VAMOS ALEGRES A LA CASA DEL SEÑOR
«El niño iba creciendo y se llenaba de sabiduría»
(Lc 2, 22-40)
«El niño iba creciendo y se llenaba de sabiduría»
(Lc 2, 22-40)
Ay, del chiquirritín
Ay, del chiquirritín, chiquirriquitín,
metidito entre pajas;
Ay, del chiquirritín, chiquirriquitín,
queridito del alma.
Entre un buey y una mula
Dios ha nacido,
y en un pobre pesebre
le han recogido.
ORACIÓN A LA SAGRADA FAMILIA
Jesús, María, y José, hoy quiero orar muy especialmente, por mi familia y por todas las
familias del mundo, y quiero pedirles a ustedes, que formaron una familia tan linda y tan
buena, que nos ayuden a todos, para que sepamos ser lo que tenemos que ser.
A ti, María, te pido por todas las mamás, para que sepan darles a sus hijos todo el amor de su
corazón, y las mejores enseñanzas para la vida.
A ti, José, te ruego por todos los papás, para que sean responsables en el hogar, cumplan
todas sus obligaciones con sus hijos, los amen mucho y les den buen ejemplo.
A los dos, María y José, les ruego para que ambos: papá y mamá, se amen y se respeten,
y sepan mantener unida la familia, aunque haya dificultades y problemas.
Y a ti, Jesús, te pido con todo el amor de mi corazón, para que nos enseñes a todos los hijos a
ser obedientes, respetuosos, colaboradores, y sobre todo, muy amorosos con nuestro papá y
nuestra mamá, como tú mismo fuiste con María y José.
Que nuestros papás se sientan felices de serlo, y lo mismo nuestros hermanos y hermanas.
Y que todos juntos, unidos en la fe y en el amor, amemos mucho a Dios, a los pobres y a los
débiles, y a todas las personas que viven cerca de nosotros. Amén.
Descargar

Diapositiva 1