1
Mi vida perdura más o menos de 10 a 15 años
y no quiero separarme de ti.
2
Dame tiempo para entender qué es lo que esperas de mí.
3
Confía en mí porque es importante para mi bienestar.
4
No te enojes conmigo por mucho tiempo y
tampoco me encierres como castigo.
5
Tú tienes tu trabajo, tus amigos, te entretienes…
y yo solo te tengo a ti.
6
háblame, aunque no entienda tus palabras.
Pues comprendo el tono de tu voz cuando hablas.
Sé conciente en tu forma de tratarme
puesto que nunca la olvidaré.
7
Antes de golpearme o lastimarme,
recuerda que también puedo lastimarte
con una mordida pero no lo haré pues eres
mi amo.
8
Antes de retarme por ser perezoso y desobediente, pregúntate si algo me ha estado
molestando. Tal vez… no me estas teniendo en cuenta, he estado mucho tiempo bajo
el sol
o mi corazón esta envejeciendo o debilitándose.
9
Por favor cuídame cuando envejezca
ya que tú también envejecerás algún día.
10
En mi último viaje no me dejes solo,
quédate conmigo y nunca digas que no soportas mirarme. No me dejes enfrentar
esto solo.
Todo es más fácil para mi si tú estas a mi lado porque siempre: ¡te amaré!
Tómate un momento hoy para agradecerle a la vida
por tus mascotas, disfrútalos y cuídalos.
La vida sería una experiencia un poco triste sin estos animalitos de Dios.
Por favor, pasa este mensaje a quien tenga una mascota o la haya tenido.
No tenemos que esperar a llegar al paraíso para estar rodeados de amor, esperanza y
felicidad.
¡Están aquí en la tierra y tienen Cuatro Patas!
Descargar

Diapositiva 1