Familia: tema de interés público
abril, 2009
Introducción
 El presente documento resume los resultados del trabajo
realizado por Research Uruguay para el Foro Uruguayo de
la Familia,
 con el objetivo principal de investigar el estado actual de la
opinión pública en torno al tema.
 Habida cuenta del interés del Foro por lograr que la
sociedad se sensibilice acerca del rol principal que
desempeña la institución familiar,
 se supuso que, antes de enviar un mensaje, sería prudente
conocer al receptor del mismo,
 la información que dispone, sus actitudes, sus prejuicios, las
razones que sustentan sus opiniones, etc.
 Para ello se eligió un abordaje de corte cualitativo que
permitiera conocer más en profundidad la formación de la
opinión del uruguayo medio.
La técnica elegida ...
 fue la de grupos de discusión, habiéndose realizado 4 de
ellos con la siguiente segmentación:




1. mujeres de 25 a 40 años, de nivel medio amplio.
2. hombres de 25 a 40 años, de nivel medio amplio.
3. mujeres de 41 a 60 años, de nivel medio amplio.
4. hombres de 41 a 60 años, de nivel medio amplio.
Principales resultados
Los deseos de los padres para
con el futuro de sus hijos ...
 no presentan diferencias de opinión importantes, cualquiera
sean,
 las edades,
 estado civil o
 el sexo,
 de unos y de otros.
 Estos deseos se sintetizan en la expresión:
 “que sean felices.”
 La felicidad engloba una serie de elementos,
 que se desprenden de distintos valores.
 La puesta en práctica de un conjunto relevante de ellos,
 las virtudes,
 será uno de los factores que permitiría alcanzar dicho
estado.
“Que sean felices”
 En el deseo de los padres la felicidad de los hijos incluye:




salud física y mental,
desarrollo profesional,
éxito económico,
matrimonio con una pareja heterosexual,
 para compartir un proyecto de vida,
 en una relación de amor, armonía, desarrollo, colaboración y
respeto mutuo,
 preferentemente con hijos.
Frente a un desvío
 Enfrentados a algunas de las distintas posibilidades que les
ofrece la realidad, a saber,






parejas homosexuales, con o sin niños,
concubinato,
infidelidad,
violencia doméstica,
aborto,
pareja de un nivel socio-económico-cultural muy inferior y/o
muy diferente a la del hijo/a,
 ninguno de los participantes considera que,
 se trate, a priori, de situaciones que contribuyan a la felicidad,
 ni se incluyen como opción en su deseo para con los hijos/as.
En cuanto a la sanción social ...
 en un extremo,
 estaría el caso de enfrentar la homosexualidad de un hijo/a,
 y peor aún la adopción de niños por estas parejas,
 y en el otro,
 el nivel socio-económico-cultural diferente,
 quedando en el medio,
 la infidelidad y la violencia doméstica.
 Pensar en unos hijos ...
 “que se vayan con alguien que tira de un carrito”,
 “con uno de esos que no se sabe si es hombre o mujer,
flogger o emo”,
 provoca miedo,
 por estar vinculado a la idea de pérdida y deterioro de ese
hijo/a.
Según se lo mire
 El concubinato es un término rechazado, cargado
negativamente, por lo que se prefiere hablar de:
 “vida en pareja”.
 En relación a los hijos,
 se acepta, se justifica,
 y - a nivel de deseo - se ve como algo circunstancial,
 una etapa previa al matrimonio.
 En relación a los adultos,
 se acepta y justifica más como una opción.
En sus palabras: célula básica
 La influencia de los valores que se reciben en la casa es
fundamental, el apoyo, el hablar, el diálogo.
 No es bueno que cada uno agarre para su lado. Familia
significa unión.
 A mí me parece que la familia es fundamental. Incide
mucho para la seguridad del individuo el apoyo de la
familia.
