ARQUIDIÓCESIS
DE MANIZALES
PROCESO
DE RENOVACIÓN
PASTORAL DE LA
PARROQUIA
DESDE LA NUEVA
EVANGELIZACIÓN
LA DIGNIDAD DE LA
PERSONA HUMANA
 ¿Qué es el hombre? Pregunta que acompaña la
historia de la humanidad misma (Sal 8).
 La Palabra de Dios nos enseña que el ser
humano fue creado ‘a imagen de Dios’ (Gn 1,26;
Sab 2,23), con capacidad para conocer y amar
a su Creador, y constituido por Dios mismo como
señor de la entera creación para gobernarla y
usarla glorificando a Dios (Sir 17,1-14). (GS 12)
LA DIGNIDAD DE LA
PERSONA HUMANA
 Pero Dios no creó al hombre en solitario.
Desde el principio los hizo hombre y mujer
(Gn 1,27). Esta sociedad es la expresión primera
de la comunión de las personas humanas.
 El ser humano es por naturaleza un ser social,y
no puede vivir ni desplegar
todas sus cualidades sin
relacionarse con los demás.
 “Dios vio todo lo que
había hecho y era muy
bueno” (Gn 1,31).
(GS 12)
LA DIGNIDAD DE LA
PERSONA HUMANA
HOMO
MULIER
SAPIENS
LUDENS
FABER
SOCIUS
SPIRITUALIS
VIATOR
Dios vio todo lo que había hecho y era muy bueno (Gn 1,31)
LA DIGNIDAD DE LA
PERSONA HUMANA
 Dios Padre, que cuida de todos con paterna
solicitud, quiso que todos los seres humanos
constituyeran una sola familia… Por lo cual, el
amor de Dios y del prójimo es el primero y el
mayor mandamiento (Rom 13,9-10; 1Jn 4,20).
 El ser humano, la única
criatura que Dios ha amado
por sí misma, no puede
encontrar su propia plenitud
si no es en la entrega de sí
mismo a los demás.
(GS 24)
LA DIGNIDAD DE LA
PERSONA HUMANA
 Cada quien, sin excepción,
debe considerar al prójimo
como ‘otro yo’, cuidando en
primer lugar, de su vida y de los
medios necesarios para vivirla
dignamente (GS 27).
 Dios creó al ser humano no
para vivir aisladamente, sino
para formar sociedad…
 Esta índole comunitaria
se perfecciona y se consuma
en la obra de Jesucristo (GS 32).
ALGUNOS PROBLEMAS
URGENTES
 Entre las numerosas cuestiones que preocupan
a todos, están:
- El matrimonio y la familia
- La cultura humana
- La vida económico-social y
política
- La solidaridad de los pueblos
y la paz
 Sobre cada una de ellas debe resplandecer
la luz de Cristo, para guiar a los cristianos
e iluminar la búsqueda de soluciones a tantos
y tan complejos problemas (GS 46)
DIGNIDAD DEL MATRIMONIO
Y DE LA FAMILIA
 El bienestar de la persona
humana está estrechamente
ligado a la prosperidad de la
comunidad conyugal y familiar.
 Pero la dignidad y el esplendor
de esta institución están oscurecidos por varias
causas: la poligamia, el divorcio, el amor libre y
otras deformaciones: el egoísmo, el hedonismo y
los usos ilícitos contra la generación. También por
la situación económica, socio-psicológica y civil,
además de los problemas nacidos del incremento
demográfico (GS 47).
CARÁCTER SAGRADO DEL
MATRIMONIO Y LA FAMILIA
 La íntima comunidad conyugal de vida y amor,
fundada por el Creador, se establece sobre la
Alianza de los cónyuges: su consentimiento
personal e irrevocable.
 Esta sociedad humana y su
vínculo sagrado, son importantes
para la continuidad del género
humano, para elprovecho personal
de cada miembro de la familia y su
salvación, para la dignidad, estabilidad, paz y
prosperidad de la misma familia y de toda la
sociedad humana (GS 48).
