TEMA 11.
NUTRICIÓN, RESPIRACIÓN Y
CIRCULACIÓN.
El aparato
digestivo
II.
El aparato digestivo.
Recordemos lo aprendido en el apartado
anterior:
¿QUÉ ES?
Es el conjunto de órganos que digieren los alimentos,
absorben los nutrientes resultantes y expulsan los restos
no digeridos.
El aparato digestivo está formado por dos conjuntos:
Tubo digestivo.
Glándulas digestivas.
El aparato digestivo.
El tubo digestivo.
Es un largo tubo que
atraviesa el cuerpo y une la
boca con el ano. Consta de
varios órganos:
•Boca.
•Faringe.
•Esófago.
•Estómago.
•Intestino delgado.
•Intestino grueso.
•Ano.
El aparato digestivo.
Glándulas digestivas.
Son las encargadas de fabricar los jugos digestivos y de
verterlos en el interior del tubo digestivo.
El aparato digestivo.
La digestión empieza en la
boca, sigue en el estómago
y continúa hasta el intestino
delgado.
Una vez que los alimentos
son digeridos, los nutrientes
son absorbidos en el
intestino delgado y pasan a
la sangre.
La boca.
La boca es una cavidad que se puede abrir y
cerrar gracias a la articulación de las
mandíbulas.
La boca.
La boca.
En la boca se encuentran:
• Los dientes.
• La lengua.
• Las glándulas salivales.
La boca.
Los dientes.
Sirven para triturar y
masticar el alimento.
La boca.
La lengua.
Está formada por
músculos, que le
permiten moverse
fácilmente para repartir el
alimento entre los dientes
y mezclarlo con la saliva.
La boca.
Las glándulas salivales.
Son tres pares de
glándulas. Fabrican la
saliva, que ablanda los
alimentos y ayuda a
empezar a digerirlos.
De la boca al estómago.
Cuando el alimento se
ha convertido en una
masa pastosa en la
boca, la lengua lo
empuja hacia la faringe.
De la boca al estómago.
La faringe es el lugar
donde el tubo digestivo se
cruza con el conducto
respiratorio. Una lengüeta
impide que el alimento
vaya a los pulmones.
De la boca al estómago.
De la boca al estómago.
El paso del alimento por la faringe recibe el
nombre de deglución.
De la boca al estómago.
De la faringe, el alimento sigue hacia el
esófago, un tubo muscular que llega
hasta el estómago.
De la boca al estómago.
El estómago es una bolsa con forma de
letra J, en cuyas paredes se encuentran
numerosas glándulas microscópicas que
fabrican el jugo gástrico.
De la boca al estómago.
El jugo gástrico, que es muy ácido, ayuda a
disolver los alimentos.
De la boca al estómago.
La comida permanece unas dos horas en el
estómago, en donde se empiezan a digerir
los alimentos.
De la boca al estómago.
Para poder asimilar los
elementos, el
estómago se contrae
repetidamente para
mezclarlos con el jugo
gástrico, que termina
convertido en una
papilla y pasa al
intestino.
De la boca al estómago.
El intestino delgado.
El intestino delgado
es un tubo estrecho
y muy largo (unos 7
m).
El intestino delgado.
En sus paredes se
encuentran unas
glándulas
microscópicas que
fabrican el jugo
intestinal.
El intestino delgado.
En el intestino delgado
se vierten también los
jugos digestivos que
fabrican el hígado (bilis)
y el páncreas (jugo
pancreático).
El intestino delgado.
El intestino delgado.
Debajo de las
membranas del interior
del intestino delgado se
encuentra una red de
vasos sanguíneos.
El intestino delgado.
Los nutrientes resultantes de la digestión
son muy pequeños y pueden atravesar esta
membrana para pasar a la sangre.
Este proceso se llama absorción
intestinal.
El intestino grueso.
Las sustancias que
no son útiles para el
organismo se dirigen
al intestino grueso. Es
mucho más ancho y
corto que el delgado.
El intestino grueso.
En el intestino grueso se
absorbe gran parte del
agua que contienen los
jugos digestivos y los
alimentos.
El intestino grueso.
Los restos no
absorbidos se espesan
al perder agua y se
transforman en
excrementos, que
salen al exterior por el
ano.
Descargar

Diapositiva 1 - Todo Primaria