Pensando en hacer algo interesante para este Congreso; creí que
este podía serlo.
Siempre se presentan trabajos preciosos muy documentados,
algunos con un marco de multimedia que no tienen que envidiar
a una película. Pero casi nadie lo ha hecho sobre las posibles
limitaciones de la Homeopatía y que conste que yo creo que no es
el método lo que falla, sino nosotros por nuestro
desconocimiento de una serie de remedios mal llamados
pequeños, que probablemente podrían solucionar algunas
patologías que con mas frecuencia de lo esperable no van como el
paciente y nosotros queremos.
Mi experiencia de muchos años, que conste que no me refiero a
mis conocimientos homeopáticos, que sé que tienen muchas carencias.
Me llevaron a tratar a muchos pacientes con dolencias articulares, tales
como Artrosis, Artritis Reumatoides, Artritis Hiperuricemicas, Artritis
Lupica, Artritis Psoriasicas, Tendinitis y la siempre omnipresente
Fibromialgia. Todas ellas acompañadas de un cuadro doloroso de más o
menos intensidad. Estos enfermos ya vienen rebotados de la medicina
convencional y han sido tratados con antinflamatorios no esteroides,
los famosos AINES, Indometacina, Corticoides, Sales de Oro,
Inmunosupresores y por ultimo con parches de Morfina. Ansiolíticos,
etc.
La utilización de Opiáceos en este tipo de pacientes me parece
una osadía, ya que en la mayoría de los casos no quitan el dolor y les
convierten en adicto a esta droga, que además se acompaña de un
número importante de efectos indeseables, tales como estreñimiento,
confusión mental, pérdida de memoria, alucinaciones, etc. Después
con paciencia tenemos que desintoxicarlos poco a poco para evitar el
síndrome de abstinencia.
Cuando nos llega uno de éstos, frecuentemente les comento que
la Homeopatía intentará devolverles el equilibrio o armonía, que esto
puede llevar algún tiempo. Que al principio pueden empeorar. Que el
tratamiento clásico que han seguido tiene efectos secundarios
importantes y que hemos de quitar poco a poco y este se puede traducir
en molestias. En un principio se muestran colaboradores y dispuestos a
tomar lo que se les prescriba. La realidad después es bien distinta,
porque si pasada una semana no han mejorado, ya están llamándote
quejándose y proponiendo que se les diga en cuanto tiempo estarán
mejor. Es paradójico que algunos pacientes llevan más de treinta o
cuarenta años malviviendo con los tratamientos antes citados y nunca
han protestado a sus médicos y sin embargo a nosotros no nos dan el
más mínimo margen.
Generalmente me planteo el estudio del paciente:
 Con toda su realidad sintomática física y psíquica, procurando no
escoger demasiados síntomas, que estos sean nítidos, intensos, lo más
característicos posible y bien modalizados.
 Siguiendo las reglas de Hahnemann en el Organon.
 Posteriormente repertorizo.
 Finalmente les pongo el tratamiento que presumiblemente parece más
indicado, en la dilución mas conveniente CH, LM, K y con una
posología adecuada a cada caso.
Creo que mucho de Vds. lo harán así o parecido.
Un porcentaje aceptable mejora, pero el dolor no desaparece del todo.
En muchos sentidos la evolución es bastante buena a nivel psíquico.
 Su estado de ánimo es mejor.
 Duermen mejor.
 Pero no se les quita de la cabeza el tema del dolor, que hasta ahora
tampoco se habían librado de él, con nosotros no están dispuestos ni a
negociarlo.
 Empiezan tomando antinflamatorios, analgésicos y cualquier cosa que
se les ocurra, con la excusa de controlar el mismo cosa que tampoco
consiguen, según manifiestan frecuentemente.
El remedio que les suelo dar es el que después de hacer el estudio
repertorial me parece más conveniente, sin darle a los síntomas
relacionados con el dolor ninguna prioridad. Como los pacientes no
estaban dispuestos a soportarlo y la mayoría seguía teniendo un dolor
importante, pensé en hacer dos tipos de estudios: uno de la totalidad
sintomática excluyendo los relativos al dolor y otro con estos
solamente.
Daba como medicación de fondo el de la totalidad cada cierto
tiempo, un mes o dos. Y con más frecuencia los remedios que cubrían
el dolor, una vez o dos a la semana o días alternos. Tampoco esta
estrategia funcionaba en un porcentaje alto aceptable. Naturalmente
hacía los cambios necesarios para conseguir una mayor eficacia pero
tampoco.
