cristo el Señor del Sábado
Vino a Nazaret, donde se había criado; y en el día de reposo entró
en la sinagoga, conforme a su costumbre, y se levantó a leer.
Enseñaba Jesús en una
sinagoga en el día de
reposo; y había allí una
mujer que desde hacía
dieciocho años tenía espíritu
de enfermedad, y andaba
encorvada, y en ninguna
manera se podía enderezar.
Cuando Jesús la vio, la llamó
y le dijo: Mujer, eres libre de
tu enfermedad.
Enseño a hacer el bien y salvar
vidas
Libero a los cautivos del diablo
Enseño la Biblia con autoridad
Cristo enseño la Biblia
Cristo guardo el sábado
Cristo el Señor del Sábado
Vino a Nazaret, donde se había criado; y en el día de reposo entró
en la sinagoga, conforme a su costumbre, y se levantó a leer.
Enseñaba Jesús en una
sinagoga en el día de
reposo; y había allí una
mujer que desde hacía
Enseño a hacer el bien y salvar
dieciocho años tenía espíritu
vidas
de enfermedad, y andaba
Libero a los cautivos del diablo
Enseño la Biblia con autoridad
encorvada, y en ninguna
Cristo enseño la Biblia
manera se podía enderezar.
Cuando Jesús la vio, la llamó
Cristo guardo el sábado
y le dijo: Mujer, eres libre de
Cristo el Señor del Sábado
tu enfermedad.
Pero el principal de la sinagoga, enojado de que Jesús hubiese
sanado en el día de reposo, dijo a la gente: Seis días hay en que
se debe trabajar; en éstos, pues, venid y sed sanados, y no en día
de reposo.
Vino a Nazaret, donde se había criado; y en el día de reposo entró
en la sinagoga, conforme a su costumbre, y se levantó a leer.
Enseñaba Jesús en una
sinagoga en el día de
reposo; y había allí una
mujer que desde hacía
Enseño a hacer el bien y salvar
dieciocho años tenía espíritu
vidas
de enfermedad, y andaba
Libero a los cautivos del diablo
Enseño la Biblia con autoridad
encorvada, y en ninguna
Cristo enseño la Biblia
manera se podía enderezar.
Cuando Jesús la vio, la llamó
Cristo guardo el sábado
y le dijo: Mujer, eres libre de
Cristo el Señor del Sábado
tu enfermedad.
Pero el principal de la sinagoga, enojado de que Jesús hubiese
sanado en el día de reposo, dijo a la gente: Seis días hay en que
se debe trabajar; en éstos, pues, venid y sed sanados, y no en día
de reposo.
Vino a Nazaret, donde se había criado; y en el día de reposo entró
en la sinagoga, conforme a su costumbre, y se levantó a leer.
Enseñaba Jesús en una
sinagoga en el día de
reposo; y había allí una
mujer que desde hacía
Enseño a hacer el bien y salvar
dieciocho años tenía espíritu
vidas
de enfermedad, y andaba
Libero a los cautivos del diablo
Enseño la Biblia con autoridad
encorvada, y en ninguna
Cristo enseño la Biblia
manera se podía enderezar.
Cuando Jesús la vio, la llamó
Cristo guardo el sábado
y le dijo: Mujer, eres libre de
Cristo el Señor del Sábado
tu enfermedad.
Pero el principal de la sinagoga, enojado de que Jesús hubiese
sanado en el día de reposo, dijo a la gente: Seis días hay en que
se debe trabajar; en éstos, pues, venid y sed sanados, y no en día
de reposo.
Vino a Nazaret, donde se había criado; y en el día de reposo entró
en la sinagoga, conforme a su costumbre, y se levantó a leer.
Enseñaba Jesús en una
sinagoga en el día de
reposo; y había allí una
mujer que desde hacía
Enseño a hacer el bien y salvar
dieciocho años tenía espíritu
vidas
de enfermedad, y andaba
Libero a los cautivos del diablo
Enseño la Biblia con autoridad
encorvada, y en ninguna
Cristo enseño la Biblia
manera se podía enderezar.
Cuando Jesús la vio, la llamó
Cristo guardo el sábado
y le dijo: Mujer, eres libre de
Cristo el Señor del Sábado
tu enfermedad.