 La familia te ayuda a crecer. Es el ámbito donde uno se
reúne para las malas y para las buenas. El lugar de
encuentro, donde uno se apoya. Podés discutir, estar o no
de acuerdo, pero es el ámbito.
 Al final lo primero es la familia. Como que yo sé que al final,
la familia es a quién recurrís cuando precisás ayuda.
En sus palabras: un compromiso
 La familia de un hombre y una mujer se complementan,
evolucionan, hay proyectos y logros. Es un modelo que se
le está dando a los hijos, y ahí estás transmitiendo valores.
 No es igual casarte que vivir en pareja. En el casamiento
hay un compromiso ante los demás, ante tu familia, tus
amigos, el barrio.
 Es un valor el matrimonio, una responsabilidad y un
compromiso.
 No se fomenta el compromiso. Es más el hoy. Lo
perdurable como que no se fomenta tanto.
 Ahora es como que se busca que cada persona crezca
individualmente. Se ha ido a los extremos.
En sus palabras: no es lo mismo
 Las parejas de homosexuales ... lo único que pido es que
no se comparen con mi matrimonio que es con una mujer.
¿Llamarlo matrimonio? ¡Nooo!
 Dos mujeres o dos hombres, con niños, no son los mismos
valores que se le puedan dar a ese chico. Cambia el valor
familia.
 Yo creo que se está yendo a la confusión de a poco. A un
niño, con el tema de parejas homosexuales, lo que le estás
dando es confusión, porque no cierra, no cuadra.
 Si se te aparece tu hijo con un novio, o tu hija con una
novia ... ahí hay algo que falla.
En sus palabras: pero si me toca ...
 Capaz que una pareja de homosexuales le dan mucho más
a un niño que lo que le pueda dar una pareja heterosexual.
El problema es la sociedad.
 El concubinato no está en contra de la familia. Si hay
valores, es igual que el matrimonio. Claro que uno siempre
desea que los hijos se casen.
 Vivir en pareja, por un lado, está bueno porque es la
realidad de hoy en día. El “hasta que la muerte nos separe”
de antes, capaz que es falso. De repente aguantaron toda
la vida pero no eran felices.
 Primero la profesión, luego la economía y después está la
pareja. Después, si cuadra, me caso. Y si pensás así, está
bien que no te cases, porque no estás preparada para el
matrimonio.
 La generación nuestra es muy permisiva también.
Valores en la relatividad
 El público presenta dificultad para definir valores en forma
abstracta,
 pues, en muchos casos, se hace más bien una descripción
de,
 actitudes, logros o comportamientos valorados.
 Incluso, términos tales como,
 honestidad y solidaridad,
 aparecen, a partir del discurso, con un alcance limitado,
 reflejando solamente un mero “deber ser”.
En sus palabras: valores perdidos
 Como que nadie se juega mucho con los valores, como que
cada uno tenga los valores que quiera, un poco de eso.
 A mi me parece que se están perdiendo valores. No se
inculcan valores.
 Ponemos como nombre “valores”, pero los contenidos son
diferentes. Es lo que está cambiando. La honestidad existe
como palabra. Después, el contenido que uno le da es muy
flexible.
 Ser honesto era una cuestión intrínseca. Ahora decir de
una persona: “che, fulano de tal es honesto”, ya es
importante.
En sus palabras: valores perdidos
 Lo ves todos los días en la televisión: no hay respeto a lo
que es la vida.
 No podemos transformar la vida en un elemento de
intercambio.
 Hoy se ve todo desde la tribuna de la comodidad.
 Hoy los valores son proporcionales a la comodidad de cada
uno.
 Los valores han evolucionado con relación a la sociedad:
han cambiado. Está cambiando el contenido de cada valor.
 El valor tiene sanción social para todos, para viejos,
adolescentes y para niños.
 El primer comunicador de los valores era la familia.
En sus palabras: familia perdida
 La palabra familia está cambiando. Se está disolviendo.
 Para mí ya el concepto de familia - papá, mamá, la nena y
el nene - ya pasó. La familia se conforma de gente que se
quiere ir a vivir junta.