CARÁCTER SAGRADO DEL
MATRIMONIO Y LA FAMILIA
 Por naturaleza, la institución
del matrimonio y el amor conyugal
están ordenados a la procreación
y educación de los hijos, que son
su corona. De este modo el varón
y la mujer, que por el pacto conyugal
‘ya no son dos sino una sola carne’
(Mt 19,6) adquieren mayor conciencia de su
unidad y la logran cada vez más plenamente.
 Esta íntima unión, como mutua entrega de dos
personas, y de ambos a los hijos, exigen plena
fidelidad y urgen su indisoluble unidad (GS 48).
CARÁCTER SAGRADO DEL
MATRIMONIO Y LA FAMILIA
 Jesucristo bendijo este amor multiforme, nacido
de la fuente divina de la caridad y que está
formado a semejanza de su unión con la Iglesia,
pues así como el Padre Celestial se unió con Israel
en una Alianza de amor y de fidelidad,
así ahora Cristo Jesús, Salvador de la
humanidad y Esposo de la Iglesia,
sale al encuentro de los esposos
cristianos por medio del sacramento
del matrimonio y permanece con ellos
como Él mismo amó a la Iglesia
y se entregó por ella (GS 48).
CARÁCTER SAGRADO DEL
MATRIMONIO Y LA FAMILIA
 El amor conyugal es asumido en
el Amor Divino, se enriquece por la
virtud redentora de Cristo y la
acción salvífica de la Iglesia para
conducir a los cónyuges a Dios y
fortalecerlos en la sublime misión
de la paternidad y la maternidad.
 De este modo, al cumplir su
misión conyugal y familiar, llegan
a su propia perfección y a su mutua
santificación, y conjuntamente a la
glorificación de Dios (GS 48).
CARÁCTER SAGRADO DEL
MATRIMONIO Y LA FAMILIA
 Gracias al ejemplo de los padres
y a la oración en familia, los hijos
y demás familiares encontrarán
el camino del sentido humano
y de la santidad.
 Los hijos contribuyen
también a la santificación
de sus padres con el agradecimiento,
la piedad filial y la confianza, correspondiendo
a los beneficios recibidos de ellos, asistiéndolos
en las dificultades y en la vejez (GS 48).
CARÁCTER SAGRADO DEL
MATRIMONIO Y LA FAMILIA
 La familia cristiana
generosamente hará
partícipes a otras familias
de sus riquezas espirituales,
manifestando a todos
la presencia viva del Salvador
en el mundo y la auténtica naturaleza de la Iglesia
mediante el amor sincero, la generosa fecundidad,
la unidad y la fidelidad de los esposos y la
cooperación amorosa de todos sus miembros
(GS 48).
LA FAMILIA DE JESÚS
 Jesús nació en medio de una familia pobre
(Lc 2,6-7) Cat. 525
 Jesús compartió,
durante la mayor parte
de su vida, la condición
de la gran mayoría
de las personas:
una vida cotidiana,
vida de familia,
de trabajo manual, vida religiosa judía sometida a
la Ley de Dios (Gal 4,4) Cat. 531
LA FAMILIA DE NAZARET
“Nazaret es la escuela donde se comienza a
entender la vida de Jesús: la escuela del Evangelio.
Una lección de silencio ante todo…
Una lección de vida familiar.
Que Nazaret nos enseñe lo que es
la familia, su comunión de amor,
su austera y sencilla belleza,
su carácter sagrado e inviolable…
Una lección de trabajo. Nazaret,
oh casa del ‘Hijo del Carpintero’…”
(Pablo VI)
LA IGLESIA DOMÉSTICA
La Iglesia no es otra cosa que la ‘familia de Dios’.
Desde sus orígenes, el núcleo de la Iglesia
estaba a menudo constituido por los que
‘con toda su casa’ habían llegado a ser
creyentes (Hch 18,8).
Cuando se convertían, deseaban
también que se salvase
‘toda su casa’
(Hch 11,14; 16,31).
(Cat. 1655)
Descargar

II. MINISTERIOS