Pero el principal de la sinagoga, enojado de que Jesús hubiese
sanado en el día de reposo, dijo a la gente: Seis días hay en que
se debe trabajar; en éstos, pues, venid y sed sanados, y no en día
de reposo.
Vino a Nazaret, donde se había criado; y en el día de reposo entró
en la sinagoga, conforme a su costumbre, y se levantó a leer.
Enseñaba Jesús en una
sinagoga en el día de
reposo; y había allí una
mujer que desde hacía
Enseño a hacer el bien y salvar
dieciocho años tenía espíritu
vidas
de enfermedad, y andaba
Libero a los cautivos del diablo
Enseño la Biblia con autoridad
encorvada, y en ninguna
Cristo enseño la Biblia
manera se podía enderezar.
Cuando Jesús la vio, la llamó
Cristo guardo el sábado
y le dijo: Mujer, eres libre de
Cristo el Señor del Sábado
tu enfermedad.
Pero el principal de la sinagoga, enojado de que Jesús hubiese
sanado en el día de reposo, dijo a la gente: Seis días hay en que
se debe trabajar; en éstos, pues, venid y sed sanados, y no en día
de reposo.
Vino a Nazaret, donde se había criado; y en el día de reposo entró
en la sinagoga, conforme a su costumbre, y se levantó a leer.
Enseñaba Jesús en una
sinagoga en el día de
reposo; y había allí una
mujer que desde hacía
Enseño a hacer el bien y salvar
dieciocho años tenía espíritu
vidas
de enfermedad, y andaba
Libero a los cautivos del diablo
Enseño la Biblia con autoridad
encorvada, y en ninguna
Cristo enseño la Biblia
manera se podía enderezar.
Cuando Jesús la vio, la llamó
Cristo guardo el sábado
y le dijo: Mujer, eres libre de
Cristo el Señor del Sábado
tu enfermedad.
Pero el principal de la sinagoga, enojado de que Jesús hubiese
sanado en el día de reposo, dijo a la gente: Seis días hay en que
se debe trabajar; en éstos, pues, venid y sed sanados, y no en día
de reposo.
Entonces el Señor le
respondió y dijo: Hipócrita,
cada uno de vosotros ¿no
desata en el día de reposo
su buey o su asno del
pesebre y lo lleva a beber?
Enseñaba Jesús en una
sinagoga en el día de
reposo; y había allí una
mujer que desde hacía
Enseño a hacer el bien y salvar
dieciocho años tenía espíritu
vidas
de enfermedad, y andaba
Libero a los cautivos del diablo
Enseño la Biblia con autoridad
encorvada, y en ninguna
Cristo enseño la Biblia
manera se podía enderezar.
Cuando Jesús la vio, la llamó
Cristo guardo el sábado
y le dijo: Mujer, eres libre de
Cristo el Señor del Sábado
tu enfermedad.
Pero el principal de la sinagoga, enojado de que Jesús hubiese
sanado en el día de reposo, dijo a la gente: Seis días hay en que
se debe trabajar; en éstos, pues, venid y sed sanados, y no en día
de reposo.
Entonces el Señor le
respondió y dijo: Hipócrita,
cada uno de vosotros ¿no
desata en el día de reposo
su buey o su asno del
pesebre y lo lleva a beber?
Enseñaba Jesús en una
sinagoga en el día de
reposo; y había allí una
mujer que desde hacía
Enseño a hacer el bien y salvar
dieciocho años tenía espíritu
vidas
de enfermedad, y andaba
Libero a los cautivos del diablo
Enseño la Biblia con autoridad
encorvada, y en ninguna
Cristo enseño la Biblia
manera se podía enderezar.
Cuando Jesús la vio, la llamó
Cristo guardo el sábado
y le dijo: Mujer, eres libre de
Cristo el Señor del Sábado
tu enfermedad.
Pero el principal de la sinagoga, enojado de que Jesús hubiese
sanado en el día de reposo, dijo a la gente: Seis días hay en que
se debe trabajar; en éstos, pues, venid y sed sanados, y no en día
de reposo.
