Todo hombre
tiene que decidir
cuál es el valor
supremo
de su vida.
“Acuérdate de tu Creador
en los días de tu juventud,
antes que vengan los días
malos, y lleguen los años de
los cuales digas: No tengo
en ellos contentamiento…”
Eclesiastés 12:1
“Pedid, y se os dará;
buscad, y hallaréis; llamad,
y se os abrirá. Porque todo
aquel que pide, recibe;
y el que busca, halla; y
al que llama, se le abrirá.”
Mateo 7:7,8
“Por nada estéis afanosos,
sino sean conocidas vuestras
peticiones delante de Dios
en toda oración y ruego,
con acción de gracias…”
Filipenses 4:6
¿Hacia dónde
nos llevan todos
estos pasajes?
Mateo
6:33
“Mas buscad
primeramente
el reino de Dios
y su justicia,
y todas estas cosas
os serán añadidas.”
El pasaje, soportado
por su contexto,
indica un principio
fundamental que
es el motor para hacer
menguar la ansiedad
en la vida diaria.
La ansiedad
por las cosas
de la vida nos hace
perder de vista
las cosas celestiales.
¿Cómo puedo
revertir el hecho de
que la ansiedad me
gobierne en las cosas
básicas de la vida?
Pudiéramos enumerar
varios pasos, pero el texto
nos conduce a considerar
dos líneas de pensamientos
que pueden ayudarnos
a entender qué debemos
hacer para no
permanecer ansiosos.
EL MANDATO
DE CONSOLIDAR
NUESTRA RELACIÓN
CON DIOS.
“Mas buscad
primeramente
el reino y
su justicia …”
A. POR MEDIO DE UN
ACERCAMIENTO PERSONAL
1. De forma continua.
“Mas buscad…”
2. De forma prioritaria.
“…primeramente”
a. La historia de Agar.
Génesis 16:1-10; 21:10-18.
b. 1º Cr. 28:9 “Y tú, Salomón,
hijo mío, reconoce al Dios de
tu padre, y sírvele con
corazón perfecto y con
ánimo voluntario; porque
Jehová escudriña los
corazones de todos, y
entiende todo intento de los
pensamientos. Si tú le
buscares, lo hallarás; mas si lo
dejares, él te desechará para
siempre.”
B. POR MEDIO DE UN
ACERCAMIENTO ESPECÍFICO
“Mas buscad… el reino...
y su justicia...”
1. Que implica conocer mejor
a Dios.
2. Que implica comprometerse
más con Dios.
El mandato de
consolidar nuestra
relación con Dios
es el primer antídoto
para la ansiedad…
EL MANDATO
A DESCANSAR
EN LA PROVISIÓN
DE DIOS.
A. EN LOS BIENES NECESARIOS
PARA LA VIDA “y todas estas cosas”
1. V. 25. “comida, bebida, vestido”
a. “Turbarse” sig. “ser sacudido
o agitado”.
b. “Afanarse” sig. “ser dividido
o partido”.
2. Israel en el desierto. Éx. 16:1-3.
B. EN LA GENEROSIDAD EN
QUE SERÁ BRINDADA “ …os serán
añadidas”
1. “Añadidas” Lit. sig. “añadir,
poner al lado, aumentar”.
2. Elías en el arroyo de Querit.
1º Reyes 17:2-9.
Las crisis en la vida de
los creyentes pueden ser
diversas (familia, trabajo,
económica, emocional,
social, etc.) pero la más
grave de todas, a la que
podemos enfrentarnos
es la ‘crisis de fe’.
La voluntad de Dios
no es que sus hijos vivamos
angustiados o ansiosos.
La voluntad de Dios
es que le busquemos
y aprendamos a
descansar en él.
“…puestos los ojos
en Jesús, el autor
y consumador
de la fe…”
Hebreos 12:2
LUNES 19 DE AGOSTO 2013
Descargar

Diapositiva 1 - Iglesia Bautista Berea de Monterrey