Supongo que se estarán preguntando qué remedios utilizaba, en su
momento se los enumeraré. Previamente les reflejo los síntomas
seleccionados y la repertorización tipo que para esta ponencia he hecho.
Partiendo de una serie de ellos muy generales y añadiendo el Síntoma
Lupus en Artritis Lupica.
 Psoriasis en Artritis Psoriasica.
 Acido Úrico en Artritis Hiperuricemias.
 En Fibromialgia, dolor huesos, músculos, tendones, ligamentos y
trastornos por ansiedad y excitación.
SÍNTOMAS:
Con sus respectivos remedios y valores: Mayúscula y negrita valor 3 que
como todos saben significa experimentado, reexperimentado y
comprobado clínicamente. Valor 2 letra normal subrayada, experimentado
y re experimentado. Valor 1, letra normal sin subrayado, que significa
experimentado.
REPERTORIZACIONES:
Por totalidad de síntomas y valor de ellos y varias estrategias más.
He prescrito casi todos los remedios que aparecen en ellas, en
distintas diluciones, en las escalas Centesimal, Decimal, Cincuenta
Milesimales y Korsakovianas.
En algunos pacientes han ido mejor que en otros. Pero nunca
obtuve resultados que me satisficieran a mí y a los pacientes. Creo
tampoco que nada tuvo que ver la edad de estos, aunque me atrevería a
decir que quizás a los mayores les fueron mejor que a los jóvenes.
En algunas circunstancias poco numerosas, se dieron
importantes mejorías que incluso duraron un año. Para después
disminuir y permanecer inamovibles.
He valorado creo suficientemente, que algunos pacientes no me
hubieran dicho la verdad sobre su evolución para forzar un mayor
interés de mi parte y conseguir mejores resultados. Pero sinceramente
no creo que sea esto. Porque ya saben el entusiasmo con que se nos
expresa el paciente que se encuentra bien. Lo que ocurrió
mayoritariamente es que los resultados fueron regulares.
En las Poliartrosis, patología más frecuente que las Artritis,
obtuve los mismos resultados, procuré en la estrategia segunda valorar
primero el problema físico y después el general y psíquico, dándole
prioridad a la hora de prescribir al primero y otras veces a la totalidad.
Tuve mejores resultados cuando prescribí los síntomas físicos, que
cuando lo hice por la totalidad. Sin que en un caso u otro, el enfermo
recuperase el grado de salud que todos esperábamos.
En esta segunda enfermedad incorporé otros síntomas, por
asentar estos preferentemente en miembros inferiores y columna
vertebral. A pesar de ello aparecieron, los remedios que todos tendrán
en mente. Aunque aquí pude contactar que la humilde Árnica
Montana, en diluciones muy bajas (1, 2, 3 CH o K o LM), dadas casi a
diario mejoró bastante el dolor y permitió que algunos pacientes se
beneficiaran de ello y siguieran con el tratamiento homeopático.
A continuación les relaciono los síntomas y las Repertorizaciones.
Quizás de las patologías citadas, la más agradecida al tratamiento
homeopático, es la Fibromialgia, no sé si por tratarse de pacientes más
jóvenes, los remedios utilizados funcionaron mejor. Porque seguí con la
pauta, de por un lado síntomas psíquicos y generales del paciente y por
otro síntomas físicos. Los remedios fueron parecidos al igual que las
diluciones. Pero por razones de espacio para ajustarme a las normas
sobre la extensión de ponencias; dejaré para otra mejor ocasión, su
tratamiento en toda su extensión.
Para terminar, este trabajo persigue fundamentalmente exponer a
la consideración de todos Vds., mis resultados para saber si en su
práctica diaria obtuvieron resultados parecidos o soy yo el que no
consigo mejores resultados. O si se trata de una limitación de nuestro
método como dije al principio, cosa que me cuesta trabajo aceptar.
LOS REMEDIOS UTILIZADOS FUERON:
 Aconitum
 Kalmia
 Apis Melliphica
 Ledum Palustre
 Árnica Montana
 Psorinum
 Aurum Metalicum
 Pulsatilla
 Bryonia Alba
 Rhododendrom
 Causticum
 Rhus Toxicodendrom
 Colchicum
 Ruta
 Guaiacum
 Sulphur
 Kali Carbonicum
 Y otros …
Descargar

Diapositiva 1