 Una familia no necesariamente tiene que tener lazos
sanguíneos, pero sí tiene que haber un vínculo afectivo
muy fuerte y el compromiso de cumplir con un rol.
 El concepto de familia tiene que ampliarse. Puede ser una
mujer sola con hijos, un hombre viudo, con tres hijos, un
divorciado. Son familias. Ahí hay un origen, un proyecto,
que por alguna razón quebró. Pero el valor familia sigue en
sí mismo, es intrínseco.
 El hecho de ser una pareja gay no quiere decir que no
tengan buenos valores: pueden ser responsables,
honestos, comprometidos. Pero modifica el valor familia.
En sus palabras: valores desde la política
 Antonio Gramsci hablaba de la disolución de la sociedad
por medio de los valores. La mejor manera de destruir una
sociedad no es atacándola, ni por medio de una revolución.
Es matando los valores uno por uno, porque los valores
son los que defienden las sociedades. Una sociedad está
rodeada de valores que son los que la hacen fuerte.
 La pérdida de los valores en la sociedad es una estrategia
política.
 Un cambio de valor: que los padres mandaran el hijo a la
escuela era una obligación innata en el padre. Ahora hay
que pagarle para que el padre mande el hijo a la escuela.
En sus palabras: valores desde la política
 Otro cambio de los valores lo ves en la legislación. La ley
refleja un valor, y el Estado impulsa la ley del aborto, el
matrimonio homosexual. No son valores.
 El propio Estado te da valores equivocados.
 Se aprobó una ley de concubinato. Evidentemente el
Estado no apoya.
Resumiendo
 Los temas planteados dan cuenta de un estado de
situación en relación a la familia y los valores.
 En el discurso de los participantes, la familia es:
 “la célula fundamental de la sociedad,”
 “responsable del equilibrio social”.
 Mientras que en cuanto a los valores queda de manifiesto
que se manejan con amplia relatividad,
 dependiendo de distintos factores tales como,




ciclo y etapa de vida,
historia personal,
miedos,
circunstancias.
El doble discurso
 Se observa entonces, un discurso general que se nutre de
un conjunto de valores,
 en torno a un concepto tradicional pero vago de la felicidad.
 Si se tuviere que transitar en la práctica por alguno de los
“desvíos” mencionados,
 las opiniones podrían cobrar distinto peso,
 por una necesaria justificación personal o
 a causa del mismo deseo de felicidad que se mantiene para con
los hijos,
 que lleva a no contradecirles poniendo por delante las
convicciones personales.
 En definitiva:
 el doble discurso está presente,
 sin una forma sencilla de resolverle.
Qué hacer
 Se está frente a un recipiente que pierde poco a poco sus
filtros, inerte, anestesiado,
 y lo está en nombre de la amplitud, el respeto por la
diversidad y la modernidad.
 Pero el recipiente está hecho de un material que fue
moldeado a partir de unos valores,
 entre los que se destaca los de la familia tradicional.
 Frente a esto,
 por un lado,
 se reconoce tener una actitud pasiva, de mero espectador,
 y por otro,
 se reclama la necesidad de fortalecer la familia desde el ámbito
público,
 buscando eco en un ámbito más amplio,
 que haga posible dejar de ser un mero espectador.
Los espectadores pasivos
 Esta posición actual está justificada en distintas razones:
 no ser temas de conversación frecuente por falta de
oportunidades y/o tiempo,
 falta de conciencia de la responsabilidad que cada uno tiene,
 ser temas que se tratan de manera íntima, puertas adentro del
hogar,
 no ser escuchado, por ser considerado un “dinosaurio” que
intentar obligar a cumplir “normas antiguas”,
 sostener una actitud de tolerancia y apertura frente a las
nuevas “modas”,
 incapacidad o no saber como incidir en los medios de
comunicación y las políticas de Estado.
 En algunos casos se detecta,
 falta de herramientas intelectuales, negligencia y excesivo
individualismo.
