¡Oh, no! ¡Qué
disgusto!
¡Mi puerta!
¡Me la han
abollado!
¿Algún problema,
señorita?
¡Un cabrón me ha
abollado totalmente
la puerta del coche!
¡Mírela!
¡Eso es fácil de arreglar! ¡Sólo
tiene que soplar por el tubo
de escape para lograr, con la
presión del aire, hinchar la puerta!
¡Es cierto!
¡Inténtelo!
Pero… ¿qué estás
haciendo…?
¡Soplo para
desabollar la
puerta!
¡Serás bestia!
¡Así no te va a
funcionar!
¡Ah!
¿Por qué?
Porque no has cerrado
las ventanillas.
¡Así no sirve de nada
el soplar!
¡Es qué no
piensas…!
Descargar

Aucun titre de diapositive