Cuando te veo correr en esa noria tuya ,Pichón, pienso que así es la
vida; como una rueda que gira y gira hasta que un día se detiene. Tú
lo haces para descansar en cambio nosotros dormimos para siempre
y no podemos volver a subir otra vez a esa noria.
Cuando te sientes exhausto de tanto correr, abandonas tu ejercicio y
llamas mi atención para que te dé unas pipas,¿ Pero quién nos da
pipas a nosotros cuando estamos cansados y no podemos casi ni con
nuestra alma? ¿quién nos consuela en nuestros momentos mas
difíciles ? La vida de un animal de compañía y de un ser humano no
se parecen mucho ¿verdad?
Es como un ciclo…, se acaba una cosa y vuelve a empezar otra.
Así ocurre en el colegio.
cuando acabas el curso te puedes bajar de la noria para descansar un
poquito, ¡vacaciones!, pero enseguida te tienes que subir de nuevo
pues comienza uno nuevo.
¿Ves, Pichón, que razón tengo al decir que la vida gira y gira …?
A veces pasa que te aburre subirte de nuevo en la noria porque ya la
tienes muy vista ,también me ocurre a mi: cuando estoy cansada de
tanto estudiar o la pereza me invade, pero pasados unos días te
apetece subirte de nuevo, ahora con mayor ilusión y más ganas.
Descargar

Diapositiva 1