LA COMPETICIÓN
DE LAS RANAS
Hace muchos años, en el lejano
país de las ranas, se organizó
una interesante competición.
La prueba consistía
en llegar a lo más alto
de una gran torre.
Había en el lugar una gran
cantidad de gente que,
curiosos, no querían perderse
el acontecimiento.
A una señal del juez
de la prueba, comenzó
la competición...
Nadie creía que las ranas
pudieran alcanzar la cima de
aquella torre...
Por eso comenzaron a decir:
¡Qué pena, no lo van a conseguir,
no lo van a conseguir...!
Algunas ranas comenzaron a
abandonar la carrera.
Pero había una que persistía y
continuaba sin hacer caso de
las voces...
Poco a poco muchas ranas se
fueron dando por vencidas...
Excepto aquella ranita que seguía
tranquila, cada vez con más
fuerza.
Casi al final de la competición,
todas desistieron...
...menos esa ranita que,
curiosamente, en contra de todos
y de las voces de los curiosos...
quiso y pudo llegar a la cima
con un gran esfuerzo.
Las demás quisieron saber cómo
lo había hecho.
Una se acercó a preguntarle
cómo había conseguido concluir
la competición.
Y así pudo descubrir que
aquella ranita...
...¡era SORDA!
¡No permitas que los
pesimistas y negativos
derrumben las mejores y más
profundas esperanzas de tu
corazón!
Recuerda el poder que
tienen las palabras
que escuchas...
¡Por lo tanto,
preocúpate de buscar
siempre el lado
positivo de las cosas!
Y sé siempre sordo
cuando alguien te diga
que no eres capaz de
realizar tus sueños.
¡Buena
Suerte!
Descargar

No Slide Title