Entonces el Señor le
respondió y dijo: Hipócrita,
cada uno de vosotros ¿no
desata en el día de reposo
su buey o su asno del
pesebre y lo lleva a beber?
Enseñaba Jesús en una
sinagoga en el día de
reposo; y había allí una
mujer que desde hacía
Enseño a hacer el bien y salvar
dieciocho años tenía espíritu
vidas
de enfermedad, y andaba
Libero a los cautivos del diablo
Enseño la Biblia con autoridad
encorvada, y en ninguna
Cristo enseño la Biblia
manera se podía enderezar.
Cuando Jesús la vio, la llamó
Cristo guardo el sábado
y le dijo: Mujer, eres libre de
Cristo el Señor del Sábado
tu enfermedad.
Pero el principal de la sinagoga, enojado de que Jesús hubiese
sanado en el día de reposo, dijo a la gente: Seis días hay en que
se debe trabajar; en éstos, pues, venid y sed sanados, y no en día
de reposo.
Entonces el Señor le
respondió y dijo: Hipócrita,
cada uno de vosotros ¿no
desata en el día de reposo
su buey o su asno del
pesebre y lo lleva a beber?
Enseñaba Jesús en una
sinagoga en el día de
reposo; y había allí una
mujer que desde hacía
Enseño a hacer el bien y salvar
dieciocho años tenía espíritu
vidas
de enfermedad, y andaba
Libero a los cautivos del diablo
Enseño la Biblia con autoridad
encorvada, y en ninguna
Cristo enseño la Biblia
manera se podía enderezar.
Cuando Jesús la vio, la llamó
Cristo guardo el sábado
y le dijo: Mujer, eres libre de
Cristo el Señor del Sábado
tu enfermedad.
Pero el principal de la sinagoga, enojado de que Jesús hubiese
sanado en el día de reposo, dijo a la gente: Seis días hay en que
se debe trabajar; en éstos, pues, venid y sed sanados, y no en día
de reposo.
Y a esta hija de Abraham,
que Satanás había atado
dieciocho años, ¿no se le
debía desatar de esta
ligadura en el día de
reposo? Al decir él estas
cosas, se avergonzaban
todos sus adversarios; pero
todo el pueblo se regocijaba
por todas las cosas gloriosas
hechas por él.
Entonces el Señor le
respondió y dijo: Hipócrita,
cada uno de vosotros ¿no
desata en el día de reposo
su buey o su asno del
pesebre y lo lleva a beber?
Enseño a hacer el bien y salvar
vidas
Libero a los cautivos del diablo
Enseño la Biblia con autoridad
Cristo enseño la Biblia
Cristo guardo el sábado
Cristo el Señor del Sábado
Pero el principal de la sinagoga, enojado de que Jesús hubiese
sanado en el día de reposo, dijo a la gente: Seis días hay en que
se debe trabajar; en éstos, pues, venid y sed sanados, y no en día
de reposo.
Y a esta hija de Abraham,
que Satanás había atado
dieciocho años, ¿no se le
debía desatar de esta
ligadura en el día de
reposo? Al decir él estas
cosas, se avergonzaban
todos sus adversarios; pero
todo el pueblo se regocijaba
por todas las cosas gloriosas
hechas por él.
Entonces el Señor le
respondió y dijo: Hipócrita,
cada uno de vosotros ¿no
desata en el día de reposo
su buey o su asno del
pesebre y lo lleva a beber?
Enseño a hacer el bien y salvar
vidas
Libero a los cautivos del diablo
Enseño la Biblia con autoridad
Cristo enseño la Biblia
Cristo guardo el sábado
Cristo el Señor del Sábado
Pero el principal de la sinagoga, enojado de que Jesús hubiese
sanado en el día de reposo, dijo a la gente: Seis días hay en que
se debe trabajar; en éstos, pues, venid y sed sanados, y no en día
de reposo.
Y a esta hija de Abraham,
que Satanás había atado
dieciocho años, ¿no se le
debía desatar de esta
ligadura en el día de
reposo? Al decir él estas
cosas, se avergonzaban
todos sus adversarios; pero
todo el pueblo se regocijaba
por todas las cosas gloriosas
hechas por él.