Los espectadores pasivos
 Desde una perspectiva más profunda,
 detrás de todas las razones expuestas,
 se leen otros elementos responsables de la falta de acción,
tales como:







inseguridad,
miedo,
desborde,
negación,
debilidad emocional,
falta de límites e, incluso,
confusión.
En sus palabras: no se fomenta
 Tú sos el resultado de una forma de educación y de cultura
y ahí estás vos con lo que has logrado, como resultado de
lo que te han transmitido tus padres. Entonces, no está mal
para ti ese modelo. ¿Por qué lo va a cambiar tanto?
 La familia es un valor que no se está fomentando
actualmente en el Uruguay.
 No se fomenta. Como que cada uno busca su
independencia, su desarrollo profesional, el éxito individual
y no tanto en pareja. Por eso me parece que el concepto de
familia está medio erosionado.
 Hay dos temas importantísimos: uno hay que dirigirse al
adulto y al joven, tratar de intrigarle, así como nosotros
ahora estamos discutiendo sobre la familia; el segundo: el
lugar de los hombres, el valor de la paternidad, que los
padres sean padres y se ocupen de sus hijos.
Hay un terreno fértil
 La extraordinaria reacción que se obtuvo en la dinámica
grupal, da cuenta de que,
 para obtener respuestas y adhesión,
 hay que comenzar por desafiar la apatía.
 Los contenidos de las propuestas a implementar deberán
superar el alto umbral de tolerancia que está instaurado en
los hogares,
 desafiando la posición de comodidad en la que se encuentra
parado el adulto.
 Pero este trabajo requiere una acción colectiva,
 la que en esencia supera la mera sumatoria de voluntades
individuales.
“El hombre un ser social por naturaleza”
decía Aristóteles
el colectivo
social tiene
su vida
propia
“Comunicar la propia convicciones”
Angel Rodríguez Luño (www.almudi.org)
 La cultura posee unas leyes propias, por lo que las ideas –
y los sentimientos que éstas fomentan – tienen una
consistencia y un desarrollo bastante autónomo.
 Es como si las ideas, cuando pasan al plano de la cultura y
la comunicación, se separasen de las inteligencias que las
han producido y comenzasen a vivir una vida propia,
desarrollándose con una fuerza que depende sólo de sí
mismas. Una fuerza que depende de su consistencia
objetiva y de su dinamismo intrínseco, quizá distintos de la
intención que tenían las personas que las pusieron en
circulación.
Un colectivo social se organiza en torno a





fines comunes,
reglas e instituciones,
la autoridad,
los medios masivos de comunicación,
un liderazgo.
La acción colectiva que se reclama
estaría...
 en el ámbito del Estado,
 como representante de la sociedad políticamente organizada,
 responsable del bien común,
 en los partidos políticos,
 por su relación con la cosa pública,
 en otras organizaciones sociales,
 colegios, ong’s,
 en los medios masivos de comunicación,
 porque llegan a todos,
 en la acción de líderes de opinión,
 capaces de arrastrar con su ejemplo.
En sus palabras: Estado
 Todos somos la sociedad: uno participa porque actúa y
otros porque no actúan.
 Para fortalecer a la familia precisás legislación, precisás un
montón de cosas que te ayuden.
 El Estado en realidad no ayuda, no puede ser un ancla. Vos
vas para allá y el Estado mira para acá, interviene con una
ley que no refleja - como dijo el señor - valores de una
sociedad (aborto, cambio de sexo en menores, legalización
de uniones homosexuales).
 Me gustaría que no pasara eso, hay que obligar más a las
instituciones a que se entrometan a inculcar valores.
 Yo puedo decirle a mi líder político. Y que él sienta que hay
un clamor, y de qué queremos …
En sus palabras: los medios
 Para mí habría que hacer toda una campaña publicitaria y
fuerte.
 Como logo primario tendríamos que poner SOS salvemos a
la familia. Una cosa así.
