RESILIENCIA
Reflexión
El enemigo
Yo tuve un enemigo que mis pasos
seguía, y aunque parezca extraño
yo no los conocía. Mis planes y mis
metas, todo desbarataba, mis
mejores deseos, por él no los
lograba.
Un día pude atraparlo, reclamé
su cinismo. Le destapé la cara
y me encontré a mi mismo.
Pero desde ese día todo se
transformó,
pues
aquel
enemigo, mi amigo se volvió.
Ese
subconsciente
que
antes
interfería, ahora me ayudaba y mis
deseos cumplía. Una vez que mis
planes a él yo le confiaba, casi sin
darme cuenta, él solo los lograba.
Convencía a la gente, entusiasmo
me dio. Logró oportunidades y mi
salud cuidó. Hoy que estamos de
acuerdo y que descubrí esa fuerza,
todo me viene fácil y nada hay que
me venza.
Yo puedo dar a otros y no temo al destino.
Por que soy solo yo quien marca mi camino.
Ahora que ya no existe conflicto entre los dos,
puedo llegar a todo … … … … … .
Ejercicio de
reconocimiento personal
Mis cualidades y aptitudes para
ser resiliente
1.
Toma una hoja de papel y dóblala por la
mitad. Has dos dibujos, como los que se
muestran a continuación.
Mis
limitaciones
Mis
motivaciones
Mis
habilidades
Mis obstáculos
Mis sentimientos
negativos
Mis temores
¿Dónde estoy
actualmente?
Mis sentimientos
positivos
Mis anhelos
¿A dónde quiero
llegar?
2.
Uno te representará a ti, como la persona que eres,
no en tu rol de madre o padre, sólo quien tú eres. El
otro representará a tu hijo o hija; ubícalo como la
persona que es, fuera de su papel de hijo o hija.
3.
Completa el esquema según reconozcas lo que ahí se
te indica. Con tu hijo o hija, cambia el “mis” por
“sus”.
4.
Ahora, con todas estos aspectos sobre los que has
reflexionado, redáctalas en tiempo presente y
primera persona: Yo soy ….. y tengo ……., yo logro
…….. Igual para tu hijo o hija.
Ahora, se revisaremos ¿qué se entiende por
resiliencia?
►
La
resiliencia
es
la
capacidad
que
posee
un
individuo
frente
a
las
adversidades, para mantenerse
en pie de lucha, con dosis de
perseverancia,
tenacidad,
actitud positiva y acciones, que
le permiten avanzar en contra
de la corriente y superarlas.
►
Es la habilidad para resurgir
de la adversidad, adaptarse,
recuperarse y acceder a una
vida significativa y productiva
►
Toma la hoja del ejercicio previo, de igual manera en una
columna anota tus propias observaciones y en la otra la de tu
hijo o hija.
►
A partir de la definición de resiliencia, de las habilidades u
obstáculos que hayas descubierto en ti y en tu hijo o hija,
responde a los siguientes cuestionamientos.
►
Ayudará a entender por qué en algunas ocasiones salimos
airosos de los eventos o situaciones adversas de manera más
rápida, al tiempo de que vamos superándonos a nosotros
mismos.
1.
¿Cuál es mi disposición o tendencia a mirar los
acontecimientos a los que me enfrento?
2.
¿Insisto en lograr mis objetivos a pesar de los
obstáculos y contratiempos?
3.
¿Actúo desde el miedo o desde la perspectiva
del éxito?
4.
En estas circunstancias ¿qué es lo que me digo
a mi mismo?
5.
¿Cómo expreso mis emociones?
6.
¿Suelo actuar por mi mismo o por alguien más?
7.
¿Actúo por convencimiento propio o por imposición?
8.
¿Cómo me enfrento a los problemas y/o a la
adversidad?
9.
¿Cuáles son mis auto-esquemas negativos o mis
creencias que se activan en situaciones o eventos
estresantes?
Fábula
Que nos enseña como ser
resistentes ante las
adversidades
- Ser Resilientes -
“Una hija estaba muy molesta porque parecía que
cuando un contratiempo se le solucionaba, aparecía un
problema nuevo aún más complicado. Habló de ello
con su padre, que era jefe de cocina. La miró y,
sonriente, cogió tres ollas.
En una olla puso algunos huevos, en otro algunas
zanahorias y en una tercera ollita, café. La joven se
quedó pasmada pensando que su padre no la
escuchaba, como ya era habitual, porque en lugar de
proporcionarle una respuesta se ponía a cocinar.
Después de veinte minutos de cocción, el padre le
preguntó a su hija ¿Qué ves?.
La chica se quedó atónita. ¿Qué quieres que vea?
¡Cómo no me haces ningún caso mientras cueces unos
huevos y unas zanahorias y haces café!, respondió
medio enfadada. El padre imperturbable la invitó a
palpar los tres ingredientes. La joven azorada le
preguntó qué significaba.
El le respondió: “los huevos eran frágiles antes de la
cocción, y ante la adversidad (el calentamiento con el
fuego) se han vuelto duros; las zanahorias, en cambio,
eran duras y con el fuego se han vuelto blandas; en
cambio; el café, cuando ha sido calentado ha sido
incluso capaz de poder transformar su contexto: el
café ha transformado el agua.
¿Qué deseas ser tu, hija mía, ante las adversidades?
Ojala que seas como el café y que cuando aparezcan
los problemas o las adversidades, seas capaz de ser
fuerte, sin dejarte vencer ni aislarte, salir airosa e
incluso mejorar tu misma consiguiendo cambiar tu
entorno”.
Ahora, con todas estos aspectos
sobre los que has reflexionado a partir
del cuestionario, redacta en tiempo
presente y primera persona: Yo soy
….. y tengo ……., yo logro …….. Igual
para tu hijo o hija.
Descargar

Diapositiva 1