Entonces el Señor le
respondió y dijo: Hipócrita,
cada uno de vosotros ¿no
desata en el día de reposo
su buey o su asno del
pesebre y lo lleva a beber?
Enseño a hacer el bien y salvar
vidas
Libero a los cautivos del diablo
Enseño la Biblia con autoridad
Cristo enseño la Biblia
Cristo guardo el sábado
Cristo el Señor del Sábado
Pero el principal de la sinagoga, enojado de que Jesús hubiese
sanado en el día de reposo, dijo a la gente: Seis días hay en que
se debe trabajar; en éstos, pues, venid y sed sanados, y no en día
de reposo.
Y a esta hija de Abraham,
que Satanás había atado
dieciocho años, ¿no se le
debía desatar de esta
ligadura en el día de
reposo? Al decir él estas
cosas, se avergonzaban
todos sus adversarios; pero
todo el pueblo se regocijaba
por todas las cosas gloriosas
hechas por él.
Entonces el Señor le
respondió y dijo: Hipócrita,
cada uno de vosotros ¿no
desata en el día de reposo
su buey o su asno del
pesebre y lo lleva a beber?
Enseño a hacer el bien y salvar
vidas
Libero a los cautivos del diablo
Enseño la Biblia con autoridad
Cristo enseño la Biblia
Cristo guardo el sábado
Cristo el Señor del Sábado
Pero el principal de la sinagoga, enojado de que Jesús hubiese
sanado en el día de reposo, dijo a la gente: Seis días hay en que
se debe trabajar; en éstos, pues, venid y sed sanados, y no en día
de reposo.
Y a esta hija de Abraham,
que Satanás había atado
dieciocho años, ¿no se le
debía desatar de esta
ligadura en el día de
reposo? Al decir él estas
cosas, se avergonzaban
todos sus adversarios; pero
todo el pueblo se regocijaba
por todas las cosas gloriosas
hechas por él.
Entonces el Señor le
respondió y dijo: Hipócrita,
cada uno de vosotros ¿no
desata en el día de reposo
su buey o su asno del
Restauro el valor del ser humano
pesebre y lo lleva a beber?
Condeno la observancia hipócrita
Enseño a hacer el bien y salvar
vidas
Libero a los cautivos del diablo
Enseño la Biblia con autoridad
Cristo enseño la Biblia
Cristo guardo el sábado
Cristo el Señor del Sábado
Pero el principal de la sinagoga, enojado de que Jesús hubiese
sanado en el día de reposo, dijo a la gente: Seis días hay en que
se debe trabajar; en éstos, pues, venid y sed sanados, y no en día
de reposo.
Aconteció un día de reposo, que habiendo entrado para comer en
casa de un gobernante, que era fariseo, éstos le acechaban.
Restauro el valor del ser humano
Condeno la observancia hipócrita
Enseño a hacer el bien y salvar
vidas
Libero a los cautivos del diablo
Enseño la Biblia con autoridad
Cristo enseño la Biblia
Cristo guardo el sábado
Cristo el Señor del Sábado
Aconteció un día de reposo, que habiendo entrado para comer en
casa de un gobernante, que era fariseo, éstos le acechaban.
Restauro el valor del ser humano
Condeno la observancia hipócrita
Enseño a hacer el bien y salvar
vidas
Libero a los cautivos del diablo
Enseño la Biblia con autoridad
Cristo enseño la Biblia
Cristo guardo el sábado
Cristo el Señor del Sábado
Aconteció un día de reposo, que habiendo entrado para comer en
casa de un gobernante, que era fariseo, éstos le acechaban.
Restauro el valor del ser humano
Condeno la observancia hipócrita
Enseño a hacer el bien y salvar
vidas
Libero a los cautivos del diablo
Enseño la Biblia con autoridad
Cristo enseño la Biblia
Cristo guardo el sábado
Cristo el Señor del Sábado
Aconteció un día de reposo, que habiendo entrado para comer en
casa de un gobernante, que era fariseo, éstos le acechaban.
Y he aquí estaban delante
de él un hombre
hidrópico. Entonces Jesús
habló a los intérpretes de
la ley y a los fariseos,
diciendo: ¿Es lícito sanar
en el día de reposo? Mas
ellos callaron. Y él,
tomándole, le sanó, y le
despidió.
