03.10.2015 04:41:10
El restaurante Botín, con más de 300 años de historia
se ubica en el Madrid de los Austrias, a un paso de la
Plaza Mayor, y fue construido sobre una antigua bodega
de techos abovedados del siglo XVI.
Antigua bodega
Sobrino de Botín
(anteriormente Casa Botín)
figura en el Libro Ginness de
los Records como el
restaurante en actividad más
antiguo del mundo. Fue
fundado como hostería en el
año 1725. Desde entonces, se
ha mantenido abierto en su
viejo edificio de cuatro
plantas.
En el año 1725, un cocinero francés llamado Jean
Botín y su esposa de origen asturiano, fundan su
pequeño negocio, una posada, en el número 17 de
la Calle de los Cuchilleros, junto a la popular Plaza
Mayor de Madrid. Realizó una reforma en la planta
baja del edificio, cerrando los soportales existentes.
De esta obra ha quedado constancia en una piedra
de la entrada en la que figura la fecha.
De esta fecha data también su famoso horno de leña, que hoy día sigue
atrayendo a los comensales al olor de sus tentadores asados.
Es curioso que, hasta bien entrado el siglo XVIII,
no se permitiera vender en los mesones: carne,
vino u otras viandas ya que se consideraba una
intromisión que perjudicaba a otros gremios. De
esta manera, sólo podía servirse lo que el
huésped traía para ser cocinado. De aquí nace la
leyenda de que en las posadas españolas sólo se
encontraba lo que traía el viajero.
Muertos sus fundadores, un sobrino de la
esposa, llamado Cándido Remis, se hace cargo
del establecimiento, de aquí el nombre que desde
entonces lleva el negocio 'Sobrino de Botín'.
Ya en el siglo XIX se reforma nuevamente la planta baja:
Se construye entonces el friso de madera policromada
con pan de oro de la entrada, así como los escaparates
y el mostrador de pastelería en el que se vendían
pestiños, bartolillos, suizos y glorias de crema. Por aquel
entonces Botín se consideraba una Casa de Comidas
porque el término “Restaurante” sólo lo utilizaban
algunos establecimientos, muy pocos y exclusivos, que
deseaban emular a los locales parisinos.
Sus casi tres siglos de existencia, pueblan de
recuerdos y anécdotas sus paredes, tantos han
sido los personajes famosos que se han
sentado a comer en sus mesas que harían una
lista interminable de enumerar
Baste recordar la
leyenda que dice que el
genial pintor Francisco
José de Goya y
Lucientes, trabajó en
'Botín' lavando platos
en su juventud.
O que el inmortal literato Benito Pérez Galdós,
en su no menos famosa novela 'Fortunata y
Jacinta', lleva a sus protagonistas Juanito
Santa Cruz y Fortunata a merendar a 'Botín'.
Sin olvidar al no menos famoso novelista
norteamericano Ernest Hemingway que escribe
un su famosa novela 'Fiesta' lo siguiente:
"Comimos en Botín, en el comedor de arriba. Es
uno de los mejores restaurantes del mundo".
Como dice el crítico gastronómico Lorenzo Díaz, después de tres
siglos de existencia, todos los días, 500 comeollas de todas las
partes del mundo, esperan turno para comer cochinillo.
el 'Restaurante Sobrino de Botín Horno de Asar‘
ostenta un record, recogido por el 'Libro Guinnes de
los Records' en su edición de 1987, como el
restaurante más antiguo del mundo.
Pese a tal reconocimiento, otros establecimientos se
disputan la condición de ser el restaurante más
antiguo del mundo, caso del alemán Hundskugel, en
Múnich, y del francés Tour d'Argent, en París, que
datan de 1440 y de 1582, respectivamente. Sin ir más
lejos, la Posada de la Villa, que se encuentra en la
Cava Baja (a la izquierda), muy cerca de la calle de
Cuchilleros, abrió sus puertas en 1642, según reza la
placa instalada en una de sus fachadas.
Hundskugel, en Múnich desde 1440
Tour d'Argent, en París desde 1582
Posada de la Villa, Madrid desde 1642
Descargar

THE ART OF WILLIAM WHITAKER.pps