Julia de Burgos
Puerto Rico
1914-1953
Nace en el barrio Santa Cruz, de Carolina.
Es la mayor de una familia de trece hermanos.
Maestra y escritora
desde muy joven,
debe luchar constantemente
para sobrevivir.
A los 19 años,
se casa con
Rubén Rodríguez Beauchamp,
del cual se divorcia
tres años después.
Desde 1940 a 1942 reside en Cuba
donde conoce a Guillén y a Neruda.
En Cuba vive una apasionada relación con el
exiliado revolucionario dominicano
Juan Isidro Jimenes Grullón, quien inspirará
los poemas de Canción de la verdad sencilla.
Decepcionada por el fracaso
de la relación amorosa,
escapa de Cuba
y se radica en Nueva York.
Deambula por la ciudad
en busca de empleo;
trabaja como
inspectora de óptica,
empleada de un
laboratorio químico,
vendedora de lámparas,
oficinista, costurera;
continuamente
cambia de domicilio.
Atestigua la dura vida
del inmigrante
puertorriqueño en
Estados Unidos.
En febrero de 1953
escribe en inglés
el poema
“Farewell in WeIfare
Island”,
grito y denuncia de la
desesperante situación
que la atormenta.
Life was somewhere forgotten
and sought refuge in depths of tears
and sorrows;
over this vast empire of solitude and darkness…
It has to be from here,
forgotten but unshaken,
among comrades of silence
deep into Welfare Island
my farewell to the world.
Cinco meses mas tarde, a los 39 años,
enferma y alcohólica, fue encontrada inconsciente entre la
Calle 106 y la Quinta Avenida.
Falleció al ser trasladada al Hospital de Harlem.
Ante la falta de identificación,
su cuerpo fue enterrado en una tumba anónima.
Posteriormente fue trasladada a Puerto Rico y sepultada
en el Cementerio de Carolina, el lugar más cercano posible
al Río Grande de Loíza que tanto la apasionó.
“¡Río Grande de Loíza!...
Enróscate en mis labios y
deja que te beba,
para sentirte mío por un
breve momento…”
Ay ay ay de la grifa negra
Dícenme que mi abuelo fue el esclavo
por quien el amo dio treinta monedas.
Ay ay ay, que el esclavo fue mi abuelo
es mi pena, es mi pena.
Si hubiera sido el amo,
sería mi vergüenza;
que en los hombres, igual que en las naciones,
si el ser el siervo es no tener derechos,
el ser el amo es no tener conciencia.
Fin
Descargar

Julia de Burgos - Arleta High School