Restauro el valor del ser humano
Condeno la observancia hipócrita
Enseño a hacer el bien y salvar
vidas
Libero a los cautivos del diablo
Enseño la Biblia con autoridad
Cristo enseño la Biblia
Cristo guardo el sábado
Cristo el Señor del Sábado
Aconteció un día de reposo, que habiendo entrado para comer en
casa de un gobernante, que era fariseo, éstos le acechaban.
Y he aquí estaban delante
de él un hombre
hidrópico. Entonces Jesús
habló a los intérpretes de
la ley y a los fariseos,
diciendo: ¿Es lícito sanar
en el día de reposo? Mas
ellos callaron. Y él,
tomándole, le sanó, y le
despidió.
Restauro el valor del ser humano
Condeno la observancia hipócrita
Enseño a hacer el bien y salvar
vidas
Libero a los cautivos del diablo
Enseño la Biblia con autoridad
Cristo enseño la Biblia
Cristo guardo el sábado
Cristo el Señor del Sábado
Aconteció un día de reposo, que habiendo entrado para comer en
casa de un gobernante, que era fariseo, éstos le acechaban.
Y he aquí estaban delante
de él un hombre
hidrópico. Entonces Jesús
habló a los intérpretes de
la ley y a los fariseos,
diciendo: ¿Es lícito sanar
en el día de reposo? Mas
ellos callaron. Y él,
tomándole, le sanó, y le
despidió.
Restauro el valor del ser humano
Condeno la observancia hipócrita
Enseño a hacer el bien y salvar
vidas
Libero a los cautivos del diablo
Enseño la Biblia con autoridad
Cristo enseño la Biblia
Cristo guardo el sábado
Cristo el Señor del Sábado
Aconteció un día de reposo, que habiendo entrado para comer en
casa de un gobernante, que era fariseo, éstos le acechaban.
Y he aquí estaban delante
de él un hombre
hidrópico. Entonces Jesús
habló a los intérpretes de
la ley y a los fariseos,
diciendo: ¿Es lícito sanar
en el día de reposo? Mas
ellos callaron. Y él,
tomándole, le sanó, y le
despidió.
Restauro el valor del ser humano
Condeno la observancia hipócrita
Enseño a hacer el bien y salvar
vidas
Libero a los cautivos del diablo
Enseño la Biblia con autoridad
Cristo enseño la Biblia
Cristo guardo el sábado
Cristo el Señor del Sábado
Aconteció un día de reposo, que habiendo entrado para comer en
casa de un gobernante, que era fariseo, éstos le acechaban.
Y he aquí estaban delante
de él un hombre
hidrópico. Entonces Jesús
habló a los intérpretes de
la ley y a los fariseos,
diciendo: ¿Es lícito sanar
en el día de reposo? Mas
ellos callaron. Y él,
tomándole, le sanó, y le
despidió.
Restauro el valor del ser humano
Condeno la observancia hipócrita
Enseño a hacer el bien y salvar
vidas
Libero a los cautivos del diablo
Enseño la Biblia con autoridad
Cristo enseño la Biblia
Cristo guardo el sábado
Cristo el Señor del Sábado
Y dirigiéndose a ellos, dijo: ¿Quién de vosotros, si su asno o su
buey cae en algún pozo, no lo sacará inmediatamente, aunque
sea en día de reposo? Y no le podían replicar a estas cosas.
Aconteció un día de reposo, que habiendo entrado para comer en
casa de un gobernante, que era fariseo, éstos le acechaban.
Y he aquí estaban delante
de él un hombre
hidrópico. Entonces Jesús
habló a los intérpretes de
la ley y a los fariseos,
diciendo: ¿Es lícito sanar
en el día de reposo? Mas
ellos callaron. Y él,
tomándole, le sanó, y le
despidió.