 Utilizar la comunicación, comunicar, en televisión es lo
mejor. Porque es lo que ven.
 En Brasil hubo una novela sobre el tema del transplante y
fue la época donde más se donó órganos. No lo hacen
porque sí. De repente lograr novelas con algún tipo de
modelos un poco menos tontos. Que sean un aporte.
 Las novelas las miran todos.
 Habría que hacer programas para los niños. Y para los
jóvenes. Con los más chiquitos mediante los dibujitos o con
los programas como ‘Los Tatitos’.
En sus palabras: los medios
 En la década de los 80, la televisión americana, hace dos
programas con referencia a la familia. El del Dr. Huxtable,
el negro médico que vivía con su señora, también
profesional y con hijos de diferentes edades, donde
enfrentaban la problemática de una familia. Eso fue hecho
para que la familia americana viera lo que era el concepto
de familia. Porque se estaba yendo al cuerno.
 Antes veíamos “La familia Ingalls”; los americanos tienen
un sentido de familia brutal. Cada tanto sacan películas que
apuntan a una política determinada y eso es lo que yo digo,
que proviene del Estado.
 La otra: “Los míos, los tuyos y los nuestros”, fueron hechas
de ex profeso.
En sus palabras: los medios
 Se podría hacer una página en el diario, colgar una página
en la web, hacer publicidad en la calle, un programa de
radio.
 Tendría que haber una campaña dirigida a distintos
sectores según la edad y en cada una de ellas, que sé yo,
un tipo Facebook, y que vayan mandando propaganda de
valores y que se enganchen, de repente, para hablar de la
importancia de la familia.
 En el fotolog, en el Internet también tiene que estar.
 Dentro de la página de Internet se puede hacer. Una red.
La sociedad civil organizada que se dedique a impulsar.
Pero quién va a impulsar eso.
En sus palabras: los líderes
 Tienen, a veces, más autoridad sobre tu hijo los colegios,
las maestras o mismo hasta la televisión, que vos mismo.
 Una sociedad política organizada, aparte de clubes, ONG’s,
instituciones privadas, que hagan todos una movida por la
familia.
 Todas las instituciones deportivas tienen un líder para cada
grupo de jóvenes. El líder transmite valores. Y planifican
qué valores transmite ese líder.
Resumiendo
 Queda planteada pues como idea compartida por todos los
sujetos investigados,
 la necesidad de desafiar la apatía trabajando en el ámbito
colectivo,
 a la búsqueda de límites y
 y el establecimiento de prioridades,
 inspirados en el concepto tradicional de la familia.
A la hora de comunicar ...
 resulta importante destacar que,
 trabajar a favor de la familia debe implicar,
 sumar,
 y no necesariamente manifestarse en contra de
 personas u
 otros modelos.
 En la medida que para defender una propuesta se ataque
otra,
 el foco de interés se desdibujaría,
 desplazando el objetivo hacia la argumentación y la polémica,
 con la consecuente pérdida de fuerza en el tema en cuestión.
“Comunicar la propia convicciones”
Angel Rodríguez Luño (www.almudi.org)
 (...) si se aspira a intervenir positivamente en la creación y
transmisión de modos de vida y de visiones del hombre, es
preciso atender a la consistencia y al previsible desarrollo
de las ideas, más que a la presunta intención de las
personas.
 Una actitud polémica, una respuesta "brillante" o hiriente
pueden hacer callar a un adversario, pero si no se ha
entendido qué planteaba, ni se ha apreciado la consistencia
de sus ideas y las posibles líneas de desarrollo que éstas
tenían, probablemente no se ha colaborado en el
crecimiento cultural ni se ha ofrecido una alternativa cultural
adecuada. (...).
 Sólo si se consigue hacer una propuesta que conserve y
supere lo que de bueno y verdadero había en las ideas que
se considera justo combatir, cabe ejercer un influjo cultural
real.
Descargar

Foco en la familia - Universidad de Montevideo