VIDA DE DON BOSCO CAPÍTULO XVII
COMPROMISO VOCACIONAL DEFINITIVO DE DON
BOSCO 1844-1846
 Cuestiones preliminares
 Asentamiento del Oratorio en la propiedad del Sr.
Pinardi.
 Enfrentamiento con la marquesa Barolo. Opción
vocacional definitiva de Don Bosco.
 La enfermedad de Don Bosco de 1844 a 1846
En sus Memorias, al hablar
del oratorio durante su
período itinerante, y antes
de contar la historia de su
instalación en la propiedad
del Sr. Pinardi, Don Bosco
trata de la Oposición que
tuvo que afrontar por causa
de su compromiso con los
jóvenes en peligro
Los párrocos se
oponen a Bon
Bosco
El apunte Histórico de 1854,
escrito veinte años antes de
las Memorias, habla de la
protesta de los párrocos, de
la oposición del magistrado
Cavour, de la autoridades
civiles y de las dudas del
teólogo
Borel
sobre
la
cordura de Don Bosco.
Don Bosco, ¿perseguido por “revolucionario”?
En el contexto y desde la experiencia de los
levantamientos revolucionarios durante el período
de la Restauración, y con la creciente presión para el
cambio político en los años cuarenta del siglo XIX,
era inevitable que las autoridades vieran con
suspicacia reuniones como las del oratorio.
DON BOSCO
ABANDONADO Y SOLO
Don Bosco en sus memorias
escribe: “Llegó el último
domingo en que permitieron
tener el Oratorio en el
prado…encontrándome solo
sin nadie que me ayudara,
sin fuerzas, en un estado de
salud deplorable y sin saber
donde reuniría a mis
muchachos . Me sentí
profundamente turbado.
ASENTAMIENTO DEL ORATORIO EN LA
PROPIEDAD DEL SEÑOR PINARDI
Reconstrucción de la
historia del
asentamiento
“Por fin al principio de esta
semana, empezamos a negociar
sobre un sitio con el Sr. Pinardi.
Convinimos en la suma de
doscientos ochenta francos por
una amplia sala capaz de usarse
como “Oratorio” con otras dos
habitaciones y una franja de
terreno adyacente.
El 13 de marzo de 1846 escribe Don Bosco
Enfrentamiento con la Marquesa Barolo.
Opción vocacional definitiva de Don Bosco
Don Bosco, contratado por la Marquesa Barolo como
capellán del Pequeño Hospital de Santa Filomena, que
atendía a muchachitas discapacitadas.
La Marquesa accedió que el Oratorio podía usar los
«locales del capellán» mientras se terminaba la
construcción del mismo.
El 18 de Marzo de 1845, el Oratorio salió del Hospital, destinado a
un continuo peregrinaje; el 10 de Agosto de 1845 Don Bosco empezó
a ejercer la capellanía, un trabajo que la Marquesa le había
contratado. Don Bosco había estado enfermo desde que salió del
Convictorio, los domingos con la ayuda de Don Borel y de Don
Pacchiotto, continuaba ejerciendo la capellanía.
Don Bosco
pasaba todos los
días con sus
muchacho
Delicada salud de Don Bosco y los sucesos que le
llevaron al enfrentamiento
La Marquesa escribe una larga carta al teólogo Borel, entre
otras cosas le dice: mientras yo estuve en Roma, usted me
escribió una carta en la que me decía que Don Bosco no
estaba bien.
El Teólogo Borel, por medio de una carta del 3 de febrero
de 1846, la informó a la Marquesa Barolo, sobre el
deterioro de la salud de Don Bosco y sobre lo que se estaba
haciendo para ayudarle.
Y yo le respondí que estaba dispuesta a continuar
dando a Don Bosco su estipendio, a condición de que
no se ocupara más que de la capellanía y sigo
dispuesta a cumplir mi palabra.
“Como creo en conciencia que el pecho de Don Bosco
necesita de reposo absoluto, no seguiré dándole el
pequeño estipendio, si no es a condición de que se
aleje de Turín.
El enfrentamiento
Es evidente que la Marquesa deseaba mantener a Don Bosco
en sus Instituciones y lo deseaba sano.
Don Bosco había llegado a un pacto con su oratorio; no iba
a romper su resolución en modo alguno, con salud o sin ella.
La Marquesa le
dio un consejo
material. “ Seguiré
pasándole la paga
y se la aumentaré
si quiere…
Váyase a pasar uno, dos o
cinco años a cualquier parte y
descanse; cuando esté
perfectamente restablecido,
vuelva al refugio y será
siempre bien recibido de lo
contrario, me coloca ante la
desagradable necesidad de
despedirlo de mis
instituciones. Piénselo
seriamente:
Delicada salud de Don
Bosco y los sucesos que le
llevaron al enfrentamiento
Varias fueron las causas por las
que se agravó la salud de Don
Bosco, Mientras estuvo el
oratorio en el Hospitalillo, Don
Bosco cumplía con las
funciones de capellán en el
refugio…
solía trabajar hasta altas horas de la noche, fruto
de sus trabajos nocturnos fueron las obras
escritas:
Las biografías de Luis Comollo
El Devoto del Ángel Custodio
La Historia Eclesiástica, y otras.
El esfuerzo y la fatiga de trabajos tan intensos
fueron los agravantes de su salud.
por su salud se marchó a Turín a Ibechi a pie, con un grupo
de siete jóvenes del oratorio, pero en Chieri se derrumbó. Al
día siguiente pudo llegar a su destino.
Tuvo una lenta recuperación…
La crisis
Don Bosco estuvo
de nuevo al borde
del desastre.
El Teólogo Borel le envió a
pasar algún tiempo con el
párroco de Sassi, una
población de laderas
saludables a las afueras de
Turín.
Como estaba cerca los
alumnos no lo dejaban en paz.
Regresó al Refugio gravemente enfermo con
neumonía bronquial, cayó en cama.
Llegó a estar al borde de la muerte y fue
desahuciado. ..
Pero las oraciones,
los votos de los
muchachos
consiguieron la
gracia de la curación.
En cuanto el médico
le permitió
abandonar su
habitación del
refugio.
El 3 de noviembre de 1846 ,
Don Bosco regresa a Turín
con su madre Margarita .
En agosto hizo trasladar
sus pertenencias del
Refugio a la casa Pinardi.
Ahí fue donde Don Bosco y
su madre residieron a la
vuelta de I Becchi
Descargar

Diapositiva 1