Restauro el valor del ser humano
Condeno la observancia hipócrita
Enseño a hacer el bien y salvar
vidas
Libero a los cautivos del diablo
Enseño la Biblia con autoridad
Cristo enseño la Biblia
Cristo guardo el sábado
Cristo el Señor del Sábado
Y dirigiéndose a ellos, dijo: ¿Quién de vosotros, si su asno o su
buey cae en algún pozo, no lo sacará inmediatamente, aunque
sea en día de reposo? Y no le podían replicar a estas cosas.
Aconteció en un día de reposo, que pasando Jesús por los
sembrados, sus discípulos arrancaban espigas y comían,
restregándolas con las manos.
Restauro el valor del ser humano
Condeno la observancia hipócrita
Enseño a hacer el bien y salvar
vidas
Libero a los cautivos del diablo
Enseño la Biblia con autoridad
Cristo enseño la Biblia
Cristo guardo el sábado
Cristo el Señor del Sábado
Aconteció en un día de reposo, que pasando Jesús por los
sembrados, sus discípulos arrancaban espigas y comían,
restregándolas con las manos.
Restauro el valor del ser humano
Condeno la observancia hipócrita
Enseño a hacer el bien y salvar
vidas
Libero a los cautivos del diablo
Enseño la Biblia con autoridad
Cristo enseño la Biblia
Cristo guardo el sábado
Cristo el Señor del Sábado
Aconteció en un día de reposo, que pasando Jesús por los
sembrados, sus discípulos arrancaban espigas y comían,
restregándolas con las manos.
Restauro el valor del ser humano
Condeno la observancia hipócrita
Enseño a hacer el bien y salvar
vidas
Libero a los cautivos del diablo
Enseño la Biblia con autoridad
Cristo enseño la Biblia
Cristo guardo el sábado
Cristo el Señor del Sábado
Aconteció en un día de reposo, que pasando Jesús por los
sembrados, sus discípulos arrancaban espigas y comían,
restregándolas con las manos.
Y algunos de los fariseos
les dijeron: ¿Por qué
hacéis lo que no es lícito
hacer en los días de
reposo?
Restauro el valor del ser humano
Condeno la observancia hipócrita
Enseño a hacer el bien y salvar
vidas
Libero a los cautivos del diablo
Enseño la Biblia con autoridad
Cristo enseño la Biblia
Cristo guardo el sábado
Cristo el Señor del Sábado
Aconteció en un día de reposo, que pasando Jesús por los
sembrados, sus discípulos arrancaban espigas y comían,
restregándolas con las manos.
Y algunos de los fariseos
les dijeron: ¿Por qué
hacéis lo que no es lícito
hacer en los días de
reposo?
Restauro el valor del ser humano
Condeno la observancia hipócrita
Enseño a hacer el bien y salvar
vidas
Libero a los cautivos del diablo
Enseño la Biblia con autoridad
Cristo enseño la Biblia
Cristo guardo el sábado
Cristo el Señor del Sábado
Respondiendo Jesús, les dijo: ¿Ni aun esto habéis leído, lo que hizo
David cuando tuvo hambre él, y los que con él estaban; cómo entró
en la casa de Dios, y tomó los panes de la proposición, de los cuales
no es lícito comer sino sólo a los sacerdotes, y comió, y dio también
a los que estaban con él?
Aconteció en un día de reposo, que pasando Jesús por los
sembrados, sus discípulos arrancaban espigas y comían,
restregándolas con las manos.
Y algunos de los fariseos
les dijeron: ¿Por qué
hacéis lo que no es lícito
hacer en los días de
reposo?
Restauro el valor del ser humano
Condeno la observancia hipócrita
Enseño a hacer el bien y salvar
vidas
Libero a los cautivos del diablo
Enseño la Biblia con autoridad
Cristo enseño la Biblia
Cristo guardo el sábado
Cristo el Señor del Sábado
Respondiendo Jesús, les dijo: ¿Ni aun esto habéis leído, lo que hizo
David cuando tuvo hambre él, y los que con él estaban; cómo entró
en la casa de Dios, y tomó los panes de la proposición, de los cuales
no es lícito comer sino sólo a los sacerdotes, y comió, y dio también
a los que estaban con él?
Aconteció en un día de reposo, que pasando Jesús por los
sembrados, sus discípulos arrancaban espigas y comían,
restregándolas con las manos.
