Lectio divina domingo V T.O. Ciclo B
Ciclo B. 8 Febrero 2015
Secretariado Dioc. Cádiz y Ceuta
Música: M. Frecuencia del alma. P 5
Montaje: Eloísa DJ
Avance Manual
Oración inicial
Padre,
Muchas veces me encuentro disperso entre mi comunicación
contigo y mis actividades y trabajos.
Con frecuencia, no te presento mi vida, mis proyectos, a mis
hermanos.
Tú me dices que te puedo encontrar en ellos,
pero me cuesta verte y encontrarte.
Hoy, Padre, junto a mis deseos de imitarte y amarte,
te presento mis limitaciones.
TEXTO BÍBLICO Mc. 1. 29-39
Y enseguida, al salir ellos de la sinagoga, fue con Santiago y
Juan a la casa de Simón y Andrés.
La suegra de Simón estaba en cama con fiebre, e
inmediatamente le hablaron de ella.
Él se acercó, la cogió de la mano y la levantó. Se le pasó la
fiebre y se puso a servirles.
Al anochecer, cuando se puso el sol, le llevaron todos los
enfermos y endemoniados. La población entera se agolpaba
a la puerta.
Curó a muchos enfermos de diversos males y expulsó
muchos demonios; y como los demonios lo conocían, no les
permitía hablar.
Se levantó de madrugada, cuando todavía estaba muy
oscuro, se marchó a un lugar solitario y allí se puso a orar.
Simón y sus compañeros fueron en su busca y, al
encontrarlo, le dijeron: «Todo el mundo te busca».
Él les responde: «Vámonos a otra parte, a las aldeas
cercanas, para predicar también allí; que para eso he
salido».
Así recorrió toda Galilea, predicando en sus sinagogas y
expulsando los demonios.
lectura
¿Qué dice el Texto?
San Marcos nos presenta a un Jesús que anuncia el Reino
de Dios tanto de palabra como con obras.
De ahí que insista continuamente en
presentar a un Jesús que enseña, pero que
también actúa, que se revela por medio de su
predicación y a su vez en su actuar.
En este pasaje encontramos a Jesús que sana a la suegra de
Pedro, y dando una visión general, el evangelista nos dice que
“le llevaron todos los enfermos y endemoniados”, y Él sanó a
muchos enfermos y echó a muchos demonios.
De esta manera manifiesta la identidad de Jesús, como
Alguien que tiene autoridad, tanto sobre la naturaleza,
como pueden ser las enfermedades, como también sobre
los espíritus inmundos.
También el texto recoge la misión de Jesús de anunciar y
actualizar el Reino con su vida y su predicación: “
Vámonos a otra parte,
a las aldeas cercanas,
para predicar
también allí; que para
eso he salido”.
San Marcos nos da a conocer no sólo a un Jesús que sana,
hace milagros, sino que nos muestra también su corazón, su
actitud, su relación con el Padre:
“…cuando todavía estaba muy oscuro, se marchó a un
lugar solitario y allí se puso a orar”.
Esto nos revela su búsqueda, su
comunicación e intimidad con el
Padre.
Esta es la íntima relación que Jesús
manifiesta entre la oración y la misión,
entre su tiempo para Dios y su tiempo
para la gente,
manifestando así
una relación
mutua entre
ambas
realidades, donde
una lleva a la otra
y cada una se
expresa en la
otra.
Jesús viene a
salvar a todos,
a que cada uno
tengamos vida
abundante en
toda la dimensión
de la persona.
meditación
¿Qué me dice el Señor en el Texto?
Jesús era sensible con los que sufrían, era cercano con
los que pasaban necesidad…, como discípulo debemos
imitar sus actitudes y actuar como Él.
¿Eres capaz de ver la necesidad del que
tienes a tu lado?,
¿te acercas a ellos y
haces algo por
ayudarlos o justificas
tu indiferencia?
¿Qué haces para imitar la vida de
Jesús?
El Señor buscaba tiempo para orar, para estar a
solas con el Padre.
¿Te esfuerzas por tener
cada día un tiempo de
oración, dejarte inundar por
el amor de Jesús y dejarte
transformar por Él?
¿Has logrado realizar en tu vida
la síntesis entre oración y
acción?
¿La oración te
lleva al servicio a
los hermanos y la
acción te conduce
a la intimidad con
el Señor?
La gente quería que Jesús solucionara sus penas y
enfermedades, pero Él sabía que tenía que anunciar la
Buena Nueva.
¿Cómo participas en comunicar
y anunciar el Evangelio?
¿Cómo colaboras para que el mensaje de Jesús sea
conocido y vivido?
oración
¿Qué respondo al Señor que me habla en el Texto?
Sana, Señor…
y cicatriza las huellas de mi pecado,
todo lo que me quita la paz,
mis rencores y resentimientos.
Sana, Señor…
mis actitudes y dame tus sentimientos,
la dureza de mi corazón y lléname de ti,
mis inseguridades, mis fragilidades…
Sana, Señor…
lo que me aleja de ti…
y todo lo que impide que Tú seas todo en mi
vida.
contemplación
¿Cómo reflejo en mi vida lo que me dice Dios en el Texto?
“Él se acercó, la cogió de la mano…”.
Deja que Jesús se acerque te tome la mano y te cure.
Experimenta la fuerza y la gracia de Dios que te impulsan al
servicio.
“…la levantó”, la puso en pie, le devolvió la
dignidad.
Así está siempre Jesús:
como una mano tendida que nos
levanta, como un amigo cercano
que nos infunde vida.
La mujer curada por Jesús se pone a “servir” a todos.
Lo ha aprendido de Jesús.
Sus seguidores hemos de
vivir acogiéndonos y
cuidándonos unos a otros.
“…le llevaron todos los enfermos…”
¿Cómo te presentas tú ante Jesús?
¿Cómo necesitado, confiado, amado,
atendido en todo momento…?
¿Cómo te presentas en tus
actividades y trabajos?
¿Te sientes protagonista o dejas que Jesús actúe por tu
medio?
acción
¿A qué me comprometo?
Trata de identificarte con la suegra de Pedro
que está enferma y con fiebre y analiza
cuáles son tus “enfermedades” y tus
“fiebres” hoy.
“la oración es un impulso del corazón,
una sencilla mirada al cielo, un grito
de agradecimiento y de amor en las
penas como en las alegrías”
Aplícate este
pensamiento de Teresa
de Jesús:
Plantéate, para esta
semana, alguna acción
concreta para consolar y
acompañar a personas que
estén sufriendo.
FIN
Descargar

Diapositiva 1