Nuestra vida…
Una alabanza…
Te pido que sientas la presencia del Dios
que vive dentro de tu corazón.
De ese Dios que te ha dado una familia,
hijos, alegrías, y que te ha acompañado
también en las cruces y en las tristezas.
Cada recuerdo que atesoramos en nuestra vida,
es una alabanza a Dios…
Nuestros hijos, sus primeras risas…
Los mil paisajes
que hemos disfrutado…
Las flores, el mar,
los campos en primavera, en otoño, en invierno...
Todo nos habla de Dios.
Y, por sobre todo, tu existencia,
es una alabanza a un Dios
que se ha ocupado en crearte
y darte la vida
como un ser único e irrepetible.
No habrá en el mundo alguien igual a vos…
…la máxima creación de Dios!
También cada uno de nosotros.
Él se goza en sus hijos e hijas.
Que el Señor te bendiga,
y nos bendiga,
a los que vivimos rodeados
de una creación
que es una alabanza
al Dios de la Vida.
Este día, este anochecer, cada instante...
Dios lo pensó para vos.
Razón de más para levantar nuestras manos
y decir…
" Te alabo, Señor, por toda la belleza
con la cual me rodeas.
Te alabo por los seres que amo y que me aman.
Te alabo porque puedo sonreír,
y porque me has dado
la Fe, la Esperanza y el Amor.
Te alabo porque en el cielo me esperas con amor.
Te alabo Señor y Dios mío."
Mil
Bendiciones…
Descargar

NATURALEZA