Y algunos de los fariseos
les dijeron: ¿Por qué
hacéis lo que no es lícito
hacer en los días de
reposo?
Restauro el valor del ser humano
Condeno la observancia hipócrita
Enseño a hacer el bien y salvar
vidas
Libero a los cautivos del diablo
Enseño la Biblia con autoridad
Cristo enseño la Biblia
Cristo guardo el sábado
Cristo el Señor del Sábado
Respondiendo Jesús, les dijo: ¿Ni aun esto habéis leído, lo que hizo
David cuando tuvo hambre él, y los que con él estaban; cómo entró
en la casa de Dios, y tomó los panes de la proposición, de los cuales
no es lícito comer sino sólo a los sacerdotes, y comió, y dio también
a los que estaban con él?
Aconteció en un día de reposo, que pasando Jesús por los
sembrados, sus discípulos arrancaban espigas y comían,
restregándolas con las manos.
Y algunos de los fariseos
les dijeron: ¿Por qué
hacéis lo que no es lícito
hacer en los días de
reposo?
Restauro el valor del ser humano
Condeno la observancia hipócrita
Enseño a hacer el bien y salvar
vidas
Libero a los cautivos del diablo
Enseño la Biblia con autoridad
Cristo enseño la Biblia
Cristo guardo el sábado
Cristo el Señor del Sábado
Respondiendo Jesús, les dijo: ¿Ni aun esto habéis leído, lo que hizo
David cuando tuvo hambre él, y los que con él estaban; cómo entró
en la casa de Dios, y tomó los panes de la proposición, de los cuales
no es lícito comer sino sólo a los sacerdotes, y comió, y dio también
a los que estaban con él?
Y les decía: El Hijo del Hombre es Señor aun del día de reposo.
Y algunos de los fariseos
les dijeron: ¿Por qué
hacéis lo que no es lícito
hacer en los días de
reposo?
Restauro el valor del ser humano
Condeno la observancia hipócrita
Enseño a hacer el bien y salvar
vidas
Libero a los cautivos del diablo
Enseño la Biblia con autoridad
Cristo enseño la Biblia
Cristo guardo el sábado
Cristo el Señor del Sábado
Respondiendo Jesús, les dijo: ¿Ni aun esto habéis leído, lo que hizo
David cuando tuvo hambre él, y los que con él estaban; cómo entró
en la casa de Dios, y tomó los panes de la proposición, de los cuales
no es lícito comer sino sólo a los sacerdotes, y comió, y dio también
a los que estaban con él?
Y les decía: El Hijo del Hombre es Señor aun del día de reposo.
Restauro el valor del ser humano
Condeno la observancia hipócrita
Enseño a hacer el bien y salvar
vidas
Libero a los cautivos del diablo
Enseño la Biblia con autoridad
Cristo enseño la Biblia
Cristo guardo el sábado
Cristo el Señor del Sábado
El sábado fue hecho por causa del hombre, y no el hombre por
causa del sábado. Por tanto, el Hijo del Hombre es Señor aun del
sábado.
Y les decía: El Hijo del Hombre es Señor aun del día de reposo.
Restauro el valor del ser humano
Condeno la observancia hipócrita
Enseño a hacer el bien y salvar
vidas
Libero a los cautivos del diablo
Enseño la Biblia con autoridad
Cristo enseño la Biblia
Cristo guardo el sábado
Cristo el Señor del Sábado
El sábado fue hecho por causa del hombre, y no el hombre por
causa del sábado. Por tanto, el Hijo del Hombre es Señor aun del
sábado.
Y les decía: El Hijo del Hombre es Señor aun del día de reposo.
Restauro el valor del ser humano
Condeno la observancia hipócrita
Enseño a hacer el bien y salvar
vidas
Libero a los cautivos del diablo
Enseño la Biblia con autoridad
Cristo enseño la Biblia
Cristo guardo el sábado
Cristo el Señor del Sábado
El sábado fue hecho por causa del hombre, y no el hombre por
causa del sábado. Por tanto, el Hijo del Hombre es Señor aun del
sábado.
Y les decía: El Hijo del Hombre es Señor aun del día de reposo.
