PENSAMIENTOS
EVANG. Lc.
Por
MR
Feliz el pueblo que cree en la palabra de
Dios, porque el Señor obra maravillas en
los humildes.(Lc.1,38)
La gente le preguntaba: “¿Qué debemos
hacer?.El les contestaba: El que tenga
dos capas que de una al que no tiene y
quien tenga que comer, haga lo
mismo.(Lc.3,10-11
No abuséis de la gente, no hagáis falsas
denuncias y contentaos con los que os
pagan. (Lc.3,14)
El señor me envió a traer la buena nueva a
los pobres, a anunciar a los cautivos su
libertad y a los ciegos que pronto van a ver.
A despedir libres a los oprimidos y a
proclamar el año de gracia del Señor.
(Lc.4.18-19)
Pero a vosotros que me escucháis os
digo: Amad a vuestros enemigos,
haced el bien a los que os odian,
bendecid a los que os maldicen, rogad
por los que os maltratan. Al que te
pegue en una mejilla preséntale la
otra;... (Lc. 6,27-29)
Pero Jesús tomó la palabra y les dijo: No
son las personas sanas las que necesitan
de médico, sino las enfermas. No he venido
a llamar a los justos, sino a los pecadores a
que se arrepientan. (Lc. 5,31-32)
Habrá más alegría en el cielo por un solo
pecador que se arrepienta, que por 99
justos que no tienen necesidad de
convertirse (Lc.15,7)
Si amáis a los que os aman, ¿Qué mérito
tenéis? También los malos aman a los
que les aman. Y si hacéis el bien a los que
os lo hacen a vosotros ¿qué mérito
tenéis? También los pecadores obran
así...
Por el contrario, amad a vuestros
enemigos, haced el bien y prestar sin
esperar nada a cambio; entonces vuestra
recompensa será grande y seréis hijos
del Altísimo...(Lc. 6,32-35)
"No juzguéis y no seréis juzgados. No
condenéis y no seréis condenados.
Perdonad y seréis perdonados. Dad y se os
dará" (Lc 6,37-38).
El que quiera salvar su vida la perderá, pero el
que pierda su vida por mi causa la salvará.
Pues, ¿de que le sirve al hombre ganar el
mundo entero si pierde su alma?(Lc. 9,23-25)
El que recibe a un niño en mi nombre, a mí
me recibe y el que me recibe a mí, recibe al
que me envió porque el más pequeño entre
vosotros, ese es el más grande(Lc.9,48)
El que se avergüence de mí y de mis
palabras delante de los hombres, también
el Hijo del Hombre se avergonzará de él
cuando venga rodeado de gloria(Lc. 9,26)
El Hijo del Hombre no ha venido a perder a
los hombres sino a salvarlos (Lc.9,55)
Las zorras tienen madrigueras y las aves
del cielo nidos, pero el Hijo del Hombre no
tiene donde reclinar su cabeza (Lc.9, 58)
Maestro: ¿Qué debo hacer para
conseguir la vida eterna?
Amarás al Señor tu Dios con todo tu
corazón, con toda tu alma, con todas
tus fuerzas y con todo tu espíritu; y
a tu prójimo como a ti mismo
(Lc. 10,25-26)
Quien no está conmigo, está contra mí
y quien no recoge conmigo,
desparrama (Lc. 11,23)
Tratad a los demás como queráis
que os traten a vosotros (Lc. 6,31)
•Jesús contestó: Felices sobre todo
los que escuchan la palabra de Dios y
la cumplen (Lc.11,28)
No temáis a los que pueden matar el cuerpo y
no pueden hacer nada más...Temed al que
después de quitarle a uno la vida tiene poder
para arrojarlo a los infiernos (Lc.12,4-5)
Pues bien, yo os digo: Pedid y se os dará,
buscad y hallaréis, llamad y os abrirán;
porque todo el que pide recibe y el que busca
halla y al que llama se le abre (Lc. 11,9-10)
No estéis siempre pendientes de lo que
comeréis o beberéis...Vosotros, en cambio,
pensad que vuestro Padre sabe lo que
necesitáis (Lc.12,29-30)
El que se encumbra será humillado y
el que se humilla será encumbrado
(Lc.14,11)
Habrá más alegría en el cielo por un solo
pecador que se arrepienta, que por 99
justos que no tienen necesidad de
convertirse (Lc.15,7)
Hijo había que hacer una fiesta y
alegrarse, porque tu hermano estaba
muerto y ha vuelto a la vida, estaba
perdido y ha sido encontrado (Lc.15,32)
Nadie puede servir a dos señores porque
verá con malos ojos al primero y querrá
al otro o viceversa. No podéis servir al
mismo tiempo a Dios y al dinero
(Lc.16,13)
•Vosotros estad preparados, porque en el
momento que menos lo esperéis vendrá el
hijo del hombre.(Lc.12,40)
Cuando estaba en la cruz Jesús decía:
Padre perdónalos porque no saben lo
que hacen (Lc.23,33)
Descargar

Diapositiva 1