Los tuareg forman parte del mito: jinetes sobre elegantes
camellos, viajeros en una tierra infinita, son, uno de los
últimos pueblos libres de nuestro planeta.
Pero la realidad es muy diferente. Sometidos a unas
condiciones extremadamente adversas, estos grupos nómadas
padecen frecuentes periodos de hambre y se ven obligados a
practicar el pillaje como medio de subsistencia. Víctimas de la
represión colonial y de la posterior división del desierto en
áreas, actualmente viven recluidos en tres Estados y su
libertad de movimientos está muy restringida.
La sedentarización y la necesidad de buscar nuevos medios de
vida es, el destino de este pueblo antiguamente poderoso y
temido.
‫طوارق‬
CON EL DESIERTO ANTE TI, NO DIGAS: ¡ QUÉ SILENCIO ¡
DÍ: NO OIGO.
Con el desierto ante ti, no digas : ¡ qué inmensidad ¡
Di: ¿por dónde comienzo ?
Con el desierto ante ti, no digas: ¡ qué aridez ¡
Di: ¡ qué extraña belleza ¡
Con el desierto ante ti, no digas: ¡ qué soledad ¡
Di: soy lo que conmigo llevo
Con el desierto ante ti, no digas: ¡ qué oscuridad ¡
Di: no veo, pero lo siento
Con el desierto ante ti, no digas: ¡ qué pobreza¡
Di: ¿qué más necesita mi pensamiento?
Con el desierto ante ti, no digas: ¡ no puedo más ¡
Di: si las dunas
avanzan, yo también
Con el desierto ante ti, no digas: ¡ qué sed ¡
Di: ¿cuánto preciso beber?
Con el desierto ante ti, no digas: ¡ imposible vivir ¡
Di: la vida es lo que he de aprender
Con el desierto ante ti, no digas: ¡ qué cansancio ¡
Di: ¡ cuánto camino por recorrer ¡
Con el desierto ante ti, no digas: me doy por vencido
Di: seguiré, aunque quizás no llegue a mi destino
Con el desierto ante ti, no digas: ¡ no hay nadie más ¡
Di: todos tenemos desiertos que
atravesar y desiertos que coincidir
Con el desierto ante ti, no digas: la arena me abrasa
Di: con la arena se construyen casas
Con el desierto ante ti no digas: estoy perdido
Di: tiene que haber algún camino
Con el desierto ante ti, no digas: jamás saldré
Di: lo que tiene comienzo
tiene su fin.
Con el desierto ante ti, no digas:
¡ nunca encontraré mis dichas¡
Di: ¡ por fin perdí mis miedos ¡
Di: allí aprendí lo más
cierto.
Cuando estés ante tu desierto, piensa,
que es uno de los paisajes más bellos de
la tierra: no temas, en él está tu sustento
Cuando estés ante el desierto no digas: ¡ qué silencio¡
Di: no oigo (tuareg)
Victoria
Más sitios interesantes:
Frases
Videos
Postales
Wallpapers
Descargar

PROVERBIO ARABE