Restauro el valor del ser humano
Condeno la observancia hipócrita
Enseño a hacer el bien y salvar
vidas
Libero a los cautivos del diablo
Enseño la Biblia con autoridad
Cristo enseño la Biblia
Cristo guardo el sábado
Cristo el Señor del Sábado
El sábado fue hecho por causa del hombre, y no el hombre por
causa del sábado. Por tanto, el Hijo del Hombre es Señor aun del
sábado.
Y les decía: El Hijo del Hombre es Señor aun del día de reposo.
El día de descanso se hizo
para beneficio de la gente,
no la gente para beneficio
del día de descanso (PDT).
Enfatizo que ell sábado es para el
beneficio del ser humano
Restauro el valor del ser humano
Condeno la observancia hipócrita
El sábado se hizo para el bien de Enseño a hacer el bien y salvar
vidas
los seres humanos, y no los seres
humanos para el bien del sábado. Libero a los cautivos del diablo
Enseño la Biblia con autoridad
(TLA).
Cristo enseño la Biblia
Cristo guardo el sábado
El sábado se hizo para el hombre,
Cristo el Señor del Sábado
y no el hombre para el sábado
(DHH).
El sábado fue hecho por causa del hombre, y no el hombre por
causa del sábado. Por tanto, el Hijo del Hombre es Señor aun del
sábado.
Y les decía: El Hijo del Hombre es Señor aun del día de reposo.
Restauro el valor del ser humano
Condeno la observancia hipócrita
Enseño a hacer el bien y salvar
vidas
Libero a los cautivos del diablo
Enseño la Biblia con autoridad
Cristo enseño la Biblia
Cristo guardo el sábado
Cristo el Señor del Sábado
El sábado fue hecho por causa del hombre, y no el hombre por
causa del sábado. Por tanto, el Hijo del Hombre es Señor aun del
sábado.
Vino a Nazaret, donde se había criado; y en el día de reposo entró
en la sinagoga, conforme a su costumbre, y se levantó a leer.
Aconteció también en otro
día de reposo, que él entró
en la sinagoga y enseñaba;
y estaba allí un hombre que
tenía seca la mano
derecha.
Libero a los cautivos del diablo
Enseño la Biblia con autoridad
Cristo enseño la Biblia
Cristo guardo el sábado
Cristo el Señor del Sábado
Aconteció en un día de reposo, que pasando Jesús por los
sembrados, sus discípulos arrancaban espigas y comían,
restregándolas con las manos.
Libero a los cautivos del diablo
Enseño la Biblia con autoridad
Cristo enseño la Biblia
Cristo guardo el sábado
Cristo el Señor del Sábado
El Espíritu del Señor está sobre mí, por cuanto me ha ungido para
dar buenas nuevas a los pobres; Me ha enviado a sanar a los
quebrantados de corazón; A pregonar libertad a los cautivos, y
vista a los ciegos; A poner en libertad a los oprimidos; A predicar
el año agradable del Señor.
Aconteció en un día de reposo, que pasando Jesús por los
sembrados, sus discípulos arrancaban espigas y comían,
restregándolas con las manos.
Libero a los cautivos del diablo
Enseño la Biblia con autoridad
Cristo enseño la Biblia
Cristo guardo el sábado
Cristo el Señor del Sábado
El Espíritu del Señor está sobre mí, por cuanto me ha ungido para
dar buenas nuevas a los pobres; Me ha enviado a sanar a los
quebrantados de corazón; A pregonar libertad a los cautivos, y
vista a los ciegos; A poner en libertad a los oprimidos; A predicar
el año agradable del Señor.
Aconteció en un día de reposo, que pasando Jesús por los
sembrados, sus discípulos arrancaban espigas y comían,
restregándolas con las manos.
Libero a los cautivos del diablo
Enseño la Biblia con autoridad
Cristo enseño la Biblia
Cristo guardo el sábado
Cristo el Señor del Sábado
El Espíritu del Señor está sobre mí, por cuanto me ha ungido para
dar buenas nuevas a los pobres; Me ha enviado a sanar a los
quebrantados de corazón; A pregonar libertad a los cautivos, y
vista a los ciegos; A poner en libertad a los oprimidos; A predicar
el año agradable del Señor.