Las mujeres que leemos somos
peligrosas…
porque dejamos
que se queme el arroz.
Día 23 de abril
Por la lectura, capaz de igualar a hombres y a mujeres.
…porque nos salimos del
papel establecido:
“Mujer que sabe latín, no
tiene marido ni buen fin”.
Anastasia, ilustradora de los libros
de Cristina de Pizan. Siglo XIV.
Elisabetta Sirani nació en
1638 en Bolonia, Italia.
Elisabetta pintó una gran
variedad de temas, y los
pintaba con rapidez
asombrosa. Elisabetta fundó
una escuela de arte para
enseñar a mujeres.
Sirani formó parte del
reducido grupo de mujeres
artistas que gozaron de fama
internacional en su tiempo,
junto a Anguissola, Teerlinc y
Fontana.
Años después, la hicieron
desaparecer por completo
de la historia del arte.
… porque al leer y adquirir cultura, nos
rebelamos ante la discriminación:
“La sabiduría de la mujer destruye la casa”,
proverbio ruso
.
Doris Raab
(1851-1899)
Elaine Freid de Koone
… porque al leer rompemos la idea de superioridad
de los varones:
“Sabiduría de mujer, sabiduría de mono”,
proverbio japonés.
Lavinia Fontana
(1552-1614)
Sofonisba
Anguisola
(1531-1626)
Kauffmann,
Angelika (17411807)
…porque teniendo libertad al leer rompemos
con la sumisión:
“El hombre sale de la infancia, pero la mujer no se hace adulta nunca”,
proverbio africano.
SUZANNE VALADON
(1865-1938)
Mary Cassat (18441926)
Tamara de
Lempicka
(1898-1980)
…porque abrimos nuevos horizontes y nuevas ventanas al mundo:
“Mujer leída es mujer perdida”,
refrán español y portugués.
Martha Simskins, 1930.
Laura Muntz Lyall (1860-1930)
…porque el libro enseña a las mujeres que
la verdadera vida no es aquella que le hacen vivir:
“La mujer sabia es doblemente insensata”,
proverbio inglés.
Berthe Morisot (1841-1895)
Bertha Wegmann (1847-1926)
…porque somos peligrosas dependiendo de lo
que leamos:
“Virtuosa es la mujer sin conocimientos”,
proverbio chino.
Rebecca Solomon
(1832-1886)
Marie Spartali Stillman
(1844-1927)
…porque leyendo en la intimidad
conquistamos espacios de libertad:
“La mujer sólo tiene medio cerebro”,
proverbio árabe.
Vanessa Bell
(1879 -1961)
Gwen John
(1876-1939)
No somos peligrosas por leer:
somos peligrosas por no someternos.
Ángeles Santos (Port Bou, Gerona, 1911)
FELIZ 23 de abril,
POR NOSOTRAS Y POR TODAS AQUÉLLAS
QUE NO PUEDEN CELEBRARLO.
día del libro:
Descargar

Las mujeres que leemos somos peligrosas