Prof. Dr. Héctor Rodriguez. DMV
Piel
Piel: capas
Piel
Piel
Estratos
Piel
Piel: hemidesmosomas
Piel: uniones basales
Epidermis: anclaje
a Epidermis.
b Melanocitos no activados
c Melanocitos mezclados con Queratinocitos
Piel
Estrato lúcido
Estrato granuloso
Estrato espinoso
Estrato germinativo
Desmosomas
Hemidesmosomas
Queratinocitos
Lámina basal
Estrato córneo
Mitocondrias
Tonofilamentos: Queratina
Piel: queratinocitos y melanocitos
Ciclo del queratinocito
Piel: estrato espinoso
Epidermis: estrato espinoso
Epidermis: estrato granuloso
Piel: estrato córneo
Epidermis: estrato córneo
Células de la piel
Epidermis: queratinocitos, melanocitos y
células de Langerhans
Melanocitos: melanosomas, eumelanina (pigmento
café), feomelanina (pigmento rojo).
Células de Merkel:
mecanoreceptor
Piel: glándulas
Dermis
Dermis
Glándula sebácea: conducto y sáculo
Glándula ecrina
Glándula apocrina sudorípara
(túbulo)
Túbulo apocrino de la glándula
sudorípara
Glándula sudorípara
Piel: folículo piloso, gl. sebácea
Pelo y glándula sebácea
Glándula sebácea
Piel: dermis
Piel
Las sensaciones son percibidas por los
corpúsculos: receptores encerrados en
cápsulas de tejido conjuntivo y distribuidos
entre las distintas capas de la piel.
Se estima que en la piel humana existen
alrededor de cuatro millones de receptores
para la sensación de dolor, 500 mil para la
presión, 150 mil para el frío y 16 mil para el
calor.
A. Terminaciones libres; B. Mecanoreceptores; C. Meissner;
D. Krause; E. Paccini; y F. Ruffini
Piel: contacto, presión, temperatura
y dolor
Piel: corpúsculos de Meissner
Corpúsculos de Meissner: receptores
que determinan la sensación de
contacto. Se especializan en tacto fino,
captan la forma y el tamaño de los
objetos, y distinguen entre lo suave y lo
áspero.
Se ubican en la epidermis, la lengua, los
labios, las palmas, las yemas de los
dedos y en las plantas. Estas
sensaciones táctiles se agudizan en la
oscuridad y, con mayor razón, en no
videntes, llamado sentido
estereognóstico (capacidad de
apreciar los menores relieves: alfabeto
Braille, monedas, etc.).
Meissner
Piel: corpúsculos de Paccini
Corpúsculos de Pacini:
receptores para percibir el
grado de presión, del peso y
de la consistencia de los
objetos, y apreciar si estos
son duros o blandos.
Están ubicados en la zona
profunda de la piel, sobre
todo en los dedos de las
manos y de los pies, pero son
poco abundantes.
Piel: corpúsculos de Ruffini
Corpúsculos de Ruffini:
perciben los cambios
relacionados con el alza de
temperatura. Es decir, si la
temperatura de un cuerpo es
mayor que la nuestra -la normal
oscila entre los 36° y los 37° Cse origina una sensación de
calor. Los corpúsculos de Ruffini
se encuentran en la zona más
profunda de la dermis y en la
hipodermis, principalmente en
las manos y en los pies
Piel: corpúsculos de Krause
Corpúsculos de Krause:
registran la sensación de frío,
cuando tocamos un cuerpo o
entramos a un espacio que está
a menor temperatura que
nuestro cuerpo.
Están ubicados en la parte
profunda de la hipodermis
Piel: dolor, terminaciones libres.
El dolor tiene receptores propios,
llamados álgidos (terminaciones
libres intradérmicas, distribuidas
en el subcutáneo y en la parte más
profunda de la epidermis. El dolor
se produce cuando la temperatura
está bajo los 0¼ C o por sobre los
70¼ C , cuando hay una presión
excesiva o una herida en la piel. Así,
cuando las células de la piel son
dañadas y, por lo tanto estimuladas,
envían un mensaje al cerebro, el
cual comienza a segregar
endorfinas que actúan como
verdaderos analgésicos, bloqueando
el dolor.
Descargar

Piel